Antonio Vega músico y uno de los fundadores de nacha pop

Urdaibai, el sitio de recreo de Antonio Vega

09.02.2020 | 11:14
En mayo se cumplieron diez años de la muerte de Antonio Vega.Foto: Efe

gernika - En el décimo aniversario de la muerte del ex Nacha Pop, vecinos de Gernika-Lumo evocan los días que el músico vivió en Busturialdea. ¿Pudo ser Urdaibai el sitio de recreo de la famosa canción de Antonio Vega? ¿Canciones como Anatomía de una ola pudieron estar inspirados en ese paraíso de costa vizcaina? Al tiempo que se cumplen 10 años desde que su corazón dejara de crear genialidades sobre pentagramas, vecinos de Gernika-Lumo rememoran que el guitarrista y voz primigenio de Nacha Pop residió en algún enclave de aquella reserva de la biosfera.

Fuentes consultadas señalan al compositor de himnos como Chica de ayer, Se dejaba llevar por ti o Elixir de juventud en algún lugar tan bucólico como bohemio en el triángulo formado por Ibarrangelu, Natxitua y Ea. Entre el "azul" y "líneas en el mar" que cantaba y La última montaña, acantilados, por ejemplo, de Ogoño.

Llegó hasta allí, según testimonios de referencia, junto a su novia y única mujer con la que se casó: Teresa Lloret, reconocida pintora a quien, como a un hermano, aún se ubica en parajes de Busturialdea. "Ella fue quien pintó el mural del Pentagrama, el famoso bar Penta de Malasaña y que Antonio citaba en Chica de ayer", detalla un gernikarra que recuerda a la pareja frecuentando la noche de la villa en "el bar Metropol, ahora cerrado. En alguna ocasión llegó a coger alguna guitarra. Se supone que vino a desengancharse de la heroína y tal vez fue tras la disolución de Nacha Pop. Estuvo por aquí como diez años, hasta que se separaron", precisa.

Antonio Vega nació el 16 de diciembre de 1957 en Madrid y murió el 12 de mayo de 2009. Mito, exdeportista empedernido y gigante del cosmos sonoro castellano al mismo tiempo, fue un asiduo a los arenales y rocas de Laida, Laga u Ogeia. Pasaba desapercibido, pero no sus canciones que seguían gestándose con títulos, algunos menos conocidos, como Mi hogar en cualquier sitio. ¿Bizkaia uno de ellos? "Me hizo ser de donde piso", armonizaba.

En Gernika, recuerdan su espigada sombra visitando el prehistórico valle de Oma, el tan turístico como onírico bosque pintado de Agustín Ibarrola. ¿Llegarían a conocer al escultor en persona a través de Teresa? "Ella era conocida por aquí. Siempre vestida de negro, entonces impartía cursillos en ayuntamientos de la zona, de pintura, manualidades... Tras irse Antonio, comenzó a estar más por Lekeitio", ubican.

Aunque no se conoce la existencia de fotos del icono de Majadahonda en Urdaibai, sí existen imágenes de vídeo de su viuda en las dunas de Laida o en Ea. Han quedado registradas para la eternidad en el tan polémico -criticado por la familia del malogrado intérprete- como necesario y póstumo documental de Paloma Concejero, titulado Tu voz entre otras mil (2014). "Yo conservo un recibo de la renta del caserío que ocupaban, como curiosidad. Era de un amigo", agrega un seguidor del autor de discos como Océano de sol.

Pero no es Urdaibai la única conexión de Vega con Bizkaia. Aunque él siempre lo negó -partamos de ahí- se ha dicho que la diseñadora de moda Maite Etxanojauregi -"era de Bilbao", aseguran- fue aquella Chica de ayer, rubia a quien cantaba: "Mi cabeza da vueltas persiguiéndote". El músico, como decíamos, en todas las entrevistas aseguró que aquella mujer no existió o si fue real nunca desveló su identidad. Lo que sí queda más claro es el indudable parecido de este himno con la canción La caza del bisonte del cantautor argentino Piero registrado en la década de los años 70 del siglo pasado. Tanto como el descarado y reciente Nunca nadie de Leiva con el Lake Charles de Lucinda Williams. No obstante, el brillo de una de las canciones más conocidas del pop castellano sigue presente con versiones de El Canto del Loco, Germán Coppini (Golpes Bajos), Enrique Iglesias, Antonio Carmona o, de forma reciente, los vizcainos Shinova. Incluso existe una lustrosa versión en inglés The girl of yesterday de los neoyorquinos Gigolo Aunts.

Con tan solo 51 años -quien también se reivindicaba como una persona con humor- conoció el paso siguiente a la vida. Hoy, sabemos que su Lucha de gigantes también fue una realidad en alguna Desordenada habitación de Urdaibai.