Sánchez se apresta a vivir una intensa semana parlamentaria

Se enfrenta al control del Congreso con el foco puesto en el 23-F y las tensiones del gobierno

22.02.2021 | 01:06
Sánchez comparece en el Congreso.

Las tensiones en el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos a cuenta de las últimas manifestaciones por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél y el 40 aniversario del 23-F centrarán una intensa semana parlamentaria en la que el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, comparecerá en el Congreso para explicar la aplicación del estado de alarma. Antes deberá hacer lo propio en el Senado en apenas tres días que podrían ser una nueva prueba de fuego para el presidente.

La evolución de la pandemia estará presente en las dos Cámaras aunque con mucha probabilidad la comparecencia de Sánchez en el Congreso de los Diputados estará marcada por la tensiones surgidas otra vez dentro del Gobierno de coalición, entre ministros y entre el PSOE y Unidas Podemos. De hecho, en la sesión de control del próximo miércoles en la Cámara Baja, el presidente del gobierno afrontará el malestar que causa entre algunos socios prioritarios, como el PNV, el rifirrafe continuo sobre leyes de igualdad, libertad de expresión o de nuevo por el Ingreso Mínimo Vital. El presidente también tendrá que contestar a PP, Vox y C's por los actos violentos ocurridos en Madrid, Barcelona o Valencia tras ser encarcelado Hasél y a los que algunos dirigentes de Unidas Podemos dieron su apoyo. La idea de la oposición pasa, en todo caso, por tratar de agrandar la brecha abierta entre las dos formaciones de gobierno, que durante la pasada semana han mostrado sus diferencias a este respecto. Ya lo hicieron en la comisión de Interior, ante el ministro Marlaska.

Todo esto será apenas horas después de que la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, reciba en la carrera de San Jerónimo al rey Felipe VI, que presidirá en el Salón de Pasos Perdidos el 40 aniversario del golpe de Estado. Un acto al que también asistirá el jefe del Ejecutivo y al que están invitados todos los vicepresidentes, representantes de las altas instituciones del Estado y los portavoces de los grupos parlamentarios. No estarán, en todo caso, los responsables de formaciones como las soberanistas catalanas, vascos o gallegos.

La presencia de Iglesias en esta conmemoración se produciría tras sus últimas declaraciones sobre si España es o no una democracia plena y después de sus críticas por la expatriación del rey Juan Carlos I. El vicepresidente segundo también será el blanco de todas las miradas durante la sesión de control del miércoles, ya que mientras el secretario general del PP, Teodoro García Egea, querrá saber si considera que sus prioridades coinciden con las de los españoles, C's le preguntará por el balance que hace del desempeño de sus funciones. Por último, el líder del PP, Pablo Casado, se medirá con Sánchez después de la conversación telefónica para llegar a acuerdos en algunos temas como en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), aún pendiente.

En cuanto al Senado, Sánchez se estrena este 2021 con cuestiones dirigidas a cuestionar al presidente sobre los resultados electorales de Cataluña y los detalles del plan de vacunación. En el primero de los casos, serán interpelaciones dirigidas sobre todo por las formaciones nacionalistas catalanas, mientras que en el segundo, serán por parte del PP, con el portavoz de los populares Javier Maroto a la cabeza.