Alerta mundial por coronavirus

Los tres casos de contagio en Euskadi han circulado 15 días con el coronavirus

Osakidetza mantiene a un total de 110 contactos localizados y en vigilancia, mientras en Nafarroa hay una mujer en estado grave ingresada en la UCI

01.03.2020 | 06:16

Bilbao - La crisis del coronavirus ha alcanzado Euskadi con toda su virulencia ya que además de los tres casos confirmados, hay otras 110 personas que se encuentran localizadas y en seguimiento por si pudieran haber resultado contagiadas. El Departamento vasco de Salud confirmó ayer por la mañana un tercer caso positivo de coronavirus covid- 19, un profesional sanitario compañero en el hospital Txagorritxu de Gasteiz de la médica que el sábado dio positivo. Según las autoridades sanitarias, de las 110 personas que han tenido contacto con los tres casos positivos, cinco presentan síntomas, y todos ellos permanecen en sus domicilios salvo siete pacientes del médico afectado que se encuentran ingresados en la sexta planta del hospital gasteiztarra. Por su parte, el Gobierno de Nafarroa informó del primer caso positivo de una mujer de 39 años en estado grave en la UCI.

Con todos los ojos puestos en la epidemia, la consejera de Salud, Nekane Murga, detalló ayer los tres casos y no descartó que el número aumente en Euskadi en los próximos días ya que los virus de covid-19 de los tres infectados han estado en circulación dos semanas, aunque instó a la calma por tratarse de una infección "que tiene bajo riesgo". "No hay que restar importancia a la expansión del coronavirus, pero mandamos un mensaje de serenidad y confianza en el sistema sanitario, tenemos un protocolo y llevamos tiempo preparándonos para este momento", afirmó.

Salud explicó que el primero de los casos positivos fue el de una mujer de Gipuzkoa que viajó a Milán del 18 al 22 de febrero, presentó los primeros síntomas el día 25 y contactó con Salud el 26. Tras esperar en su casa dos días para evitar "falsos negativos" dio positivo y permanece en tratamiento en su domicilio y se controla a ocho contactos cercanos. Estas personas están sometidas a "vigilancia activa" también en sus casas ya que no presentan ningún síntoma. La mujer está en buen estado y deberá permanecer en su vivienda con seguimiento.

La segunda paciente con covid-19 es una profesional sanitaria de Txagorritxu que viajó a Andalucía y el día 17, a la vuelta, presentó síntomas muy leves y siguió trabajando en el hospital al dar negativo en las pruebas. Tras coger la baja por tener fiebre hace una semana, dio positivo y está en su domicilio. Osakidetza ha realizado pruebas a 58 "contactos", de los que 6 tenían síntomas y uno de ellos dio positivo ayer. Se trata de otro sanitario del mismo hospital que también está en cuarentena en casa y que se relacionó, a su vez, con otras 44 personas susceptibles de haberse contagiado.

A los 110 "contactos" contabilizados por el momento se les ha pedido que durante catorce días extremen la higiene, especialmente el lavado de manos, reduzcan sus apariciones en lugares públicos, comuniquen si van viajar y que avisen si tienen fiebre, cuando pasarían a ser un caso en investigación. El Gobierno vasco informó, tanto al Ministerio de Sanidad como al Gobierno andaluz, del caso de la médica. De hecho, también se dio aviso a la compañía aérea para que identifique a las personas que viajaron junto a ella, aunque no está establecido que su contagio se produjera en Andalucía.

Osakidetza tratará siempre que pueda los casos de coronavirus con asistencia domiciliaria, salvo complicaciones que requieran ingreso. En este sentido, el jefe de Vigilancia y Vacunas de Salud, Txema Arteagoitia, señaló que una de las prioridades pasa por evitar la entrada de posibles casos en los centros hospitalarios y por ello se potenciará "al máximo la hospitalización y vigilancia a domicilio", tanto de los sospechosos como de los casos confirmados.

Murga insistió en las medidas higiénicas (lavarse las manos, toser protegidos por el antebrazo, usar pañuelos desechables) como las más importantes para evitar la expansión y recordó que la enfermedad solo es grave para personas mayores con problemas respiratorios y cardiopatías. En el caso de las personas jóvenes, el proceso es similar al de un cuadro catarral viril con unas décimas de fiebre.

La consejera reiteró que las mascarillas no protegen y solo deben usarse si se tienen síntomas de enfermedades respiratorias contagiosas cuando se está en presencia de personas del grupo de riesgo. En la línea de potenciar el aislamiento domiciliario, Murga anunció que con este mismo fin se van a tramitar las bajas laborales por coronavirus por teléfono, para evitar que los afectados tengan que ir a los centros de Atención Primaria a solicitarlas.

noticias de deia