Familias de Euskadi muestran su inquietud por la vuelta al cole presencial

Las AMPA de los colegios religiosos reclaman a Educación que el comienzo del nuevo curso sea seguro

13.08.2020 | 00:14
Estudiantes de un instituto de Bilbao, con mascarilla.

La inquietud de algunas familias crece a medida que la vuelta al cole está más cerca. Los protocolos y medidas preventivas diseñadas por el Departamento de Educación del Gobierno vasco no parecen aportar la tranquilidad deseable, teniendo en cuenta que la situación epidemiológica en Euskadi se encuentra a nivel del pico de la primera oleada. Un padre bilbaino inició una recogida de firmas on line, a través de la plataforma change.org, para pedir al Gabinete de Cristina Uriarte "una vuelta al cole segura" en septiembre, con medidas que permitan prevenir el coronavirus. Por el momento, suma más de 3.000 adhesiones. A esta iniciativa particular se unió ayer, la denuncia de "falta de información" realizada por la Federación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos de Bizkaia (Fecapp).

La presidenta de Fecapp, Miriam González, expresó la inquietud que viven algunas familias ante el inminente inicio de las clases de forma presencial para todo el alumnado por lo que reclamó el aumento de la plantilla docente para ampliar la ratio profesor-estudiante y cumplir con las medidas de distanciamiento. En una de sus últimas comparecencias públicas, la consejera Uriarte avanzó que su Departamento no tiene intención de bajar las ratios y por tanto no prevé la contratación de personal extra, al menos, no de forma generalizada. No obstante, el Departamento de Educación y el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales remitieron en julio a todos los centros el protocolo de actuación para el curso 2020-21 con las medidas de seguridad necesarias para que cada centro elabore su plan de contingencia con el que organizar su actividad en los tres escenarios previstos: presencial, híbrido y on line.

No obstante, González aseguró que ante la situación de "incertidumbre" a unas semanas del inicio del curso, "los colegios no saben cómo actuar". "Todo está en el aire, lo único que nos han enviado es una circular en la que no se dice que no vaya a empezar el colegio", apuntó. Según explicó, la última vez que hablaron de manera formal con el Departamento de Educación del Gobierno vasco fue en mayo y no tienen "más conocimiento de forma oficial". "Siempre estamos ahí, al filo del abismo. De momento solo sabemos que empezamos el 9 de septiembre y, en teoría, de manera presencial. Si cambia algo, nos deberían avisar con antelación. Lo que imagino es que, como mucho, será una semana antes", lamentó. La representante de la red católica de padres y alumnos de Bizkaia aventuró que desde el Departamento no tienen claro "qué medidas tomar", aunque espera que "al menos las hayan pensado".