Interior acerca a cuatro reclusos de ETA, tres de ellos con delitos de sangre

Se trata del asesino de Tomás y Valiente, el de varios militares y el de dos guardias civiles

16.01.2021 | 01:03
Jon Bienzobas está acusado de ser el autor material del asesinato de Tomás y Valiente. Foto: Efe

Bilbao – Instituciones Penitenciarias ha dispuesto el traslado de cuatro presos de ETA, tres de ellos condenados por varios asesinatos. Así, en este grupo de presos con delitos de sangre se encuentra Jon Bienzobas, que cumple condena entre otras causas por el asesinato en 1996 del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Tomás y Valiente. Además de Bienzobas, los otros dos presos con delitos de sangre son Iñaki Etxeberría y Aitor Agirrebarrena. Estos tres reclusos serán llevados a cárceles próximas a Euskadi. El cuarto recluso es Patxi Marqués, que no está condenado por delitos de sangre. En este caso, será trasladado a la prisión alavesa de Zaballa.

Jon Bienzobas será llevado del centro penitenciario Puerto III de Cádiz al de Dueñas en Palencia. En prisión desde 1999, primero en Francia, fue condenado a 30 años de cárcel por el asesinato a tiros de Francisco Tomás y Valiente en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid el 14 de febrero de 1996. Asimismo por el asesinato también de varios disparos de un vecino de Getxo el 10 de junio de 1990. Además fue condenado a 186 años de prisión por el atentado con coche bomba cometido el 15 de enero de 1994 al paso de una furgoneta oficial del Ejército del Aire en Madrid. Bienzobas ha aceptado la legalidad penitenciaria y reconoce el sufrimiento causado por su actividad terrorista.

Iñaki Etxebarria será trasladado de Topas en Salamanca a El Dueso en Cantabria. Ingresó en prisión el 20 de febrero de 2001. La Audiencia Nacional le condenó a 457 años de prisión por su participación el 6 de febrero de 1992 en el atentado con coche bomba en la plaza de la Cruz Verde de Madrid contra una furgoneta del Ejército, que causó la muerte de sus cinco ocupantes. También fue condenado a 30 años de prisión por el atentado cometido el 23 de marzo de 1992 mediante la colocación de una bomba-lapa en los bajos del coche del coronel del Ejército Manuel Carrasco, en el que murió el hijo del militar, Juan José Carrasco.

Aitor Agirrebarrena será llevado del centro penitenciario Puerto III a la cárcel de Villabona en Asturias. Ingresó en prisión el 9 de septiembre de 2009, ha aceptado la legalidad penitenciaria, ha reconocido el daño causado a las víctimas, ha expresado su esperanza de repararlo y ha renunciado a la violencia. Fue condenado a 75 años de prisión por su participación en el atentado cometido el 20 de agosto de 2000 en Sallent de Gállego (Huesca) en el que murieron dos guardias civiles y a 33 años por el asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado Carrera el 22 de octubre de 2000 en Gasteiz.

Por último, Patxi Marqués irá del centro penitenciario Castellón II a la prisión de Zaballa en Araba. Ingresó en prisión el 10 de junio de 1998, ha aceptado la legalidad penitenciaria. Fue condenado a 62 años de prisión por planear un atentado que no se llegó a realizar contra el cuartel de la Guardia Civil del barrio getxotarra de Algorta.

Tercer grado Por otra parte, Instituciones Penitenciarias ha dispuesto la clasificación en tercer grado (régimen abierto) de Unai Fano, que cumple condena en el centro penitenciario de Basauri.

Ingresó en prisión el 18 de diciembre de 2008, ha aceptado la legalidad penitenciaria. Fue condenado a 20 años de prisión por pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y de armas sin licencia, robo y hurto de vehículo a motor.

noticias de deia