Alerta mundial por el coronavirus

Comercios y hostelería cuelgan el cartel: "Abierto por vacaciones"

Comerciantes y hosteleros dejan sus negocios abiertos en agosto para compensar las pérdidas por el covid

09.08.2020 | 07:05
Rosa Pardo muestra el cartel de abierto (zabalik) en su negocio del Casco Viejo.

La pandemia del covid no solo ha azotado con dureza la economía familiar o ha alterado las rutinas de las personas sino que además ha obligado a modificar los planes vacacionales de este verano de muchos autónomos. Por eso, si el octavo mes del año es principalmente elegido por un gran número de comerciantes y hosteleros para tomarse un merecido descanso, en esta ocasión solo uno de cada cuatro de estos trabajadores por cuenta propia echará la persiana en agosto. Consideran que es el momento de intentar recuperar en la medida de lo posible las ventas y para cubrir las pérdidas acumuladas durante el confinamiento.

Son conscientes de que el panorama al que se enfrentan no es fácil, sin embargo, la mayoría de las personas consultadas por DEIA confiesan que bastante "nos han obligado a cerrar" como para volver a hacerlo por un descanso de verano. "Ya hemos tenido tiempo para descansar. Ahora toca tener abierto y seguir trabajando", asegura la responsable de la tienda de ropa Sweet Glory, Janire Matilla. La incertidumbre y los rebrotes mantienen en jaque a un sector muy castigado y que todavía siguen en ERTE muchos de sus empleados. Alberto Alonso, veterano hostelero de Bilbao, ni se plantea cerrar en agosto. Cuenta con varios locales en la villa, uno de ellos el Charly de la Plaza Nueva y asegura que desde la apertura tras el confinamiento no hay día que no se encuentre con alguna novedad. "Me vuelven loco. La verdad es que ya no sabemos lo que tenemos que hacer o lo que no", explica.

Con un acusado descenso del turismo solo queda aguantar el chaparrón como se pueda e intentar hacer caja manteniendo este mes el servicio activo. "No me puedo permitir cerrar con la que está cayendo. Vamos muy al día. Hacemos las previsiones de semana en semana", puntualiza. Gorka Petralanda, al frente del mítico Asador Indusi es de la misma opinión que Alberto. "Este año es atípico en todos los sentidos. Nos hemos tenido que adaptar a las circunstancias y después de dos meses con el establecimiento cerrado toca estar a pie del cañón a lo largo de todo el mes de agosto", relata. Son muchas las personas que este año prefieren disfrutar de las vacaciones cerca de casa. "Lo que no podemos hacer es bajar la persiana otra vez sin saber qué va a suceder en otoño", lanza con preocupación. José Antonio Cayón regenta el establecimiento de alimentación Al Dente y a pesar de que su sector ha sufrido menos la crisis del covid tampoco cerrará en agosto. "Comparando con otros años la inmensa mayoría de los locales de alrededor no van a cerrar. Ese año sin fiestas tampoco sabemos lo que va a pasar", cuenta. En su caso tiene claro que este año las vacaciones no van a ser una prioridad en su agenda, si no seguir adelante y atender la demanda de los clientes.

Janire Matilla, de la tienda Sweety Glory, en Iparraguirre se aferra al positivismo para pensar que agosto va a ser bueno. "Aunque no hay turismo debemos atender la demanda de quienes estén por Bilbao. Bastante hemos tenido la persiana bajada para cerrar la tienda ahora". Rosa Pardo de la Boutique de la media del Casco Viejo se va a organizar con el resto de sus compañeras para mantener la tienda abierta un agosto más. "Es un mes especial, un año atípico y debemos estar a pie de cañón para atender a los clientes y mimarles", añade. Carlos Bustamante, de Tapicería Ricardo, que lleva el negocio con su hermano Guillermo, tampoco está por la labor de chapar la tienda las próximas semanas. En el confinamiento la gente ha aprovechado para diseñar en su mente esos cambios que querían hacer para que sus casas sean más acogedoras. Y ahí estamos, abiertos en vacaciones".

La boutique de la media. "Ahora más que nunca debemos estar atendiendo las demandas de nuestros clientes", asegura tajante Rosa Pardo, responsable de la Boutique de la media en el Casco Viejo. Por eso ella es una de las que no bajará la persiana a lo largo de este mes de agosto. "Es importante mimar a nuestros clientes, ofrecer ese servicio cercano que diferencia al pequeño comercio de los grandes", concluye Rosa.

Asador Indusi. Este establecimiento de toda la vida de Bilbao se ha adaptado a la nueva situación con nuevos horarios, pero sin renunciar a su cocina y los sabrosos pintxos. Tras el confinamiento y un cierre forzoso los responsables de este asador situado en García Rivero ni se plantean bajar la persiana en agosto, ni siquiera la semana en la que se tendría que celebrar Aste Nagusia. "La gente no se va a marchar", confían.

Tapicerías ricardo. Carlos Bustamante regenta junto a su hermano Guillermo Tapicerías Ricardo, y en agosto no van a cerrar. "Me daría vergüenza", lanza sin vacilación. Y es que después del confinamiento han tenido muchas peticiones para colocar cortinas, tapizar tresillos o cambiar alfonbras. "La gente como no se va de vacaciones se está dedicando a hacer más acogedor el hogar", explica Carlos.

Bar charly. Alberto Alonso regenta el bar Charly de la Plaza Nueva de Bilbao y su plan para este mes de agosto es estar a pie de cañón detrás de la barra. Con todo lo que ha pasado por el covid, en su opinión, no es tiempo de pensar en vacaciones como otros años. "No tenemos ni idea de lo que va a suceder en otoño. Por eso ahora mismo hay que seguir trabajando para compensar lo que hemos perdido", dice.

Sweety Glory. La responsable de la tienda de ropa Sweety Glory, Janire Matilla, aprovechó el confinamiento para crear su nueva colección y ahora en agosto la tiene expuesta en la tienda para alegrar a los clientes a que se acerquen por Iparraguirre 43. "Ya tendremos años para coger vacaciones. Este año, después de lo que nos ha tocado vivir solo nos queda seguir trabajando para que esto funcione", relata ilusionada.

Al Dente. Sergio Cayón, uno de los responsables de la tienda de productos italianos Al Dente, cerca de la plaza Indautxu, ha optado por seguir trabajando durante todo el mes de agosto. Según explica Cayón, son muchos los clientes que le han preguntado si la tienda estará abierta este mes. "La gente cocina ahora más en casa. Muchos se han iniciado en este mundo durante el confinamiento. La gente lo sigue haciendo para evitar comer fuera".