Euskadi defiende seguir tomando medidas de manera localizada

Actualmente no hay ningún municipio vasco mayor de 100.000 habitantes que se encuentre en los supuestos para tener que tomar medidas

30.09.2020 | 18:46
La consejera vasca de Sanidad, Gotzone Sagardui

El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha defendido este miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad que las medidas ante la pandemia del covid-19 deben seguir tomándose de manera localizada, tal y como viene realizándose desde julio y con "buenos resultados".

En un comunicado, tras el encuentro del Consejo Interterritorial de Sanidad celebrado esta tarde, la Consejería vasca de Salud ha expresado su "malestar" por las formas en las que se han desarrollado los hechos. "Una vez más, el contenido de la propuesta del Ministerio se ha conocido a través de los medios de comunicación, antes de que fuera tratado en el Consejo Interterritorial de Sanidad", ha criticado.

Asimismo, ha recordado que la CAV ha abogado desde el principio por que las medidas relacionadas con el coronavirus fueran adoptadas de común acuerdo y "no a través de propuestas hechas en mesas paralelas, que finalmente terminan siendo impuestas".

En cuanto a la propuesta del Consejo, Euskadi ha solicitado que el documento sea de carácter "abierto" y que vaya actualizándose en base a criterios técnicos para poder responder "de la mejor manera posible a situaciones futuras, en la medida en que haya un mayor conocimiento científico de la enfermedad". La propuesta de Euskadi ha sido bien acogida por las comunidades autónomas y aceptada por el Ministerio, por lo que el Gobierno vasco ha votado a favor del documento.

Por otro lado, el Departamento de Salud ha aclarado que actualmente no hay ningún municipio vasco mayor de 100.000 habitantes que se encuentre en los supuestos recogidos en el documento para tener que tomar medidas sobre movilidad, es decir: tasa de incidencia de 500 casos o más por 100.000 habitantes en los últimos 14 días; un índice de positividad superior al 10% en las pruebas diagnósticas realizadas en las dos semanas anteriores; y un 35% de ocupación de las UCIs de la comunidad autónoma con pacientes covid-19.