Urkullu pide a Sánchez "más criterios y menos tutelas" en la desescalada

Propone pactar una nueva senda de estabilidad presupuestaria para Euskadi en el plazo más breve, en el marco de la Comisión Mixta del Concierto

26.04.2020 | 14:37
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha participado, a través de videoconferencia desde Lehendakaritza, en la séptima reunión de presidentes autonómicos convocada por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para abordar la situación creada por el coronavirus

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha pedido al presidente del Gobierno español Pedro Sánchez "más criterios y menos tutelas" para abordar la desescalada hacia una nueva normalidad ante la pandemia del coronavirus, y ha insistido en trabajar desde "el modelo de codecisión de Alemania, que comparte los criterios generales respetando los marcos competenciales en un Estado compuesto".


Visiblemente molesto por las ruedas de prensa que ofrece Sánchez antes de la videoconferencias de los domingos con los presidentes autonómicos, ha reiterado que se definan prioridades de cara a estos encuentros, y le ha reclamado, entre otras cosas, "un escenario económico y financiero cierto" de disponibilidad de recursos y capacidad de endeudamiento, así como "un horizonte presupuestario claro" que permita "proyectar nuevas medidas económicas".

En Euskadi, en concreto, propone pactar una nueva senda de estabilidad presupuestaria en el plazo más breve, dentro el marco de la Comisión Mixta del Concierto.

Urkullu ha realizado estos planteamientos durante su intervención en la séptima reunión, por videoconferencia, de Pedro Sánchez con máximos representantes de las comunidades autónomas, que coincide con el 83 aniversario del bombardeo de Gernika.

El lehendakari ha iniciado su alocución recordando que "el repique de campanas y el sonido de una sirena" rememorará este aniversario. "Cada año recordamos la barbarie del ataque a la población civil y lo que Gernika simboliza para la democracia, las libertades y el autogobierno del pueblo vasco", ha subrayado.

Según ha asegurado, este es "un ejemplo de capacidad de superación que  quería compartir", porque el recuerdo y homenaje a las víctimas de ayer y de hoy, "sirve como revulsivo para seguir trabajando por todo lo que representa la vida y la convivencia".

Posteriormente, el lehendakari se ha dirigido directamente a Sánchez para decirle que no sabe "cómo proceder" en el encuentro de este domingo, tras las ruedas de prensa de los sábados previas a estas videoconferencias.
En este sentido, ha recordado que él ha propuesto que para estas reuniones se definan prioridades del orden del día.

Para "predicar con el ejemplo", ha planteado tres objetivos prioritarios.

En primer lugar, se ha referido a la prioridad sanitaria, y ha señalado que Euskadi se encuentra "en fase de refuerzo de la Atención Primaria". "Estamos realizando un cribado de posibles pacientes Covid-19 con más de 4.000 test a las personas que tuvieron síntomas en marzo, para saber si son inmunes o no. La protección de los profesionales sigue siendo primordial", ha apuntado.

A su juicio, sería "oportuno" también conocer la planificación del Gobierno español para la distribución de suministros sanitarios en los próximos seis meses, para determinar cuál debe ser su horizonte de autoabastecimiento.


HORIZONTE PRESUPUESTARIO

En cuanto a la prioridad socio-económica, cree que se tiene que contar con "un horizonte presupuestario claro" que permita "proyectar las nuevas medidas económicas a adoptar". Asimismo, considera necesario compartir la previsión del horizonte de financiación y el marco de ayudas de la UE, y ha emplazado a "hacer fluir hacia las comunidades autónomas y sus sectores públicos esas líneas de financiación y ayudas".

Sobre la deuda, ha apostado por incrementar el gasto público para atender las necesidades sanitarias y sociales "inmediatas", pero también para hacer frente a una reactivacón económica y del empleo "imprescindible".
Para Iñigo Urkullu, esto debe hacerse "con rigor, en un escenario económico y financiero cierto, tanto de disponibilidad de recursos como de capacidad de endeudamiento". "A partir de ello, cada uno sabrá qué y cómo priorizar y gestionar", ha añadido.

