ERC confía en una resolución positiva de la Abogacía del Estado

Aragonès cree que un dictamen favorable a la inmunidad de Junqueras ayudará en las negociaciones con el PSOE

23.12.2019 | 06:20
El vicepresident y dirigente de ERC, Pere Aragonès.

Bilbao - El vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonès, aseguró ayer que si la propuesta de la Abogacía del Estado sobre la inmunidad del líder de ERC, Oriol Junqueras, coincide con su postura, será "muy positivo" en el marco de las negociaciones que su formación lleva a cabo con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez. "Ayudará a ver que hay una voluntad de abrir camino hacia una resolución política y no penal del conflicto en Catalunya", resaltó el también coordinador nacional de ERC, que no obstante, se abonó a la prudencia al asegurar que "veremos qué se propone y se habrá de valorar".

Aragonès remarcó en una entrevista en TV3 que "no es viable un mecanismo de diálogo si se mantiene una dinámica represiva" y reiteró que su partido se mantendrá a la espera de lo que dictamine la Abogacía del Estado. De la misma forma, lanzó un dardo en dirección a algunos partidos políticos: "Los que tantas veces dicen que se deben cumplir las sentencias que las cumplan, comenzando por el Tribunal Supremo", aseveró, y agregó que su partido defenderá la nulidad de la sentencia sobre el referéndum del 1-O. "Que liberen a Oriol Junqueras, que pueda ir a recoger el acta de eurodiputado porque disfruta de inmunidad. Así lo ha dejado bien claro la sentencia", ahondó.

Aragonès sostuvo que ERC desea lograr un acuerdo útil y que no tienen prisa para alcanzarlo, y defendió que la propuesta debe incluir "una mesa de negociación entre Catalunya y España con garantías", así como una reversión de los recortes. Pero, por otro lado, consideró que resulta necesario realizar otro referéndum. "Necesitamos un instrumento reconocido a nivel internacional", incidió. Así, el dirigente de ERC propuso tres vías: un referéndum acordado con el Estado, que "es muy difícil pero no se puede abandonar"; una segunda vía que implicaría forzar al Estado a hacer un referéndum, y una tercera que sería "organizar uno en Catalunya, pero con más fuerza organizativa que el 1-O".

Apoyo a Torra El número dos del gabinete del president Quim Torra destacó que el ejecutivo catalán trabaja con el escenario de que no habrá inhabilitación de Torra, "porque no tiene sentido", y destacó que las dos fuerzas del Govern, JxCat y ERC, se pondrán de acuerdo ante cualquier eventualidad. "El president cuenta con todo nuestro apoyo. Lucharemos hasta el final por la nulidad de la sentencia de inhabilitación", defendió sobre el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por un delito de desobediencia por mantener en la fachada de la Generalitat en periodo electoral el lazo amarillo y la pancarta por la libertad de los presos. - E. P.