conflicto en la educación concertada

Sindicatos planean una movilización final para acabar el curso de forma visible

Acusan a Kristau de buscar la división sindical como único objetivo y  cifran el seguimiento de la huelga entre el 55% y el 65%

09.02.2020 | 02:35
Los trabajadores de los centros de iniciativa social de la red de la enseñanza concertada han celebrado este miércoles una manifestación en Bilbao.

Baile de números: cifran el seguimiento de la huelga entre el 55% y el 65%

BILBAO. Así lo ha dado a conocer en declaraciones a Europa Press el  responsable del sindicato Steilas en la mesa negociadora, Sabin  Arrizabalaga, quien ha acusado a la patronal Kristau Eskola de que el  único "objetivo visible" que parece tener es "buscar la división  sindical" y "dinamitar" el proceso negociador.

Los sindicatos han cifrado la participación en la huelga de este  miércoles en un seguimiento "similar" a las convocatorias realizadas  en abril, "entre el 55 y el 65%", y han calificado de "masivo" la  asistencia a la manifestación que ha recorrido la Gran Vía bilbaína,  en torno a las 3.500 personas.

Arrizabalaga ha hecho alusión a la misiva remitida por Kristau  Eskola a todas las direcciones de los centros concertados de su  mbito patronal y a sus trabajadores, donde acusaba a los sindicatos  de plantear reivindicaciones que "exceden el marco normativo" de la  red concertada y donde revelaba que había mantenido contactos  unilaterales solo con uno de los sindicatos, ELA.

A juicio del portavoz de Steilas, ese movimiento es "algo que no  nos sorprende porque conocemos las dinámicas de Kristau Eskola". En  ese sentido ha indicado que "hacer pública su postura antes de  hacérsela llegar al resto de sindicatos es una maniobra, una más,  para buscar la división sindical, algo que no va a conseguir puesto  que los demás sindicatos ya sabíamos de las reuniones por la propia  ELA porque nos lo ha comunicado previamente", ha indicado.

"Lo único que se ha hecho a espaldas nuestras es el gesto de  Kristau Eskola de trasladar la propuesta a los centros, que creemos  que es una maniobra, una más, pero no va a conseguir su objetivo de  provocar la división sindical" ha reiterado.

Asimismo, ha acusado a Kristau de ni siquiera tener en cuenta la  propuesta que le hizo ELA en esos encuentros y consideramos que una  vez más ha bloqueado las conversaciones", algo, que desde su punto de  vista, "hace difícil que se llegue a acuerdos antes de final de  curso, aunque los sindicatos mantenemos la idea de seguir negociando  antes de acabar el curso actual".

ESCEPTICISMO SINDICAL

El portavoz sindical se ha mostrado "escéptico" ante esa posible  resolución del conflicto antes del verano porque, "cuando parece que  se abren las vías de negociación y parecía que se podía encaminar  esta situación hacia una solución, la patronal, una vez más, ha hecho  lo mismo que en febrero, no sabemos por qué, y el único objetivo  visible que le vemos es romper la unidad sindical".

Los sindicatos han acusado a Kristau de cometer "el mismo error"  que con sus anteriores propuestas, que es seguir ligando los salarios  a la financiación pública, algo que ya saben que es "una línea roja"  para todos los sindicatos y "va en contra de la negociación  colectiva, además de seguir queriendo alargar la vigencia del  convenio hasta el año 2023", ha precisado Arrizabalaga.

Respecto a la afirmación realizada este pasado martes por el  portavoz del Gobierno Vasco de que ha hecho todo lo que está en su  mano porque se trata de un conflicto laboral en el que solo es  posible la mediación del departamento de Trabajo, el representante de  Steilas ha asegurado que "esto no es un conflicto competencial, sino  algo que hay que resolver en el marco de una negociación colectiva  donde hay que tener presente y en cuenta que se trata de un sector  con una fuente de financiación pública muy importante que procede del  Gobierno vasco".

En su opinión, "el Gobierno Vasco tiene su responsabilidad en esto  y lo que no puede hacer es pasarse la pelota de un departamento a  otro y lavarse las manos delante de las familias y la sociedad  diciendo que no es un problema en el que esté implicado el Gobierno,  cuando es la principal vía de financiación de los centros".

ENROCADOS

Por su parte, la portavoz de ELA, Miren Zubizarreta, presente en  las reuniones mantenidas durante abril con la patronal, ha acusado a  Kristau Eskola de mostrarse "muy enrocados en sus posiciones" porque  han constatado que "están teniendo unas actitudes y utilizando unas  estrategias que, lejos de mostrar una voluntad de llegar a consensos,  parece que solo tienen interés en desactivar la movilización y en  crear una división entre los sindicatos más que en llegar a  consensos".

Este jueves tendrá lugar la última jornada de huelga prevista para  este curso, que incluye otra manifestación por las calles de San  Sebastián, y los sindicatos han organizado asimismo una nueva marcha  para el próximo 23 de mayo como paso previo a la movilización final  anunciada antes de fin de curso para "hacer visible" la situación del  conflicto.

noticias de deia