La UPV/ EHU reducirá en un 5% el precio de las matrículas en titulaciones científico-tecnológicas

El próximo curso 2021-2022 el resto de las matrículas volverán a quedar congeladas

07.05.2021 | 12:35
La UPV/ EHU reducirá en un 5% el precio de las matrículas en titulaciones científico-tecnológicas.

El Gobierno vasco ha informado este viernes de que el próximo curso 2021-2022 las matrículas de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) volverán a quedar congeladas para estudios de grado, máster y doctorado, y los estudios de grados en Ingeniería o de la rama de las Ciencias de las disciplinas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) verán aplicada una reducción del 5% en su matrícula.

El consejero de Educación Jokin Bildarratz, junto con el viceconsejero de Universidades e Investigación Adolfo Morais, ha dado a conocer en Gasteiz las medidas aprobadas por el Departamento de Educación en relación a las tasas públicas y becas universitarias para el curso 2021-2022.


El consejero Jokin Bildarratz ha informado de que el próximo curso 2021-2022 las matrículas de la UPV/EHU volverán a quedar congeladas, para estudios de grado, máster y doctorado. La medida se aplicará en primeras matrículas y sucesivas.

Bildarratz ha informado de que con esta decisión, las tasas universitarias públicas se mantienen "inalterables por séptimo curso consecutivo" en Euskadi --desde el curso 2015-2016 hasta el próximo 2021-2022--, medida que afecta directamente a los más de 64.000 alumnos y alumnas de la UPV/EHU.

Además, ha anunciado que los estudios de grado de las disciplinas denominadas STEM (acrónimo inglés de Science, Technology, Engineering and Mathematics) verán aplicada una reducción del 5% en su matrícula. Se trata de Grados en Ingeniería o grados de la rama de las Ciencias, como Física, Matemáticas, Geología, Química o Bioquímica.

El titular de Educación ha informado de que se trata de una medida alineada con la Estrategia STEAM Euskadi que impulsa el Departamento de Educación, y que tiene como objetivo "despertar las vocaciones científico-tecnológicas y acercar al alumnado vasco, especialmente a las alumnas, a las disciplinas STEM".

En relación a estas medidas, el consejero ha subrayado el "importante esfuerzo" que el Departamento de Educación está realizando en estos últimos años por mantener las tasas sin incremento, "con la mirada puesta en ayudar a aquellas familias que, sea por la crisis económica de hace algunos años o por la compleja situación que ha provocado la pandemia, se encuentran en una situación económica difícil".



BECAS UNIVERSITARIAS


En este sentido, ha informado de que el Departamento de Educación trasladó este pasado jueves al Consejo Vasco de Universidades y Consejo de Coordinación de Enseñanza Pública Universitaria las principales novedades que aplicará en la convocatoria de becas universitarias para el curso 2021-2022, y van dirigidas a los casi 12.000 estudiantes universitarios que reciben esta ayuda cada año.

En relación a las becas universitarias, el consejero Bildarratz ha reiterado que el Gobierno vasco "garantiza la percepción íntegra de las cantidades estipuladas a todo el alumnado que cumpla los requisitos, independientemente del número de alumnos becados que haya habido en una convocatoria".

Además, ha indicado que son cuantías "fijas y garantizadas", por lo que el alumnado beneficiario que cumpla los requisitos "sabrá de antemano qué cuantía percibirá".

GESTIÓN ADELANTADA


El consejero ha informado de que este curso 2021-2022 el Departamento de Educación se marca el objetivo de "agilizar la tramitación de las becas", para que todas las solicitudes de beca reciban respuesta a lo largo del primer trimestre del curso y el alumnado pueda cobrarlas antes de acabe el año, en caso de que sea positiva. "De esta manera, el alumnado con derecho a beca dispondrá de la ayuda correspondiente a la mayor brevedad posible", ha insistido.

Asimismo, ha explicado que, al igual que la anterior convocatoria de becas (curso 2020-2021), para el próximo curso se mantiene el "coeficiente corrector de reducción en la declaración de la renta" para las familias que se hayan visto afectadas económicamente por la covid-19.

Según ha recordado, las becas y ayudas para el estudio para un curso académico se otorgan habitualmente en función de los ingresos de la unidad familiar con respecto a la declaración del año anterior, pero en la actual situación de pandemia, "puede suceder que la renta del año anterior no refleje una mala situación económica familiar que, sin embargo, se puede estar viviendo en el memento en el que se solicita".

Por ello, el coeficiente corrector de reducción (5%) se aplicará atendiendo a situaciones de desempleo, Expediente de Regulación Temporal de Empleo ( ERTE), Expediente de Regulación de Empleo ( ERE) o similares.

Además, se incrementa la cuantía en el concepto de "apoyo al aprendizaje", incorporando como novedad la perspectiva de la digitalización.

De esta manera, los estudiantes universitarios que obtengan una beca, también recibirán como mínimo una ayuda de 300 euros anuales --entre 300 y 475 euros, en función del umbral de renta--, como ayuda al aprendizaje y que ahora incorpora una perspectiva de transformación digital.

Esta cantidad se mantendrá durante todo el grado, lo que le permitirá al alumnado adquirir un ordenador u otros elementos necesarios para el desarrollo de su formación.


FLEXIBILIDAD EN EL EMPADRONAMIENTO


Bildarratz ha explicado que el empadronamiento sigue siendo un requisito para solicitar las ayudas, pero se flexibiliza en algunos casos. Hasta ahora, para poder acceder a una beca era necesario que el alumno o alumna estuviera empadronado en Euskadi y que el domicilio fiscal también estuviera fijado en la Comunidad Autónoma Vasca.

Este curso se amplía el criterio de empadronamiento, de forma que se permite que los y las estudiantes cuyas familias tengan el domicilio fiscal en Euskadi puedan acceder a las becas, aunque se encuentren empadronados fuera de la Comunidad Autónoma Vasca.

Según ha informado el consejero, todas estas medidas fueron comunicadas este pasado jueves tanto al Consejo Vasco de Universidades como al Consejo de Coordinación de Enseñanza Pública Universitaria, y aceptadas por éste último.

El consejero de Educación ha destacado que la política de becas y de ayudas al estudio en ámbito universitario "representan una de las prioridades" en la política educativa del Gobierno vasco, y ha puesto en valor la coordinación que mantiene el Departamento de Educación con los "agentes del ecosistema universitario vasco para poder llevar a cabo esa tarea", a los que ha agradecido su implicación y su compromiso de mejora.

"El objetivo de las medidas adoptadas por el Departamento de Educación es ayudar a las familias, garantizar la equidad y reforzar la calidad del Sistema Universitario Vasco", ha subrayado.
noticias de deia