En el caso vasco, ha propuesto pactar una nueva senda de estabilidad presupuestaria en el plazo más breve posible y en el marco de la Comisión Mixta del Concierto Económico. "Las circunstancias presupuestarias extraordinarias que vivimos requieren parámetros de suficiencia financiera y deuda pública acordados bilateralmente cuanto antes, con plenas garantías y seguridad jurídica", ha manifestado.


INGRESO MÍNIMO VITAL

Por otro lado, ha vuelto a solicitar una clarificación sobre la propuesta del Ingreso Mínimo Vital para "conocer el calendario de puesta en marcha, sus condiciones y cuantías previstas".

En esta línea, ha destacado que algunas Comunidades Autónomas cuentan con programas de protección social --en Euskadi la Renta de Garantía de Ingresos (RGI)--, "que pasarían a complementar esa base común". "El modelo de los países nórdicos es una referencia", ha precisado.

La tercera prioridad marcada por el Lehendakari se refiere a la transición a la nueva normalidad o desescalada, y ha puesto a disposición del Gobierno español el plan elaborado por su Ejecutivo.

Entre sus propuestas, destaca "una materia de especial incidencia social, económica y en el empleo", como la apertura progresiva de la actividad comercial con las mismas limitaciones que los comercios de alimentación" y, para ello, considera Alemania como referencia.


ACTIVIDADES CULTURALES, EVENTOS Y FIESTAS

Urkullu ha propuesto compartir criterio en cuestiones "de gran incidencia social" este verano: actividad cultural, eventos, fiestas populares; actividad física y deporte; o la gestión de playas y piscinas.

Además, ha mostrado su preocupación por "el ámbito de asilo y migración vulnerable". "Es urgente adoptar criterios comunes para su aplicación en cada Comunidad, con relación a las prórrogas en los distintos programas y a los permisos de residencia y trabajo", ha apuntado. En esta materia, su referencia es Portugal.

Tras subrayar que el 10 de mayo se abrirá "una nueva fase" en la desescalada, cree "conveniente anticiparse y compartir a tiempo las decisiones de esta transición para su más correcta organización y comunicación a la sociedad con certidumbre".


APELACIÓN "RETÓRICA" A LAS COMUNIDADES

De esta forma, ha instado a definir los niveles de riesgos, de medidas y comunicación "temprana, sencilla y ejecutable". En cuanto al anuncio de que el Consejo de Ministros del martes aprobará un cuadro de medidores sanitarios que servirán de referencia para tomar decisiones, ha afirmado que "la decisión está tomada y que la apelación a las Comunidades Autónomas para definir juntos este cuadro de mando es, más bien, retórica".

"Siendo esto así, reitero la necesidad de que esos criterios sean públicos, claros y objetivos, y sirvan para disponer de un horizonte preciso para levantar el estado de alarma", ha reclamado.

Iñigo Urlullu ha recordado que se ha dicho que la desescalada "será gradual y, sobre todo, asimétrica", por lo que dice que puede "colegir que cada Comunidad Autónoma en coordinación con el Ministerio, debe tener capacidad para gestionar internamente sus propios ritmos y decisiones de transición a la nueva normalidad"

En este contexto, ha pedido "más criterios y menos tutelas". "Presidente, no teniendo el ejercicio del mando único de esta manera, recuerdo que los presidentes de Comunidades Autónomas y lehendakari somos los representantes ordinarios del Estado en la Comunidad ¿Qué más autoridad competente es necesaria?. Actuar en base a prioridades compartidas es un buen método para fundamentar la colaboración", ha manifestado.

Por ello, ha vuelto a poner sobre la mesa "el modelo de codecisión de Alemania, que comparte los criterios generales respetando los marcos competenciales en un Estado compuesto".

Urkullu ha apelado a "un modelo de cogobernanza, coordinación y corresponsabilidad, que establezca unas bases comunes compartidas y su ejecución de proximidad, adaptada a la realidad desde el principio de subsidiariedad, respetando el autogobierno".