Fase 1 de la desescalada en Euskadi

El Gobierno vasco no permite reuniones en domicilios, ni en txokos o lonjas juveniles: solo grupos en terrazas

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, asegura que tampoco están autorizadas reuniones en la calle de más de 10 personas

11.05.2020 | 09:48
Apertura de terrazas en la Plaza Nueva de Bilbao.

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha avisado de que en la fase 1 de la desescalada en Euskadi no se pueden hacer fiestas familiares o de amigos en domicilios, ni grupos en la calle, ni se puede acudir a txokos, sociedades o lonjas juveniles, porque aún hay que mantener el distanciamiento social para evitar contagios del COVID-19.

En una entrevista en Radio Euskadi, Beltrán de Heredia ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad individual y colectiva para minimizar el riesgo de expandir el virus" y ha advertido de que aún se debe reducir la movilidad al máximo posible.

Ha aclarado que "cabe el contacto social en grupos reducidos en domicilios" y se puede visitar a familiares dentro del municipio o pasar a otro si es para atender a personas mayores, dependientes o de riesgo, pero aún no se pueden celebrar fiestas en domicilios ni reuniones en txokos o sociedades.

Tampoco están autorizadas reuniones en la calle de más de 10 personas y los jóvenes "se pueden encontrar para hacer deporte, siempre y cuando mantengan distancias, pero no agruparse en una plaza o en un parque, ni en una lonja juvenil".

La consejera ha dicho que sí se puede acudir sin mascarilla a las terrazas en cualquier momento en su horario de apertura, incluso reunirse en ellas un grupo de personas con medidas de distanciamiento, y ha avisado de que puede conllevar multa saltarse la franja horaria haciendo deporte, pero si se pasa de franja horaria en una terraza no pasa nada.

Además, una persona que haga deporte se puede pasar de municipio dentro del horario marcado para ese grupo de edad y en la franja horaria para los niños puede salir la unidad convivencial o familia.

Beltrán de Heredia ha explicado que "el Gobierno vasco ha considerado que era necesario concretar unas medidas más restrictivas por cautela para minimizar el riesgo de transmisión" para "dar pasos seguros y seguir pasando fases".

La Ertzaintza y las policías municipales "van a seguir haciendo una labor pedagógica y didáctica, avisando de las actitudes que pueden conllevar riesgos de contagio y de estas restricciones", y ante un "incumplimiento flagrante" se seguirá sancionado.

La consejera ha insistido en hacer "un llamamiento al rigor, la cautela y la responsabilidad" para evitar esos contactos, y ha pedido "un poco de paciencia hoy para poder disfrutar mañana" ya que "más allá de las sanciones, está en juego la salud".