durante cinco años

Vodafone devuelve 1.380 euros a una vasca por servicios que tuvo contratados sin saberlo

Las cantidades venían bajo el concepto Vodafone y no llamaban la atención

09.02.2020 | 15:53
Vodafone

Las cantidades venían bajo el concepto Vodafone y no llamaban la atención

BILBAO. La usuaria, residente en Barakaldo, tiene los servicios de acceso a internet y móvil contratados con Vodafone, y desde 2014, ha pagado facturas muy elevadas. Las cantidades venían bajo el concepto Vodafone, por lo que no llamaron la atención de la usuaria, ha explicado Facua.

Posteriormente, sin embargo, descubrió que las facturas incluían cargos por "pago a terceros" de juegos on line y canales de TV por el móvil bajo los nombres Velbox Gamein, canal TV y MobApps, con cantidades que ascendían a 890,45, 425,99 y 63,84 euros,  respectivamente.

Así, en mayo de 2019, la usuaria decidió dar de baja todos los servicios externos diferentes a la propia tarifa de Vodafone por su línea de teléfono e internet pero siguió recibiendo cobros con el concepto de "pago a terceros". Por ello, decidió acudir a Facua para que defendiera sus derechos como consumidora.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió a Vodafone para reclamarle los más de 1.400 euros cobrados por "pagos a terceros". En su escrito, Facua recordó a la empresa de telecomunicaciones que el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los  Consumidores y Usuarios, en su artículo 89, apartado 4, que son abusivas las cláusulas que impliquen "la imposición al consumidor o  usuario de bienes o servicios complementarios o accesorios no solicitados".

Los servicios de "pagos a terceros" son ofertados por terceras empresas proveedoras de los mismos que ofrecen contenidos como música, juegos, y noticias, que son contratados directamente entre el usuario titular de la numeración móvil y el tercero sin ser Vodafone  parte de la contratación.

Finalmente, la compañía ha devuelto en julio a esta clienta los 1.380 euros correspondientes al consumo de "pagos a terceros" que desconocía tener contratados.