Casado se enfrenta a Alonso y le impone el acuerdo cerrado entre Génova y C's

22.02.2020 | 06:17
Casado y Alfonso Alonso, en un acto del PP junto a Borja Sémper y Raquel González.

Estalla la disputa larvada entre el PP de la CAV y la dirección estatal, que pone en entredicho al candidato a lehendakari

Según la Real Academia de la Lengua, ningunear tiene dos acepciones: "No hacer caso de alguien, no tomarlo en consideración/Menospreciar a alguien". Así, se puede asegurar con toda rotundidad que Pablo Casado, presidente el PP, ninguneó ayer al líder del PP de la CAV, Alfonso Alonso, y a la mayor parte de los populares vascos. Y lo hizo al firmar el acuerdo de coalición con Ciudadanos de cara a los comicios autonómicos del próximo 5 de abril, un pacto negociado en Madrid por las direcciones de ambas formaciones, pero que no ha tenido en cuenta la negativa desde Euskadi a los términos del acuerdo y que pone en entredicho la figura de quien, de momento, sigue siendo el candidato a lehendakari por la formación popular.

De este modo, la disputa larvada entre la dirección del PP de la CAV -que apoyó de forma mayoritaria a Sáenz de Santamaría- y los actuales rectores de Génova encabezados por Pablo Casado saltó ayer por los aires con la firma del acuerdo por parte del secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el secretario de Finanzas y representante legal de Ciudadanos, Carlos Cuadrado.

A través de un comunicado conjunto, los dos partidos informaban que la coalición se presentará a las elecciones vascas bajo el nombre de "PP + Cs", se garantiza dos puestos de salida en las listas para la formación naranja y señalaba que será el PP será quien designe al candidato a lehendakari, sin mencionar a Alfonso Alonso.

Génova tardó en designar candidato a Alonso, y fueron muchos los nombres que se filtraron como posibles alternativas, entre ellos Rosa Díez, Maite Pagazurtundua y Fernando Savater.

Asimismo, el acuerdo entre populares y naranjas establece el compromiso de "respetar los regímenes forales" de los territorios de Araba, Gipuzkoa y Bizkaia y "la aceptación del Concierto económico vasco", pero reclamando que el cálculo del Cupo se haga con "máxima transparencia y respetando la solidaridad entre todos los españoles".

Ausencia de alonso Horas antes de la rúbrica del pacto, el PP de la CAV afirmaba que Génova no les había comunicado que se iba a firmar el acuerdo con Ciudadanos y señalaba que si el pacto se mantenía en los términos anunciados por Ciudadanos, no iban a reconocer el acuerdo.

De hecho, la vicesecretaria de Organización del Partido Popular, Ana Beltrán, envió el jueves por la noche un mensaje a Alfonso Alonso para que estuviera ayer las once de la mañana en Madrid para cerrar el acuerdo. Sin embargo, el líder del PP vasco, que se encontraba en Gasteiz, le trasladó que le resultaba "imposible" estar a esa hora en Madrid y que desconocía el acuerdo porque no había intervenido en ninguna negociación y lo que conocía era a través de los medios de comunicación.

El pasado jueves, el secretario de Acción Institucional de la formación naranja, José María Espejo, anunció que su partido había pactado con el PP ocupar el segundo puesto de las listas por Araba y Bizkaia. Ello garantizaba a la formación naranja "al menos" dos puestos de salida en las candidaturas. Desde el PP de la CAV se consideró "inasumibles" los términos del acuerdo alcanzado por García Egea y Espejo y se hacía hincapié en que la concesión de esas posiciones en las listas a C's "no guarda relación con la realidad de cada partido", ya que la formación naranja no tiene ningún representante institucional ni infraestructura en Euskadi, mientras que el PP vascov cuenta con nueve parlamentarios, once junteros, 55 concejales, y una diputada en el Congreso.

Ayer, además de esos datos numéricos que evidencian el peso de uno y otro partido en la CAV, los populares vascos aseguraban que su negativa no se trata de "una pelea por repartir dos puestos" sino que lo que reivindican y defienden es "la historia del PP vasco, nuestro proyecto". "Tenemos una trayectoria aquí, que se ha defendido con mucho sufrimiento y lo que estamos defendiendo es que se respete eso", señalaban.

Tras la firma del acuerdo, fuentes del PP de la CAV señalaron a Efe que Alonso no se ha planteado en ningún momento ni se plantea por ahora dimitir de su cargo como presidente de los populares vascos. Asimismo, a través de su cuenta de Twitter, el PP vasco anunciaba que este próximo lunes, día 24, analizará el acuerdo alcanzado con C's y defendía su proyecto, su historia y su trayectoria.

El encontronazo de ayer no fue sino un jalón más dentro de las continuas desavenencias entre el PP de la CAV y Génova. Así, la actual portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, criticó la, a su juicio, "tibieza" de los populares vascos con el nacionalismo. Unas palabras a las que el expresidente de los populares guipuzcoanos, Borja Sémper, llegó a responder que mientras que a compañeros suyos ETA les arrebató la vida por defender el constitucionalismo en Euskadi, otros andaban por cómodas "moquetas". Otro momento de mucha tensión fue cuando la dirección del partido impuso las listas para las tres últimas elecciones generales, especialmente a los cabezas en Bizkaia y Gipuzkoa, Bea Fanjul e Iñigo Arcauz, en contra del criterio de las respectivas ejecutivas provinciales.

Contra el nacionalismo Según el comunicado conjunto emitido por PP y Ciudadanos "este acuerdo representa la culminación de las aspiraciones de muchos ciudadanos vascos, que esperaban de PP y Cs la suma de fuerzas para un proyecto común e integrador. Un proyecto de futuro que abanderará los valores constitucionales que comparten una inmensa mayoría de españoles frente al nacionalismo y el radicalismo de la izquierda extrema". En cuanto al programa electoral, será redactado y aprobado por una comisión de campaña de ambos partidos, compuesta por tres miembros de cada formación, y su contenido -señalan- "representará un punto de equilibrio y una síntesis de ambos proyectos".

Pablo Casado celebró el acuerdo con un mensaje en Twitter: " Sumamos fuerzas en favor del constitucionalismo con un proyecto de futuro para todos los vascos. Nos Une La Libertad. Nos Une España". Por su parte, Inés Arrimadas escribía en las redes sociales: "¡Gran noticia! Los constitucionalistas unimos fuerzas ante las elecciones del País Vasco. Cerramos un acuerdo para hacer frente a la amenaza nacionalista".

Lo último Lo más leído