El sector nupcial plantea bodas con PCR para recuperar el baile

120 invitados a una ceremonia se realizarán hoy viernes la prueba para que sea un evento seguro

21.05.2021 | 01:28
Manifestación el pasado marzo del sector nupcial ante la caída de la facturación.

A las 19.00 horas de hoy viernes, en la explanada de San Mamés, los 120 invitados a una boda que tendrá lugar mañana sábado en Güeñes se realizarán una PCR y pruebas de antígenos para disfrutar así de una ceremonia segura. Se trata de una prueba piloto con la que la Asociación del Sector Nupcial del País Vasco, Ehese/Asnpv, pretende demostrar que el protocolo de bodas seguras es eficaz y que, con mascarilla y superadas las pruebas, se podría recuperar el baile. Alex Muñoz, presidente de la asociación, señala que esta es una propuesta que plantean para su inclusión en la ley antipandemia que se elabora en estos momentos en el Parlamento Vasco.

Para realizar los controles sanitarios, la empresa de eventos que organiza la ceremonia, ha contratado una furgoneta que lleva una unidad móvil para hacer las pruebas.

Mañana sábado, ya en la boda, mantendrán todas las medidas "dispuestas en nuestro protocolo de bodas seguras, así como las medidas del Gobierno vasco para este tipo de celebraciones". Además, según señaló Muñoz, se llevará a cabo un control posterior, de manera que se valorará que los asistentes al acto –invitados, novios, familiares y profesionales– no tengan síntomas o den positivo en los quince días posteriores al enlace.

El sector nupcial vasco se manifestó el pasado marzo en Bilbao para demostrar que se pueden realizar bodas seguras frente al covid-19 y reclamar al Gobierno vasco que establezca un protocolo de seguridad para estos eventos.

La Ehese/Asnpv asegura que el sector sufrió una caída de la facturación del 92% el año pasado. En este ejercicio, de media, los 150 asociados han perdido el 68%. Por traducir a números la empresa de eventos de Alex Muñoz, en un año normal llevaba a buen puerto unas 250 bodas. El año pasado se quedaron en catorce y para este curso tienen programadas 46, aunque "día a día se van cayendo". Con la vacunación, advierte Muñoz "lo que sí estamos notando es que las parejas están aguantando un poco más antes de anular la celebración, con la esperanza de que se relajen las restricciones en la medida que haya cada vez más gente inmunizada".

Los organizadores de este tipo de eventos se encuentran con que muchas parejas cancelan las celebraciones para hacerlas en casas privadas, "donde no hay ningún tipo de medida restrictiva". De hecho, el sector ha detectado una fuga en este sentido por lo que han propuesto al Gobierno vasco que adopte medidas. "Pretendemos demostrar, por un lado, que se puede permitir la pista de baile con mascarilla y sin consumición, siempre que para consumir se tenga que volver a la mesa donde están comiendo", alega Muñoz.

Comparecencia
 

A petición del Grupo Nacionalista Vasco y del PSE la pasada semana los representantes de este sector comparecieron en la comisión de Salud del Parlamento Vasco para exponer su incertidumbre con respecto al futuro nupcial y plantear sus propuestas. "Solicitamos una serie de medidas para que las bodas pudieran celebrarse de manera segura. Para ello, presentamos un protocolo que nos gustaría tratar con los técnicos de Salud".

Muñoz explica que "en el borrador de la ley que se está elaborando vimos que la ocupación interior en estos eventos se iba a regular en un 35%, ampliable en el exterior hasta un 75%, por lo que quisimos contactar con ellos para exponer nuestras dudas. Hemos logrado que en el decreto lo cambien y nos asemejen a hostelería".

Además, comparecieron también para que no esté prohibida bailar siempre que se use la mascarilla. Respecto al cierre perimetral o a un confinamiento, plantearon que las visitas a las fincas sea considerada una actividad socioeconómica y que se pueda seguir haciéndolo "porque al fin y al cabo es donde empieza la contratación de todos los profesionales de la boda y son los pequeños ingresos que hemos podido mantener porque si las parejas de Bilbao no podían desplazarse a Gueñes, la celebración no se producía".

También han solicitado que las mesas pasen de acoger seis comensales en vez de los cuatro actuales. Argumentan que "los profesionales, restaurantes y fincas están dejándose un dineral en alquiler de menajes y mesas. Muchas bodas del País Vasco se desarrollan en el exterior de fincas y por eso no tiene mucho sentido que en el exterior solo haya grupos de cuatro".

Representantes de la asociación volvieron a reunirse ayer jueves en el Parlamento con diferentes grupos políticos. "Nos vamos reuniendo con todos porque ahora están redactando enmiendas a la propia ley. Están muy dispuestos a valorar nuestras propuestas y nos pasarán las enmiendas. El plazo de enmiendas finaliza el 1 de junio, después irá a pleno y la votación, en principio, está prevista para el 24 de junio".

Muñoz mantiene que las bodas son eventos a los que se les asocia con un gran riesgo de contagios, pero "no es así", porque "se trata de encuentros totalmente trazados donde sabemos exactamente todos los invitados que va a haber. No entra ningún desconocido. No es como un establecimiento público donde las personas que puede coincidir no se conocen entre sí".

Y, aunque la realización de las PCR tiene un coste añadido en las bodas, Muñoz explica que, curiosamente, son mayoría las parejas que prefieren que sus invitados se las hagan. Por ejemplo, de las más de veinte bodas que Gueñes tiene programadas este año, catorce de sus protagonistas han confirmado que van a hacer PCR a todos los asistentes.

Medidas

Pruebas

A todos los invitados. El sector nupcial vasco, con más 150 asociados, plantea la necesidad de que los invitados a una boda se hagan PCR o test de antígenos para asegurar que no se producen contagios en la celebración.

92%

Pérdidas. En 2020 las pérdidas en facturación en las bodas fueron de un 92% y este año calculan que se situarán alrededor del 68%.

Música

Con mascarilla. Si los invitados a una boda llevan hecha su PCR, piden autorización para que se pueda recuperar el baile con mascarilla, siempre que para beber uno se vuelva a la mesa en la que ha comido.

6

Los grupos. La mayoría de las bodas se realizan en fincas al aire libre. Piden que las mesas puedan acoger a seis comensales. Alegan además el gran gasto en alquiler de material de los establecimientos.

Conformidad

Las bodas. La mayoría de las parejas creen ventajoso hacerse la prueba.

"Muchas parejas cancelan las bodas para hacerlas en casas privadas sin restricciones"

Alex Muñoz

Asociación del Sector Nupcial País Vasco

 

noticias de deia