El BEC acoge este fin de semana la feria más vintage

La 43ª feria Desembalaje llega con cien expositores de cuatro países y 70.000 objetos de decoración antigua, almoneda y coleccionismo

10.04.2021 | 19:57
70.000 piezas de más de 40 años y cien expositores se pueden ver en la feria Desembalaje de BEC

Bilbao Exhibition Center es durante este fin de semana un mundo para recordar, añorar, encapricharse, hacer hallazgos de coleccionista o participar en talleres donde aprender cómo restaurar muebles. La 43ª feria Desembalaje, llega con más de 100 expositores de cuatro países, y en sus stands se suceden todo tipo de artículos, muebles de maderas nobles, antigüedades de jardín, aperos rústicos, catalejos y objetos de la II Guerra Mundial, cuadros, ropa vintage, máquinas de coser y escribir antiguas, artesanía africana, artilugios ya casi olvidados, juguetes antiguos, libros, en fin... Ver tal amalgama de objetos abre el apetito al picoteo de caprichos en un BEC que recobra su actividad garantizando todas las medidas sanitarias que la gente respeta a rajatabla.

Desembalaje, donde se puede encontrar objetos de más de 40 años, piezas firmadas y artículos de coleccionismo, busca dar una segunda vida a estos objetos "históricos y únicos y ofrecer un evento "de calidad" que permita generar "un impacto económico para la zona, señalan desde Llobregat Serveis Firals, organizador de la feria.

Omar Álvarez es un incondicional de esta cita y acude desde Valencia dos veces al año desde hace dos décadas. "No sé lo que esperar, de momento hay movimiento. Puede que sea mejor que otras veces, porque la gente tiene ganas de ocio y de comprar caprichos, o puede que no. Aquí un solo cliente puede hacer que el día sea bueno, o tener cien ventas y hacer poca caja. De todas maneras tengo que venir para no perder mi plaza. Ya veremos cómo se da el negocio durante el fin de semana", señala.

Aitxiber y Josune, de Barakaldo y Sestao, decidieron en marzo del año pasado poner un stand con artículos de decoración que habían ido adquiriendo en este tipo ferias y mercadillos, a las que son asiduas, porque les gusta el "ambientillo" que hay, señala Josune, quien reconoce que le da tanta pena desprenderse de algunas cosas que a veces dice que ya están reservadas, bromea. "Nosotras disfrutamos de estas cosas que hemos ido comprando y ahora hemos decidido venderlas porque ya teníamos tantísimas... Nos dedicamos a otras cosas, y esto no es tanto por el dinero como porque nos encanta esto de comprar, disfrutar, tocar... Ahora hay que hacer sitio para seguir adquiriendo otras cosas bonitas", señala esta fan del Kaiku.

Iratxe Cadavid es una amante de la ropa vintage y anota la dirección de un vendedor de Bolueta que le puede ofrecer el tipo de prendas que le gustan. Junto a Gonzalo, su pareja, pasean por los stands en busca de algo especial. "Tenemos una casa y estamos buscando algún mueble diferente para decorarlo", comenta.

Como todos los años, Eliana Iriarte y su madre Mar, acuden a esta feria vintage seguras de que algo iban a picar. "Venimos todos los años y siempre nos llevamos cosas", admiten madre e hija, que tiene muchas ganas de ir ampliando sus actividades de ocio. "Pasamos el día entero aquí, hemos venido muy pronto, ahora nos vamos a comer y volvemos a repasar los stands porque seguro que algo más cae. Ahora estamos detrás de esta vitrina antigua, pero ya hemos comprado un joyero, una jardinera y alguna cosilla más", confiesan estas bilbainas del Casco Viejo.

Jose Carlos Pérez confía en vender bien en esta 43 edición, pero se lo toma con paciencia. "Tengo el primer stand que ve la gente al entrar, por eso miran y me dicen que luego se pasarán. Aquí hay mucho para ver, pero de momento va bien y se ve a la gente con ganas".

TALLERES GRATUITOS

Las hermanas Maite y Amaia Belmonte y su amiga Garazi del Campo, todas de Barakaldo, han participado en uno de los doce talleres gratuitos de aforo limitado, para los que hay que registrarse en el punto de información a la entrada de Desembalaje. "Nos habíamos apuntado en la web a este taller y hemos pasado una hora estupenda aprendiendo cómo tratar muebles de madera para darles una nueva vida. Es algo que quería aprender hace tiempo, porque me gusta la decoración y ha sido muy educativo, la verdad. Lo hemos disfrutado", señala Maite en nombre de las tres. Garazi también ha aprovechado para comprar unas llaves antiguas que le habían encargado. Se despiden para salir a comer y volver a por la tarde a darse otra vuelta por los stands.

Para el domingo habrá curso de Chalk Paint, impartido por Annie Sloand (10.15h), y Restauración, mantenimiento, retoque y conversión de mueble antiguo, de la mano de la empresa Lakeone (10.30h).
A las 13.00 horas el taller será de restauración de mármol y mueble antiguo. Por la tarde se repetirá el de Chalk Paint (16.00h), el de restauración de mueble antiguo (17.15h) y, para terminar, a las 16.30 horas, el taller mostrará algunos secretos para restauración y mantenimiento de metales y retoque y reconversión de muebles antiguos.
La feria también ofrece bar para bocadillos y pinchos, restaurante con menú del día y un espacio infantil.

noticias de deia