Hito de la vacunación en Euskadi, 2.000.000 de dosis en seis meses

Las vacunas –el 67% de vascos ha recibido, al menos, una– cambian el rumbo de la pandemia, y Urkullu afirma que "nos mantendremos en emergencia durante el tiempo necesario"

28.06.2021 | 01:12
Una persona recibe una dosis de la vacuna en una imagen de archivo.

Euskadi se encamina a los dos millones de vacunas suministradas en seis meses de campaña. Ayer domingo se cumplió medio año del inicio de la vacunación, y gracias a los antídotos administrados y a la gestión sanitaria, se ha podido aliviar la carga asistencial de los hospitales, así como reducir drásticamente los fallecimientos al estar ya protegida la población más vulnerable. A seis meses vista de aquellas primeras inyecciones, Euskadi ha alcanzado dos hitos; dos tercios de los vascos adultos susceptibles de ser vacunados, es decir mayores de 16 años, ya tiene, al menos, una dosis de alguno de los cuatro fármacos autorizados. Y 800.000 han recibido la pauta completa. Según consta en el último boletín, hasta el viernes se habían inyectado 1.934.329 dosis de las 2.111.960 recibidas.

El calendario de vacunación ha cogido velocidad de crucero y esta semana, Osakidetza avanza con la inoculación de los treintañeros y los sexagenarios que recibieron su primera dosis de AstraZeneca (allá por Semana Santa) completan su segunda fase.

En este contexto, el lehendakari, Iñigo Urkullu, advirtió ayer domingo de que Euskadi se mantendrá en estado de emergencia sanitaria "durante el tiempo que sea necesario".

Expansión de la variante delta
 

En una reflexión en Facebook, el lehendakari se remitió a los expertos que defienden la necesidad de "mantener las medidas hasta alcanzar, al menos, la tasa de 60 casos positivos por cada 100.000 habitantes". "Preocupa y da sentido a la continuidad en emergencia sanitaria la expansión creciente de la variante delta, así como la tasa de incidencia alta en jóvenes, principalmente", explicó. Recordó que sigue habiendo "brotes y rebrotes", lo que implica que "la pandemia no ha terminado y que se debe hacer un último esfuerzo", por lo que volvió a apelar al compromiso personal y comunitario.



No obstante, las vacunas han supuesto un punto y aparte en la evolución de la pandemia. El 27 de diciembre de 2020, tras meses devastadores, arrancó en Euskadi la inmunización contra el covid-19. Begoña del Olmo, en una residencia de Elorrio, Bernardina Escudero, en Hondarribia y Consuelo Landa en Gasteiz, recibiendo su primer pinchazo, se convirtieron en un emblema de esperanza. Ellas fueron también el santo y seña de una profilaxis destinada a frenar la mayor crisis sanitaria conocida que se había cebado con los más mayores. Hoy, las franjas de edad más susceptibles de sufrir la gravedad del covid-19 ya están inmunizadas, y todos los sectores de riesgo tienen un alto nivel de protección.

Aunque las primeras semanas de enero, la vacunación iba a trompicones ya que la CAV apenas recibía 16.000 dosis semanales. Hoy, sin embargo, se superan las 200.000 y previsiblemente esta semana, con récord de llegada de lotes, se pueden alcanzar las 300.000. Cabe recordar que, en medio, hubo que vencer problemas en las entregas, parones por los episodios de trombos, suspensiones temporales, estudios para combinar vacunas etc... Todo con el objetivo de que en agosto se alcance la anhelada inmunidad de grupo, que en Euskadi supone haber vacunado a alrededor de 1.800.000 vascos.

El mejor dato desde agosto
 

Estos fármacos han cambiado el rumbo de la pandemia y han posibilitado una notable mejora de los datos. Porque las vacunas tienen un claro reflejo en los hospitales y desde el 2 de agosto de 2020 no se veía una situación tan relajada con solo siete nuevos pacientes ingresados el sábado por las complicaciones derivadas del virus. Así, en los hospitales vascos, ingresaron en planta siete nuevos enfermos, 24 menos que el día anterior. La ocupación en UCI, por el contrario, varía algo más y suman 35 pacientes graves con coronavirus.

El respiro que ha hado el SARS-Cov-2 está ligado estrechamente a la vacunación. De los 545 casos por cien mil habitantes que se registraban hace solo dos meses, a los pocos más de cien de la actualidad. En este sentido, Euskadi contabilizó anteayer 145 nuevas infecciones por covid-19, 63 menos el día anterior. Sin embargo, todavía no se dispone del número exacto de contagios importados de Mallorca porque no se ha actualizado el resultado de los cribados realizados este fin de semana en 20 puntos de Euskadi a jóvenes entre 16 y 18 años que han estado de viaje de fin de curso en la isla balear.

Y es que superado el recelo inicial, ahora hay una gran demanda de vacunas. Es el caso de estudiantes de Erasmus que ayer domingo reclamaron en las tres capitales vascas que se les inocule el antídoto frente al covid-19, como ya se ha hecho a alumnos de otras comunidades, para que puedan viajar a los países destino de sus becas. Jóvenes concentrados ante el Palacio de Justicia de Bilbao con maletas y carteles pidiendo ser inmunizados, y estudiantes movilizados en Gasteiz y Donostia, exigieron a la rectora de la UPV, Eva Ferreira, y a la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, que hagan todo lo posible para que los Erasmus vascos reciban ya las vacunas.

los datos del día

145 casos

bajada en toda la cav. El sábado se efectuaron 4.656 PCR y test de antígenos, en los que se detectaron 145 positivos, con descensos notables en los tres territorios vascos.

3,1% positivos

tasa. Dado que se realizaron casi 2.000 pruebas menos que el día anterior, el descenso de casos se traduce en una reducción de solo una décima de positividad, en concreto, el 3,1%.

35 en UCI

presión asistencial. En los hospitales vascos, ingresaron siete pacientes, 24 menos que el viernes. Las UCI sumaron un enfermo más y acogen a 35 personas con covid-19.

noticias de deia