La “unilateralidad” de Sánchez en políticas de empleo

El lehendakari revela que negocian con Moncloa “reconducir” la eliminación de la partida de formación de parados

03.04.2020 | 00:35

BILBAO – El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que el Gobierno vasco está manteniendo ya conversaciones con el Ejecutivo español para tratar de "reconducir" la decisión del Gabinete Sánchez en relación a las partidas para las políticas activas de empleo. El último real decreto-ley aprobado esta semana por el Consejo de Ministros prevé la eliminación de las partidas presupuestarias de las comunidades autónomas, incluida Euskadi, para la formación de los desempleados. El Gobierno español quiere disponer de esos 2.414 millones de euros para financiar la batería de medidas adoptadas dentro del "escudo social" a los perjudicados por la pandemia.

Urkullu realizó estas manifestaciones durante su comparecencia en la reunión informal de la Diputación Permanente para explicar la gestión ante la crisis del coronavirus. El lehendakari lamentó que el Ejecutivo español haya vuelto a adoptar "una medida unilateral", en este caso, en relación con los fondos de las políticas activas de empleo. La medida fue calificada por el Gobierno vasco como un "decretazo" que supone una "invasión competencial" y un zarpazo al autogobierno.

Durante su declaración reveló que su equipo ya ha iniciado las conversaciones para "tratar de reconducir esta decisión y ajustarla a un acto de consenso". En este sentido, señaló que espera "lograr el mismo resultado" que en relación con el decreto ley que establecía el cierre de toda la actividad económica esencial y que finalmente se logró flexibilizar. En un principio, la norma estableció un listado de sectores y empresas que podían seguir funcionando durante el estado de alarma, desoyendo la opinión de varias comunidades autónomas gobernadas tanto por el PP como por el PSOE, e incluida Euskadi, que reclamaban al Gobierno flexibilizar el criterio atendiendo a la singularidad del tejido productivo de cada comunidad. Finalmente, tras dos días de confusión, el Gobierno español cedió y abrió el abanico de sectores económicos y empresas que pueden mantener su producción, con la condición de que garanticen la salud y la seguridad de los trabajadores.

A este respecto, el lehendakari apuntó ayer que este miércoles mantuvo una conversación con la ministra de Industria, Reyes Maroto, que le comunicó que la nota interpretativa que realizó el Gobierno vasco será difundida al resto de comunidades, "ya que contribuye a una mejor adecuación de las medidas al sector industrial".

La nota difundida por el Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno vasco desgrana las actividades económicas e industriales que pueden seguir manteniendo su producción a la mínima, "al nivel de un fin de semana", especialmente aquellas encuadradas en el sector electrointensivo (metalurgia, siderurgia, refinado de petróleo, química...), cuyo parón supondría un gran coste económico y amenazaría su viabilidad. También se incluyen en este listado aquellas actividades dedicadas a la importación y la exportación.

noticias de deia