Euskadi trabaja para que la vuelta a clase en septiembre sea segura

El Gobierno vasco repartirá 28,5 millones de euros en becas universitarias, con ayudas covid

29.07.2020 | 00:14
Estudiantes siguen una clase en la Universidad del País Vasco. Foto: DEIA

Bilbao – La consejera de Educación en funciones, Cristina Uriarte, aseguró ayer que el Ejecutivo vasco trabaja para garantizar que la vuelta a clase en septiembre se pueda realizar en plenas condiciones de seguridad para el alumnado, el profesorado y el resto de la comunidad educativa. En este sentido, reiteró que su departamento no tiene previsto contratar más profesores, ya que el escenario en el que trabaja su departamento es el de la normalidad. Otra cosa distinta es que, llegado el momento y si surgieran necesidades en centros concretos, Educación cubra la contingencia.

Uriarte realizó estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en el que se aprobó una partida de más de 60 millones de euros en distintos programas para ayudar a la comunidad educativa. Destaca la inversión de 28,5 millones de euros para financiar las becas de 10.781 personas matriculadas en las universidades vascas, 8,7 millones de euros en ayudas para que 318 investigadores e investigadoras universitarias puedan acceder a contratos predoctorales, 14,38 millones de euros para la contratación de 587 especialistas de apoyo educativo, así como 8,47 millones de euros para financiar las 108 líneas de autobús a los centros escolares públicos durante los próximos dos cursos o ayudas para fomentar la cultura emprendedora entre el alumnado de Formación Profesional.

Beca 'on line' Como novedad, este año la solicitud y toda la tramitación de las becas universitarias será íntegramente electrónica, para lo que el alumnado tendrá que disponer de un certificado electrónico válido. Educación recomienda que los estudiantes se saquen la BakQ, un medio de identificación electrónico que permite relacionarse telemáticamente con las administraciones.

Tal y como adelantó el Consejo Vasco de Universidades, este curso no se pedirá nota media mínima para poder tener beca para máster oficial. Asimismo, se baja el mínimo de créditos exigido para tener beca con matricula parcial, que pasa de 35 a treinta créditos. También se han incluido dos nuevas deducciones económicas a personas afectadas laboralmente por el covid-19 y una nueva excepción en el rendimiento académico para el alumnado que no ha podido superar el mínimo exigido debido a la situación generada por la pandemia. Este curso, 10.781 estudiantes obtuvieron beca general universitaria en alguno o algunos de sus componentes y diez accedieron a las ayudas para el alumnado con especiales dificultades de movilidad, cuya cuantía máxima pasa de 10.000 a 12.000 euros a partir del próximo septiembre.

Debido a la situación sanitaria, las tres universidades que integran el Sistema Universitario Vasco implantarán el curso que viene un sistema híbrido en el que se combinará la docencia presencial y a distancia. Cada institución aplicará un sistema propio adaptado a sus necesidades. No obstante, todas compartirán las medidas de seguridad sanitarias para evitar los contagios y la hipotética clausura de las facultades y escuelas en caso de que se produzca un foco.

Por ejemplo, la UPV/EHU prevé escalonar los horarios de entrada y salida, establecerá aforos máximos por aula y el alumnado deberá respetar una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros y, cuando no sea posible, usar mascarilla. No obstante, la universidad pretende evitar que el alumnado esté más de dos horas con la mascarilla puesta, con quince minutos de descanso entre períodos que excedan ese límite.

En cuanto a la docencia, se prevé complementar el aprendizaje preferentemente presencial con clases telemáticas, pero se recomienda que no se impartan de manera exclusivamente virtual más de dos asignaturas por grupo y cuatrimestre, ni más de quince créditos en el caso de titulaciones de máster.

Transporte escolar

Nuevo concurso. El Departamento de Educación abrirá un concurso para la contratación de 108 itinerarios de transporte escolar para los próximos dos cursos, con un importe de 8,4 millones de euros. Este curso, 21.564 alumnos que estudian en centros públicos acuden a diario a clase, dentro de los 573 itinerarios que dan servicio a 259 colegios.