Podemos plantea elevar el déficit a cambio de su aval a las Cuentas

Azpiazu valora el "ánimo de negociación real" morado, con enmiendas por valor de 393 millones

14.01.2021 | 00:58
El consejero Pedro Azpiazu toma notas durante la reunión con Podemos, que fue telemática por un caso positivo en el equipo negociador de la formación morada.

Visos de sintonía. El Gobierno vasco acogió con satisfacción el posicionamiento de Elkarrekin Podemos de cara a una aproximación presupuestaria al entender que ha sido el único grupo de la oposición con "ánimo de entrar en una negociación real" con una propuesta "de máximos y sin líneas rojas". La formación que lidera Miren Gorrotxategi incluye en su planteamiento enmiendas por valor de 392,9 millones de euros y aspira a hacer "todo lo posible" en el actual contexto de pandemia para alcanzar "acuerdos políticos" que permitan aprobar unas Cuentas "con una base político social legitimadora lo más amplia posible". Tras el encuentro telemático que mantuvo el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, con la fuerza morada, con el que se cerró la primera ronda de reuniones, el dirigente jeltzale se comprometió a analizar con detenimiento las intenciones de Podemos, con quien se citó nuevamente para hoy a las 16.00 horas. Una receptividad que no se vislumbra respecto a EH Bildu, cuya proyección, a juicio de Lakua, no parece "sincera ni lógica".

"La negociación y el diálogo están abiertos. No pensamos que lo vayan a aceptar al cien por cien; si lo hicieran sería una propuesta revolucionaria", valoró Gorrotxategi, para quien la respuesta gubernamental "no puede demorarse más de un día o dos, no tenemos más plazo". Quizás por ello requirió a Azpiazu que estudiara la oferta "con cariño". En función de la contestación, Podemos adoptará una decisión sobre si presenta o no una enmienda a la totalidad y, aunque PNV y PSE suman ya mayoría absoluta, atraer a los morados supondría un golpe de efecto. Su principal exigencia concierne a aumentar el gasto público, para lo cual recurrirían a subir el déficit público. Los objetivos de estabilidad presupuestaria establecen que en 2021 el déficit sea del 2,2%.

Podemos entiende que está haciendo "un ejercicio de responsabilidad" y apuesta por actuaciones que supondrían un cambio del modelo productivo económico social y "mejorarían sustancialmente la vida de los vascos". A su juicio, son pretensiones "absolutamente factibles" aunque exigirían el citado aumento del gasto, "técnicamente posible", si se replantea el objetivo de déficit hasta un 2,7%. Su plan implica emitir deuda pública por importe equivalente a 492,9 millones. De los 392,9 millones que supondrían sus enmiendas, 55 millones corresponden al ámbito de la Salud, 31 millones a cuidados e igualdad, 15 millones a Educación, 10 millones a Vivienda, 152 millones en créditos ampliables en empleo e industria, 64 millones en energía y 65,9 en protección e inclusión social y derechos humanos.

La coalición plantea la reducción de la temporalidad de los trabajadores y de las listas de espera en atención primaria y en varias especialidades; que se refuercen las partidas de apoyo a las pymes; un plan de rescate al sector de la hostelería; el aumento de las ayudas al alquiler privado, de los actuales 250 euros a los 300 euros; y regular el precio del arrendamiento. En materia medioambiental mantiene su exigencia sobre la paralización de los proyectos para localizar gas en Gasteiz –parón ya aceptado por el Ayuntamiento de la capital alavesa–, y de Viura, en La Rioja.

En el ámbito sanitario, su finalidad es "blindar y reforzar" la sanidad pública y plantea reforzar las plantillas de Osakidetza de atención primaria y enfermería, "dignificar" las condiciones laborales e intensificar los recursos destinados para la vacunación del covid-19. En Educación, Podemos propone asegurar la financiación de la educación pública y, entre las medidas incluidas, aboga por implantar la gratuidad en la oferta pública de 0 a 3 años. En Vivienda, defiende prolongar las medidas de ayudas al alquiler dentro del parque de vivienda protegida para colectivos vulnerables hasta el fin de la emergencia sanitaria. En cuidados e igualdad, entre otros aspectos, insta a la intervención urgente de las residencias de mayores en las que la incidencia de positivos sea mayor de un 30% o en aquellas que nieguen la vacunación a sus usuarios. En materia de empleo e industria, establece un plan de rescate para los autónomos y pymes y plantea complementar la prestación por falta de actividad para autónomos del Gobierno español hasta alcanzar los 1.000 euros como prestación neta.

También propone un plan específico para el turismo, la cultura y la hostelería, e impulsar un pacto vasco por la industria sostenible y la economía circular. A su vez, defiende la creación de una empresa pública de energía y el almacenamiento energético, con una dotación de 4,5 millones, como fuente de respaldo de energías renovables. Otras propuestas son aumentar la inversión en I+D+i hasta el 2,5% del PIB en esta legislatura, revertir recortes y revinculación al SMI (34 millones) y un aumento de la partida para emergencia social. Por otra parte, fija una reforma fiscal centrada en la redistribución de la riqueza y la creación de una banca pública.

"La negociación y el diálogo están abiertos pero la respuesta no se puede demorar mucho"

miren gorrotxategi

Portavoz de Elkarrekin Podemos

"Ha sido la única fuerza que ha acudido con una propuesta de máximos y sin líneas rojas"

pedro azpiazu

Consejero de Economía y Hacienda


noticias de deia