Sánchez sugiere los indultos a los presos al primar "la concordia, no la venganza"

Sus socios de investidura avalan la medida de gracia para distender el conflicto pese a la ofensiva judicial de la derecha

25.05.2021 | 17:37
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez

Pocas horas después de que sus socios de investidura respaldaran los indultos a los presos soberanistas como vía inicial para resolver el conflicto político en Catalunya, Pedro Sánchez dio a entender que desde Moncloa se procederá a dar viabilidad a esta herramienta. El presidente del Gobierno español sugirió que para adoptar la decisión definitiva se guiará por los valores "constitucionales de la concordia, el diálogo, y por la superación de la crisis que desgarró la sociedad catalana", y no por "venganza ni revancha", por lo que instó a "mirar al futuro". Así lo aseguró desde Bruselas tras el Consejo Europeo aunque prefiere aguardar al informe preceptivo del Tribunal Supremo, que se prevé desfavorable, y a que el Ministerio de Justicia construya después los expedientes de los condenados.

"Lo más importante para mí es que pese a que hay partidos y personas que defienden otras tesis, creo en esos valores donde caben el entendimiento y el respeto a las leyes, la Constitución y la legalidad, que es donde siempre se ha movido el Gobierno de España". Sánchez aludió así la formulación de la conmutación de la pena condicionada a que los presos cumplan con la ley y no cometan de nuevo el delito. El líder del PSOE recordó que él mismo estuvo al lado del Ejecutivo de Mariano Rajoy cuando estuvo en riesgo la "integridad" del Estado, en el otoño de 2017, por lo que pidió "lealtad" a la oposición, especialmente al PP.

A nadie se le escapa que Moncloa está preparando el terreno de cara a este escenario, avalado con distintos matices por el bloque de la investidura, pese a la ofensiva judicial que pretende desarrollar la bancada de la derecha. El Gobierno español precisa que velará "por el interés general" apoyándose en la legalidad vigente y con transparencia, mientras que Pere Aragonès, en su debut como president, admitía que "cualquier medida que ayude a aliviar el dolor de los presos políticos y de sus familias vamos a recibirla bien, será bienvenida". El Jefe del Govern entiende esta herramienta como una noticia que invita al optimismo en puertas de que pueda retomarse la mesa de diálogo, aunque avisó de que "la causa general contra el independentismo va mucho más allá de los nueve presos políticos", ya que hay otras abiertas en el Tribunal de Cuentas y en el juzgado número 13 de Barcelona, por lo que ve necesaria una "amnistía".

Respaldo jeltzale


El PNV plantea que el punto de partida para solucionar la cuestión es que "los presos salgan de prisión". Así lo señaló Aitor Esteban, quien pidió dejar atrás "la política de regate corto" y la amenaza a los tribunales, señalando al PP. "Una posición de este tipo no favorece al país, sino que se empeoran la circunstancias políticas negando que se pueda dar una vía de solución al conflicto", explicó el dirigente jeltzale, para quien "ayudaría mucho para crear un ambiente de cierta normalidad que se hiciera pedagogía de la concordia, del encuentro, entendimiento y el diálogo". Interpelado sobre la posición de los reclusos, Esteban apuntó que si se ven obligados a hacer ese "acto de contrición" y renunciar a su aspiración de que Catalunya vote sobre la independencia, es que "a España le falta bastante hervor democrático". A su vez, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, recordó a Sánchez que "más allá de los indultos, se necesita una solución política dialogada", y rechazó las condenas porque fueron "un castigo a la ciudadanía que les votó". "Y añadió: "Con un 52% de votos el problema va a seguir ya que las realidades no cambian porque alguien quiera que ocurra, en democracia las cosas se resuelven hablando y dialogando".

El aliado de coalición de Sánchez, Unidas Podemos, cree que el tema debe ser abordado "sin presión". El portavoz Pablo Echenique reiteró que "siempre hemos defendido que no deberían haber entrado en la cárcel, es el momento de que todo vaya según sus cauces y ojalá podamos ver cómo se retoma el diálogo ahora que hay un nuevo gobierno constituido allí, y comprobar cómo se desinflama el conflicto territorial". Sobre si deberían tener un indulto parcial o total y condicionar su concesión a una manifestación de arrepentimiento, el dirigente morado subrayó que no se le debe pedir a nadie que "renuncie a sus ideas" a la hora de hacer política. Por su parte, los diputados de Más País y Compromís Íñigo Errejón y Joan Baldoví, respectivamente, pidieron valentía al ver los indultos como un instrumento válido porque "la solución del problema es más importante que el castigo a personas que han vulnerado el Código Penal español, pero que lo han hecho de manera pacífica".

La CUP demanda ir más allá y no quedarse en una solución cortoplacista. Su diputada Mireia Vehí matizó que ello dejaría fuera a otras 3.000 personas que han sido "represaliadas" desde 2014, y en ese sentido volvió a cargar contra el PSOE por frenar en la Cámara el debate sobre la Ley de Amnistía para todos los condenados por el proceso independentista. Por eso, exhortó a Moncloa a impulsar una amnistía porque, a su juicio, "va a pagar el mismo precio" con ella que si se limita a los indultos. "El diálogo que ofrecen está vacío ya que no existe si no es en sus términos", censuró.

Freno a la renovación del CGPJ


En esta tesitura, el PP interrogará hoy al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo sobre los planes del Gobierno ante lo que califica como "burla a la democracia" y un pago "a cobro revertido" al independentismo para mantenerse en el poder, según declaró la portavoz popular Cuca Gamarra. Y es que con este telón de fondo sería "casi imposible" renovar el Poder Judicial. "Con aquel que no solo no se arrepiente, sino que dice que lo volvería a hacer, no se pueden conceder medidas de gracia", manifestó, reiterando el compromiso de Génova de impugnar los indultos ante el Supremo. Algo que también tiene intención de cursar Vox. Iván Espinosa de los Monteros anunció además "movilizaciones y protestas en las calles" si se saca de prisión a "delincuentes encarcelados por haber roto la ley". Desde Ciudadanos, Edmundo Bal, adelantó que interpondrán un recurso contencioso administrativo. "Los indultos están para otra cosa, cuando una condena es exagerada o no cumple con la finalidad de la pena porque el condenado está reinsertado; no para pagar favores a ERC por sostener su gobierno", espetó al ministro.

noticias de deia