Donostia prohibirá el tráfico de coches privados en el centro en 2024

El Ayuntamiento presenta su propuesta de Plan de Movilidad para lograr una zona de bajas emisiones cuando la pasante del Topo esté en marcha

19.11.2021 | 14:42
Donostia prohibirá el tráfico de coches privados en el centro en 2024. La Avenida Libertad se plantea como vía exclusiva para el transporte público.

El Ayuntamiento de Donostia ha presentado este viernes su nuevo modelo de movilidad, que será realidad una vez esté en marcha el nuevo ramal del Topo, hacia 2024, y que prevé, entre otras cuestiones, que la zona centro se reserve en exclusiva para el transporte público y los vehículos autorizados por ser residentes, profesionales y otros.

El alcalde, Eneko Goia, y la concejala de Movilidad, Pilar Arana, dieron a conocer los principales detalles de la transformación, tras presentarla a los grupos políticos, que deberán realizar sus aportaciones, al igual como distintos agentes sociales, como vecinos, comerciantes e instituciones afectadas antes de su puesta en marcha. Entre todos ellos se irán decidiendo los detalles de cada fase aplicación del plan que, por el momento, es un esquema general, aunque con directrices claras. El objetivo, conseguir una zona central de bajas emisiones que, más adelante, se irá extendiendo hacia los barrios colindantes.

El triángulo comprendido entre el Boulevard, el río y la calle Easo estará pues vetado al tráfico privado, aunque los coches podrán acceder a los parkings por itinerarios "limpios" para entrar y salir, dijo Goia, es decir, que no podrán callejear por el interior del Centro.

La Avenida, por ejemplo, quedará libre de tráfico privado (con excepción de los autorizados) y con un bidegorri en la propuesta, que ha sido denominada como Datorren Donostia.

El nuevo esquema prevé cambios como, por ejemplo, que la avenida de la Zurriola quede con un único sentido de la circulación, lo que permitirá crear una nueva zona peatonal cerca de Sagüés. También se creará un nuevo peatonal entre el túnel de Ondarreta y los jardines cercanos, que quedarán unidos al paseo.

Otras zonas, como el Paseo de los Fueros, también eliminarán el tráfico, con lo que serán peatonales y se ampliará el parque de Araba, uniéndolo al de Menchu Gal, así como el Jardín de la Memoria.

Una serie de cámaras colocadas en los puntos de acceso a la zona vetada al tráfico privado permitirán hacer cumplir las normas. No obstante, la concejala de Movilidad aseguró que "todo el que lo necesite" podrá acceder a las calles para gestiones concretas.

noticias de deia