¿Como serán las rebajas en la era del covid?

19.05.2020 | 00:14
Pilar Ramos, del comercio Carambola, ha decidido, de momento, no poner rebaja

Algunos pocos comercios del corazón de la capital vizcaina ya lucen en sus escaparates carteles con descuentos. Muchos otros, en cambio, han decidido posponerlo "para más adelante" porque la reapertura está siendo "dura y lenta"

bILBAO camina, con prudencia, hacia esa nueva normalidad. La capital vizcaina, poco a poco, vuelve a tener más vida y el día de ayer fue uno de ellos. El Casco Viejo lucía con bares y comercios abiertos. Precisamente, tras la polémica que surgió en torno a las rebajas, fueron pocos comercios que mostraban en sus escaparates carteles de descuentos.

Turkesa, el negocio que regenta Maite ubicado en la calle Sombrerería, estableció ayer descuentos del 30, 40 y 50%. "Creo que el hecho de que nos hayan dejado poner descuentos nos da un empujón a los pequeños comercios y, además, creo que también servirá para que la gente se anime a entrar", explicó Maite en las puertas de su negocio. Hace una semana que volvió a subir la persiana de su comercio y asegura que preveía un inicio "peor" del que vivió. "Abrimos el martes y hasta el jueves la cosa fue bastante bien y el fin de semana sí que lo notamos más flojito", indica. Por su parte, considera que la implementación de las rebajas, una noticia que recibió "encantada y estupendamente", ayudará a que la gente se anime a entrar de nuevo a los comercios pequeños. "Son dos meses los que hemos estado encerrados. Ha sido bastante duro porque los ingresos se han parado pero los gastos han estado activos, así que creo que es una buena opción para volver a coger la dinámica que teníamos", opina. Maite se muestra muy positiva con la evolución que tendrá el comercio. "A mis clientas las he notado con muchas ganas de volver y creo que en general no se tiene miedo sino respeto, algo que considero que es muy necesario que tengamos", relata.

Sin embargo, Pilar, del comercio Carambolaen la calle Correo, ha decidido, "de momento", no poner rebajas, aunque está a la espera de observar qué es lo que hacen los demás establecimientos. "Si ponen todos no nos quedará otra que poner rebajas, porque si no te quedas la última y no estamos en una situación en la que nos lo podamos permitir después de todo lo que hemos vivido". En la misma línea cree que no es buena época para implementar descuentos. "Si se empiezan a poner desde ya rebajas, me parece que nos estaríamos adelantando porque aún no hemos hecho ni la campaña", expone. En su caso, tal y como explica, tienen el producto "entero", ya que comenzaron con ello pocos días antes de que se implantara el estado de alarma. Y, además, la vuelta a la rutina es, tal y como describe, "bastante rara". "Todavía me siguen llamando para ver si estamos abiertos, para ver si tienen que venir con cita previa... La gente creo que todavía no lo tiene muy claro, lo que me parece totalmente normal". En la misma línea, considera que "el ritmo lo hemos perdido" y que pasará tiempo "hasta que lo volvamos a coger". Sin embargo, prefiere no establecerse ninguna expectativa, pero cree que tendrá que pasar "bastante tiempo" hasta que se estabilice todo. "La gente tiene muy interiorizado los horarios de salida, todavía no han abierto todos los bares ni comercios... así que hasta que no esté todo en funcionamiento creo que todo será una gran incógnita".

"Está todo muy raro" Otro de los comercios que decidió no aplicar descuentos en los productos que tiene a la venta es Lakú, en Bidebarrieta. "Nosotros pondremos las rebajas en septiembre porque ahora está todo muy raro", opina Nekane, la dueña del establecimiento. "La gente tiene ganas de salir, pero no para venir a comprar a un comercio, a mí tampoco me apetecería; prefieren salir a pasear o tomar algo en una terraza", prosigue. No sabe si las rebajas en tiempos de coronavirus beneficiará a los pequeños comercios o si les perjudicará. "Nosotras abrimos el lunes de la semana pasada y me pareció que dentro de lo malo no estaba tan mal, pero hemos ido en picado porque no hay gente. Hoy (por ayer) parece que hay más movimiento, pero la gente prefiere tomar el aire", indicó antes de añadir que "esperábamos un comienzo como el que tuvimos, pero creo que va a ser una época dura. Los expertos y los entendidos dicen que más o menos tardará unos dos años en recuperarse. No sé cuánto tiempo será, pero sí estoy segura de que será muy duro", así que cree que "hay que estar expectantes para ver qué es lo que pasa".

Por su parte, desde el comercio Tentazioni, en la calle Correo, consideran que el pequeño comercio necesita las rebajas. "Yo tenía miedo a que las grandes marcas pusieran grandes descuentos y que la gente no acudiese a los pequeños comercios. De hecho, creo que si el pequeño comercio no tiene rebajas lo pasará bastante mal", opina Ana desde el escaparate de su establecimiento, donde se observa un cartel con el 20% de descuento.

Este comercio se dirige, principalmente, a personas mayores y Ana asegura que el arranque ha sido complicado. "Creo que la gente mayor todavía tiene bastante miedo porque son grupo de riesgo. Aún así, esta semana se ve más movimiento y más vida en la calle, igual también es que el descenso de los contagios y las muertes por el coronavirus acompañan", opina, indicando que su comercio ha abierto con normalidad. "Yo creo que todo se asentará cuando todos los comercios abran, porque algunos han puesto un horario de mañana, otros de tarde... y está siendo un poco escalonado. A pesar de que vienen tiempos duros, creo que la próxima semana la gente se sentirá más segura en la calle", concluye esperanzada.

Descoordinación. El presidente de Cecobi, Pedro Campo, advirtió de que las rebajas "no van a salvar" a los comercios y censuró la "descoordinación" del Gobierno central con el sector. El presidente de Cecobi cree que, cuando salga el próximo dato, va a ser "histórico, con una pérdida de confianza bestial". "El consumidor no tiene confianza en mantener su puesto de trabajo, en los ingresos que pueda tener. Tiene incertidumbres manifiestas, por lo que se va a retraer el consumo de una forma considerable. Intentaremos capearlo como podamos y seguir para adelante", añadió antes de sentenciar: "El inicio de la actividad está siendo muy flojo".

"las rebajas no salvan al comercio"

Cecobi