Más de 13.000 vascos en riesgo de exclusión recibieron ayudas del fondo Covid en 2020

Además, 63.000 personas recurrieron a las Ayudas de Emergencia Social (AES) durante el pasado año

17.03.2021 | 11:36
La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, durante el acto de hoy.

Más de 13.000 personas se beneficiaron en 2020 de los ocho programas incluidos en el fondo covid Inor Atzean Utzi Gabe que impulsó el Gobierno Vasco para hacer frente a situaciones de exclusión y pobreza derivadas o agravadas por la pandemia de coronavirus.

Además, 63.000 personas recurrieron a las Ayudas de Emergencia Social (AES) durante el pasado año, de las cuales se beneficiaron unas 35.000 mujeres y más de 18.000 menores de 15 años.

Estos datos han sido aportados este miércoles por la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, durante un acto en el que han participado también el presidente de Eudel y alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, y el coordinador de la red del tercer social Sareen Sarea, Mikel Barturen.

Este fondo covid, ha recordado la consejera, se ha articulado a través de ocho programas en los que participan más de cuarenta entidades sociales, un trabajo de "colaboración", ha dicho, que ha permitido potenciar servicios que ya existían y poner en marcha iniciativas "desde cero".

Dentro del programa Aterpeak se habilitaron durante el confinamiento lugares para acoger a personas sin hogar en las tres capitales vascas y se atendió a 1.635 personas.

Se organizó una red de solidaridad, Guztion Artean, a través de la cual 1.561 voluntarios realizaron 2.295 intervenciones relacionadas con la compra de medicamentos, comida y productos de higiene, recogida de basura y realización de trámites y gestiones.

Mediante el programa ADI se ofreció apoyo psicológico a 511 personas que, debido al confinamiento, acentuaron su malestar emocional, especialmente personas mayores.

El servicio Betirako de acompañamiento al duelo de personas que perdieron a un familiar en el confinamiento atendió a 402 personas.

A través de Azken Sarea Indartzen se dio cobertura a las necesidades básicas de personas con falta de recursos y que no pueden acceder a las AES ni a la RGI. Se repartieron 7.621 prestaciones.

El programa Erdu atendió a 832 ciudadanos afectados por diversas adicciones y el denominado Lehen Urratsa ofreció a 694 personas recursos de alojamiento y acompañamiento social a personas sin hogar que fueron acogidas en refugios.

Por último se habilitó el programa Aukerak Suspertzen de refuerzo educativo extraescolar para el alumnado afectado por la brecha digital, que atendió a 928 familias y 1.114 niños.

Artolazabal se ha mostrado orgullosa de estos ocho programas porque han permitido ayudar a personas con "proyectos de vida" que "no deben verse truncados por la pandemia".

De los ocho programas, en 2021 continúan activos cinco gracias a partidas destinadas a entidades sociales por valor de 8,6 millones de euros, a los que se añaden otros 1,3 millones del programa contra la brecha digital escolar.

En cuanto a las AES, la consejera ha señalado que el pasado año se incrementó la dotación para estas ayudas en 16 millones de euros, mientras que este año el aumento es de 15 millones.

noticias de deia