cuentas 2020

El Gobierno vasco y Podemos alcanzan un "principio de acuerdo" presupuestario

Queda pendientela negociación relativa a la protección social y la Renta de Garantía de Ingresos

17.12.2019 | 19:48
Reunión Elkarrekin Podemos-PNV.

Queda pendientela negociación relativa a la protección social y la Renta de Garantía de Ingresos

GASTEIZ. Martínez ha encabezado la delegación de su partido que esta tarde se ha reunido en Gasteiz con el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, para negociar el apoyo de la formación morada a las cuentas vascas del próximo año.

Elkarrekin Podemos detallará este miércoles en una rueda de prensa en el Parlamento los aspectos en los que se ha llegado a un entendimiento que conllevará que este grupo no enmiende las cuentas a la totalidad.

Aunque no ha querido precisar los aspectos concretos que se han acordado, Martínez ha explicado que los temas se han tratado "en cierto orden": se empezó por igualdad y cambio climático, y se abordó después la educación pública y el empleo, aspecto este último en el que había más diferencias aunque se han podido "encauzar".

Queda pendiente por tanto la negociación relativa a la protección social y la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) aunque hay "una buena base para seguir trabajando en las materias que quedan" y también "buena perspectiva".

Desde el Gobierno vasco se ha hecho una valoración positiva del encuentro, se ha confirmado el principio de acuerdo y se han constatado "avances importantes en la negociación".

Esta ha sido la tercera reunión entre ambas delegaciones. En la primera cita Elkarrekin Podemos planteó mover 350 millones del presupuesto. En la segunda se acercaron posturas en políticas feministas y cambio climático.

En esta tercera, en la que se ha abordado la educación pública y el empleo, se ha llegado a un principio de acuerdo que, de fructificar, permitiría a Urkullu aprobar las cuentas después de verse obligado el año pasado a retirarlas ante la falta de apoyo parlamentario y a gobernar con prórroga presupuestaria.

El entendimiento con los morados supone además un cambio de socio presupuestario para el Gobierno autonómico, que en los dos primeros años de la legislatura sacó adelante las cuentas tras pactar con el PP su abstención a las mismas.

El preacuerdo de esta tarde no está respaldado por todos partidos integrados en Elkarrekin Podemos, ya que tras la primera reunión con Azpiazu, Ezker Anitza-IU decidió desmarcarse de una negociación que sí han continuado Podemos y Equo.

Esto no será un obstáculo para aprobar el proyecto presupuestario porque al Ejecutivo le vale con que dos parlamentarios de la oposición se abstengan dado que PNV-PSE a están a un solo escaño de la mayoría en la Cámara vasca.

Lander Martínez ha explicado que aún no sabe si la aprobación de los presupuestos se facilitaría con un respaldo explícito o con la abstención, una decisión que correspondería tomar "en exclusiva" a Podemos, ha dicho.

En todo caso antes del pleno del día 27, en el que está prevista la votación final de los presupuestos, habrá que superar otro escollo: el pleno de enmiendas a la totalidad, programado para el día 16.

El PP ya ha anunciado su intención de pedir la devolución de las cuentas y EH Bildu está sopesando esta posibilidad. Preguntado por si los dos parlamentarios de Ezker Anitza-IU respaldarán las enmiendas a la totalidad, Martínez ha admitido que es una posibilidad y que respeta la libertad de voto.

De cualquier manera ninguna enmienda a la totalidad prosperaría si el principio de acuerdo alcanzado este martes entre el Gobierno y Podemos se eleva a la categoría de pacto definitivo, ya que la coalición morada las rechazaría.