Los hosteleros confían en que el fallo del TSJPV reabra los bares

El Gobierno vasco argumenta la situación epidemiológica para justificar el cierre de los locales en zona roja

08.02.2021 | 20:43
Varias personas disfrutan del almuerzo en bares de la calle Ledesma de BIlbao

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) dictará este martes sentencia al recurso interpuesto por asociaciones vascas del sector de hostelería contra el cierre de bares y restaurantes en zona roja. Mientras el Ejecutivo vasco ha presentado este lunes sus alegaciones para defender esta medida —que justifica necesaria para lograr una reducción de los contagios por covid-19—, los hosteleros argumentan que ellos no son los culpables del incremento de contagios este año y confían en poder demostrar que están relacionados con las reuniones familiares y las celebraciones de Navidad.

"Tenemos que confiar, y confiamos en la argumentación que hemos presentado en este recurso. Las tres asociaciones de hostelería de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa que lo hemos interpuesto creemos que las razones del Gobierno vasco están no están bien justificadas, y hemos enviado nuestros argumentos basándonos en los datos públicos de las semanas previas y durante navidades para mostrar que no hubo repuntes en ese periodo, cuando la hostelería estaba abierta con algunas restricciones. Pensamos que las cifras se dispararon después, son consecuencia de haber querido salvar las navidades, pero no por los bares, sino por las reuniones familiares y la irresponsabilidad de algunas personas. Entonces, ¿porqué responsabilizar y castigar a nuestro sector?",  se cuestiona Héctor Sánchez, presidente de la Asociación de Hosteleros de Bizkaia.

Luis de Lera, de la Taberna Dos, no confía en que les dejen abrir.

"NO VAMOS A AGUANTAR"


Desde los establecimientos bilbanos, esperan con incertidumbre la sentencia del TSJPV. "Yo soy pesimista respecto a una sentencia a nuestro favor, sería una sorpresa mientras estemos en zona roja, confiesa Luis de Lera, de la taberna Dos de la calle Ledesma. El panorama que veo es el que llevamos ya, que nos vamos a la ruina porque hay que seguir pagando pero... 'quita y no pon se acaba el montón', señala este hostelero que tiene cerrada su taberna. Tampoco cree que si pudieran abrir a partir de mañana manteniendo unas restricciones severas "vayamos a avanzar mucho. Muchos negocios no vamos a aguantar", augura.

A LA EXPECTATIVA


Unos pasos más arriba de esta popular zona de bares de Bilbao, la responsable del bar Ledesma, Rebeca Trueba, sirve potes, cafés y pintxos por la ventana del mostrador que da a la calle. Reconoce que están a la expectativa. "Si nos dejaran abrir, y no dan marcha atrás, yo encantada. Pero tengo mis dudas sobre si después, en unas semanas, nos vuelven a cerrar si los casos de contagios no descienden lo suficiente", opina. Si el Gobierno vasco nos vuelve a cerrar, no creo que nos sirva de mucho poder abrir ahora. Esto de que te abran y te cierren no es nada práctico, apunta esta hostelera, que reconoce que no se están preparando por si llega la esperada apertura. "No hemos cogido género, con lo que tenemos nos da para ir tirando de momento", confiesa.

Rebeca Trueba, del bar Lertxundi:

Un caso con matices es el de David Fuente, copropietario del pub Golfo Norte de Barrika. "Tenemos cerrado porque nos afecta al cien por cien el cierre perimetral por municipios. ¿De qué nos sirve abrir si nadie puede acudir?", se pregunta Fuente. Su establecimiento se encuentra en los acantilados de Barrika y su actividad incluye comida, bebida, conciertos..., con lo que las restricciones les hacen imposible seguir con su trabajo.

David Fuente, copropietario del Golfo Norte, en Barrika.

"Yo siento que no hago más que echar a un agujero sin fondo paladas, pero paladas de dinero", se queja Fuente, quien asegura no haber recibido aún ningún tipo de ayuda económica directa de las instituciones. "La gente se piensa que estamos ingresando dinero en ayudas, pero eso no es verdad, en nuestro caso aún no hemos recibido un euro", asegura el empresario.

El portavoz de Lakua, Bingen Zupiria, ha señalado que el problema no son los bares, sino el comportamiento en estos locales, en los que la gente "se quita la mascarilla para comer o beber", "evidencias" vistas "aquí y en otros países".

Para la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, si el TSJPV falla a favor de los hosteleros se generaría "una situación complicada" desde el punto de vista sanitario "porque las medidas adoptadas están dando resultado", ha declarado.