Podemos y PSOE se reúnen de urgencia para bajar tensiones

La fuerza morada y ERC registran, con el apoyo del PNV, la petición de una comisión que investigue las presuntas cuentas irregulares de Juan Carlos I

07.03.2020 | 08:48
Irene Montero, ministra de Igualdad, ayer en un acto junto a la reina Letizia Ortiz. Foto: Efe

BILBAO – PSOE y Podemos celebraron ayer por la tarde una reunión sorpresa y de urgencia de su comisión de seguimiento del pacto de gobierno. La reunión estaba prevista para el jueves de la semana que viene, pero decidieron adelantarla, zanjar el goteo de discrepancias y, sobre todo, escenificar un cierre de filas aunque los recelos continúan. La intención era zanjar el asunto en puertas del 8-M de mañana, que ha llegado caldeado por su choque sobre la Ley de Libertad Sexual, donde se ha producido un encontronazo entre las ministras Carmen Calvo e Irene Montero. El comunicado de ayer intenta reconducir la situación: "La comisión destaca la importancia del anteproyecto de ley integral de Libertad Sexual como un logro colectivo del Movimiento Feminista y una ley de todas". La cita se produjo en Moncloa, pero no estuvieron Pedro Sánchez ni Pablo Iglesias.

La cita se produjo también después de que Unidas Podemos consumara su intención de investigar las presuntas cuentas irregulares que el rey emérito podría tener en Suiza y otros paraísos fiscales, y si cobró comisiones de Arabia Saudí, registrando en el Congreso su propia petición de creación de una comisión de investigación que choca con la postura del PSOE y abre una nueva espita en el Gobierno de coalición. La formación de Iglesias impulsó esta iniciativa junto con ERC y permaneció también en contacto con el PNV, que estaba en disposición de sumarse pero que no pudo plasmar su firma por un problema de comunicación.

La portavoz socialista en la Cámara baja y vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, justificó esta disensión en que Juan Carlos de Borbón está protegido por la Constitución española y es "inviolable", poniendo como ejemplo que ya quiso crear una el Parlament catalán y "lo impidió el Tribunal Constitucional". "Siempre los letrados han dicho que no procede la admisión a trámite", zanjó, al tiempo que minusvaloró la diferencia de criterios con la marca morada. "Obedece al ruido ambiental, la convivencia es buena", matizó Lastra.

ERC ya había firmado el día anterior una iniciativa en el mismo sentido presentada junto con el Grupo Plural de Compromís, JxCat, Más País, y el BNG, aunque Podemos ya avanzó que impulsaría su propia solicitud, donde defiende que la investigación abierta por la Fiscalía helvética y las últimas informaciones sobre los supuestos movimientos de grandes cantidades de dinero por parte de posibles testaferros del rey emérito apuntan a la "presunta comisión de, entre otros, posibles delitos de blanqueo de capitales". Es más, recalcan que "no resulta descartable que los mismos se estén ejecutando actualmente o se hubieran ejecutado con posterioridad" a la abdicación del rey emérito, que tuvo lugar en junio de 2014, momento, subrayan "en el que dejó de ser inviolable conforme al artículo 56.3 CE". En este contexto argumentan que "el óbice formal de ser actos cometidos durante el periodo de inviolabilidad no puede ser alegado en este caso" puesto que lo que proponen es que se investigue si, tras dejar la Jefatura del Estado, ha poseído, adquirido, utilizado o transmitido "capitales de presuntas comisiones ilícitas". Unidas Podemos entiende que esto no es "un acto de control a la Jefatura del Estado", ya que Juan Carlos I no ostenta ya tal condición. Es más, recalcan que desde la aprobación de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que se hizo tras su abdicación para "atribuir la competencia para la tramitación y enjuiciamiento penal por sus actos después de esa fecha" es "evidente" que "ya no goza de inviolabilidad alguna".

conductas bajo la lupa Según la Fiscalía suiza, en 2012, tras el "escándalo de la cacería de elefantes en Botswana", el monarca habría cerrado la cuenta transfiriendo 65 millones de euros a Corinna Larsen y un millón de euros a otra mujer residente en Ginebra, unos movimientos que "podrían estar relacionados con el contrato de 6.300 millones de euros del AVE a la Meca que consiguieron varias empresas españolas en Arabia Saudí". En este contexto, Podemos quiere que esa comisión investigue "la existencia de redes y estructuras opacas para la adjudicación de contratos en territorio nacional y en Arabia Saudí y su relación con el ex jefe de Estado". También se plantean hacer indagaciones sobre "las presuntas cuentas irregulares del ex jefe de Estado en Suiza y otros paraísos fiscales a nombre de terceros, así como la procedencia y el destino del capital alojado en las mismas". Otro de los asuntos que quieren investigar Podemos y ERC es la "actividad de promoción internacional de Arabia Saudí en España" y su relación con el padre de Felipe VI. "En una democracia sana y moderna no cabe la utilización de la más alta institución del Estado con fines corruptos y de enriquecimiento personal masivo. Si esto ha sido así, la ciudadanía tiene el derecho a saberlo y las instituciones el deber de investigarlo, determinar las responsabilidades políticas que se deriven de tales hechos y proponer e implementar medidas que eviten que se repitan en el futuro", dice el texto de Podemos.

diferencia de criterios En este escenario, la ministra de Igualdad, Irene Montero, celebró "que haya partidos que estén preocupados y que quieran lanzar un mensaje tan democrático como que ningún ciudadano está por encima de la ley". "El debate es sano y va a existir siempre", apuntó sobre las discrepancias con los socialistas. A su parecer, "no va a ser ni la primera ni la última vez" que los ministros del PSOE y de Podemos choquen. Con todo, aseveró que "la ciudadanía espera que incluso con debates" ambas formaciones sean capaces de sacar adelante la acción de Gobierno. "Hay formas y formas de expresar el debate, pero la ciudadanía no es idiota, y sabe lo que pensábamos antes de formar la coalición. La gente sabe que vamos a debatir. Lo que importa es que seamos capaces de llegar a acuerdos", zanjó la ministra.

El ministro de Transportes y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, defendió que "el parlamento está para controlar la acción de gobierno –y no a la Jefatura de Estado–". Nada que ver con la opinión del ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, quien pidió "una estricta transparencia". El PNV insistió en que apoyará cualquier comisión "para aclarar la fortuna del rey emérito".

"La figura del rey emérito es inviolable. El TC ya impidió la comisión que quiso crear el Parlament"

adriana lastra

Portavoz del PSOE en el Congreso

"Celebramos que haya partidos preocupados en que ningún ciudadano esté por encima de la ley"

irene montero

Ministra de Igualdad

Noticias relacionadas

noticias de deia