La pandemia cambia las costumbres en el consumo de agua

Nos levantamos más tarde y hemos trasladado actividades vespertinas a la mañana

08.04.2020 | 00:09
Las duchas en casa se usan mucho más estos días de confinamiento al no poder acudir a los gimnasios y polideportivos.

El confinamiento que sufrimos ha supuesto multitud de cambios radicales muy visibles en la sociedad y otros muchos menos apreciables, pero igual de interesantes. Por ejemplo, en el consumo de agua potable en Bizkaia. El análisis realizado para DEIA por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia (CABB) durante las primeras semanas del enclaustramiento social, indica que el consumo en las casas y los municipios, en general, ha variado muy poco, un 3,4% menos durante la última semana, que nos levantamos más tarde de la cama y que algunas actividades, que antes del coronavirus realizábamos por la tarde, ahora se efectúan a lo largo de mañana al estar más tiempo en el hogar.

Koldo Urkullu, director de Explotación, Abastecimiento y Saneamiento del CABB, explica que "las gráficas nos aportan un cambio evidente del uso del agua". Los cuadros recogen el consumo diario de las zonas residenciales y de negocios hosteleros, peluquerías y otras pequeñas empresas en servicio y las previsiones que de tal gasto acuífero tiene el CABB.

Como se observa en la gráfica adjunta de Sestao, la parte sombreada en color azul es la predicción "en base a los consumos históricos que tenemos registrados", indica Urkullu. Una augur tecnológico que incluso detalla las distintas franjas horarias. El otro referente es la línea negra que marca el gasto real de agua esos dos días concretos del 17 y 18 de marzo. Como se ve hay cambios evidentes que "se pueden trasladar a todos los municipios consorciados", apostilla el responsable del CABB.

Durante la madrugada no hay cambios. Es a primera hora de la mañana cuando se empiezan a abrir los grifos, pero se hace más tarde de lo habitual. "La línea negra va detrás de las previsiones, lo que implica que en vez de tener el pico de consumo a los 8.30 de la mañana se traslada aproximadamente hasta las 11.00". Los 27 litros de agua por segundo que se gastan además se mantienen varias horas, cuando en una situación normal los grifos expulsan mucha menos agua.

Urkullu explica que "entre las 11.00 de la mañana y las 4.00 de la tarde se produce una especie de meseta y es un consumo sostenido bastante mayor que lo previsto".

Lo que sí mantenemos igual es una baja actividad a partir de la hora referida, "no sé si porque la gente ve la tele o se sigue echando la siesta", analiza el responsable. A partir de las 19.00 horas, se produce otra hora punta, aunque no tan elevada como antes del covid-19. "Entendemos que actividades que antes se realizaban a esa hora tras llegar de trabajar se han trasladado al mediodía y ahí podemos incluir desde el baño de los niños, hasta poner lavadoras o lavavajillas", indica. Con la llegada de la noche, el consumo en la hora de ir a la cama se mantiene sin variaciones.

Gasto muy similar a antes Estos cambios detectados lo son además bajo un paraguas en el que el consumo de agua casi no ha variado. Según un análisis de los datos del primer trimestre de este año los contadores arrojan resultados similares. Dividido por semanas, en la última de enero se contabilizaron 1.669.989 metros cúbicos de agua consumida, entre el 24 de febrero y el primero de marzo la cifra se quedó en 1.652.953 metros cúbicos, mientras que en las dos últimas semanas del pasado mes el consumo fue de 1.629.093 y 1.644.014 metros cúbicos.

Solo se ha detectado una bajada mayor de consumo en la pasada semana, un 3,4% menos. Esta tendencia mantenida, Urkullu cree que se debe a compensaciones entre los hogares y las actividades externas. "Lo que habitualmente gastamos en el polideportivo o el gimnasio cuando nos duchamos lo consumimos ahora en casa", opina.

También pone otros ejemplos como los asiduos que, mayoritariamente por trabajo, comen fuera de casa. "Antes el agua que podía consumir un restaurante para atender a sus clientes ya no la usa. Ahora se gasta en las viviendas de las personas que están teletrabajando", indica.

Otra cuestión es la factura que tiene que pagar el sector industrial de Bizkaia al CABB. El responsable de este organismo especifica que "los datos de la pasada semana, cuando se paralizaron muchos de nuestros grandes clientes industriales, ya indican un descenso, pero tampoco se puede decir que sea un periodo de consumo extraordinariamente bajo". De hecho, tras registrarse un descenso la pasada semana de un 4,25% sobre el consumo medio hasta el estado de alarma "aún se está en niveles superiores al gasto que registramos en la época navideña", finalizó Urkullu.

Al detalle

Hora punta

Cambio a lo largo del día. Las gráficas del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia (CABB) reflejan como la hora punta de la mañana se prolonga mucho más tiempo, mientras que por la tarde desciende por un evidente traspaso de actividades al estar más tiempo en casa.

Previsiones

Consumo diario. El CABB trabaja con un sistema que, en base a los consumos históricos que se registran en las poblaciones, predice cuánta agua consumirán los abonados durante los diferentes días de la semana.

Industrias

Descenso del 4,25% . La paralización de la actividad en los grandes clientes industriales del CABB se ha reflejado en un descenso de consumo de un 4,25%, una rebaja que tampoco es tan elevada, según el CABB.

noticias de deia