En la Audiencia Nacional

El jefe de la brigada política declara que Fernández Díaz intercedió por Villarejo por orden de Rajoy

Pino asegura que el ministro del Interior le dijo que el comisario trasladó que le trataban mal en la Policía

28.01.2020 | 17:59
Eugenio Pino, ex número dos de la Policía.

MADRID. El que fuera Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional con los gobiernos del PP, Eugenio Pino, ha declarado este martes ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que el ministro del Interior de la época, Jorge Fernández Díaz, a petición de Mariano Rajoy le llamó para quejarse de que trataba mal al comisario José Manuel Villarejo, después de que éste trasladara su malestar al entonces presidente del Gobierno.

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, Pino --que ejerció como DAO entre 2012 y 2016-- ha señalado que desconocía gran parte de las operaciones de Villarejo, que está siendo investigado en la Audiencia Nacional en la macrocausa 'Tándem', y que entendía que el ahora comisario jubilado y en prisión preventiva respondía ante otras estancias.

En concreto, Pino ha señalado que tenía claro que era una suerte de agente libre que trabajaba para el CNI, y que fue el propio director del CNI, Félix Sanz Roldán, quien le dijo que Villarejo trabajaba para el Centro Nacional de Inteligencia.

Pino ha declarado ante García Castellón durante una hora y media en el marco del 'caso Villarejo', a cuenta de la carta que firmó junto a otros directores operativos y en la que se atestigua que era conocedor de la doble condición del comisario jubilado de funcionario policial y empresario con negocios privados. Ante el juez, ha reconocido que conocía que tenía empresas pero también ha apuntado que no fueron utilizadas por la Policía para dar cobertura a operaciones.

PINO, "EL DIOS EN EL OLIMPO DE LA POLICÍA", SEGÚN EL JUEZ

Según estas fuentes, durante la declaración, el ex DAO ha señalado que el Cuerpo Nacional de Policía nunca aprobó el uso de las empresas del comisario retirado a pesar de que tenían conocimiento de su existencia. Y que él pidió en alguna ocasión el cese de Villarejo.

Con posterioridad a esa petición de cese al órgano correspondiente de la Policía, pero sin tener necesariamente que ver, fue cuando el ex DAO fue contactado por el ministro Fernández Díaz. Éste le señaló que Villarejo había trasladado --se desconoce si a través de terceros-- a Mariano Rajoy su malestar por el trato de Pino.

Las fuentes consultadas señalan que, durante la declaración de Pino, el juez se ha sorprendido al escuchar que el ex DAO desconocía gran parte de 'los trabajos' de Villarejo, y ha mostrado su extrañeza al respecto, dado que Pino era "era el dios en el Olimpo de la Policía".

La declaración de Pino llega después de las de los jefes de la Policía Agustín Linares y Pedro Díaz Pintado, cuyas firmas aparecen también en sendas cartas de 2018 donde se afirma que el comisario contaba con autorización para esa 'doble vida' policial y empresarial. Mientras que Linares negó que se sirvieran de las empresas para labores policiales, Díaz Pintado mantuvo entre múltiples contradicciones que desconocía que Villarejo tuviese un negocio empresarial.

Estas cartas fueron presentadas por la defensa del comisario Villarejo para rebatir el cargo de cohecho que se le imputaba a su detención, el mismo delito por el que se investiga a varios de sus clientes en la causa abierta en la Audiencia Nacional. Estos últimos han venido reclamando utilizar como prueba esas misivas para negar cualquier irregularidad incluso en el caso de que hubieran sabido que él, además de investigador privado, era funcionario público. EP