Final de curso escolar

Euskadi descarta impartir clases de refuerzo en julio

El departamento de Educación presentará próximamente su plan a la comunidad docente

15.04.2020 | 16:45
Un joven realiza tarea escolar en su casa durante el confinamiento por coronavirus

El departamento de Educación del Gobierno vasco no contempla impartir clases de refuezo en julio, tal y como se ha planteado en la Conferencia Sectorial telemática entre la ministra Isabel Celaá y los responsables educativos de las diferentes comunidades autónomas. El Gobierno español propone que los Ejecutivos autonómicos puedan organizar o apoyar la realización de actividades de refuerzo en periodo estival "en formas diversas y combinadas con actividades lúdicas". Así lo señalaron fuentes del Ministerio, que detallaron que las actividades estivales programadas por las diferentes consejerías "pueden estar promovidas por otras administraciones u organizaciones, contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes".

Estas clases serían de refuerzo y voluntarias, de ninguna manera una extensión del curso escolar. De hecho, la mayoría de los sindicatos docentes se habían opuesto en las últimas semanas a la posibilidad de que el curso se prolongase durante verano para dar descanso tanto a profesores como estudiantes y familias. Los sindicatos defienden que la suspensión de las clases presenciales no ha supuesto la interrupción del curso, y los docentes han seguido teletrabajando desde que cerraron los centros escolares.

"El ministerio nos ha trasladado un documento con criterios y orientaciones a las comunidades autónomas y es positivo, pero en Euskadi tenemos nuestras competencias, nos debemos a nuestra comunidad educativa y ese es nuestro marco de trabajo", aclaró la consejera, Cristina Uriarte, al término de la reunión. El departamento lleva tiempo trabajando en su propio plan, que definirá cómo serán las evaluaciones a los alumnos, qué criterios se seguirán y cómo se retomarán las clases presenciales si finalmente se autoriza la vuelta a las aulas. "Llevamos tiempo trabajando, definiendo, cuáles serían los contenidos esenciales de los currículums de aquí a final de curso, estamos también trabajando en las evaluaciones y cuáles serían los criterios y herramientas para realizar esta evaluación. Asimismo, estamos planteando distintos escenarios en el caso de que, bajo criterios de salud, se pudiera retornar a la docencia presencial", explicó la consejera, quien aclaró que el plan "será trasladado en breve a la comunidad educativa".

El departamento mantiene la esperanza de que se pueda retornar a las clases aunque no en el caso de todos los cursos. Los primeros en retomar la actividad lectiva presencial sería el alumnado de segundo de Bachillerato y cuarto de la ESO, "los cursos más sensibles". "Habrá cursos que quizás no arranquen, vendrá determinado por criterios sanitarios", explican desde Educación.

Alumnos durante la prueba de selectividad de junio de 2019. Oskar González


APROBADO GENERAL

El departamento de Educación del Gobierno vasco reiteró, asimismo, que ningún alumno o alumna repetirá curso a causa del coronavirus, pero descartó un aprobado general. La ministra Isabel Celaá mantiene, por su parte, que "la promoción será la regla general y la repetición, la excepción". "En Euskadi, nadie va a repetir curso por culpa del coronavirus, pero no eso no quiere decir que todo el alumnado vaya a probar el curso. Dos terceras partes el curso ya se han llevado a cabo de forma presencial, a lo que hay que añadir el trabajo de estos meses. El claustro, en base a su experiencia y a su criterio profesional, decidirá quién promociona de curso y quién no", detallaron fuentes de la consejería de Educación.

En esos términos habló la propia consejera durante una entrevista en DEIA el pasado viernes. "Nadie va a perder el curso por culpa del coronavirus. Eso no quiere decir que se vaya a dar un aprobado general, ni quiere decir que no pueda haber casos de estudiantes que no vayan a promocionar de curso en base a lo que decida el claustro. Soy consciente de que el profesorado está haciendo un gran trabajo desde casa, que está en permanente contacto con el alumnado, hay que valorarlo, y un aprobado general no entra en esta lógica", señaló. En ese sentido, señaló que "lo importante es dar las herramientas y las orientaciones suficientes para que cuando recuperemos la presencialidad el alumno termine el curso con su nota".

noticias de deia