Meritxell Batet seguirá presidiendo el Congreso

Una jueza experta en violencia de género presidirá el Senado

Pilar Llop releva al polémico Manuel Cruz, y Batet sigue al frente del Congreso

17.12.2019 | 19:42
Pilar Llop.

BILBAO - Pedro Sánchez propondrá a la jueza madrileña Pilar Llop como nueva presidenta del Senado y que Meritxell Batet siga presidiendo el Congreso. Llop es una jueza especialista en violencia de género y sustituirá a Manuel Cruz, quien "asumirá otras importantes responsabilidades". De 46 años, la magistrada, nacida en Madrid y sin carné del PSOE, tiene su mayor historial dedicado al mundo de la judicatura. Su último destino judicial, antes de incorporarse a la política, fue el juzgado de violencia de género número 5 de Madrid. Mujer de familia humilde, hija de un taxista y una peluquera, en 2015 dio el salto a la política regional madrileña siendo elegida diputada de la décima legislatura de la Asamblea de Madrid dentro del grupo parlamentario socialista.

En 2018, cuando Sánchez llegó a la presidencia, fue nombrada delegada del Gobierno para la Violencia de Género, cargo que ocupó hasta abril de 2019 para ser la número dos de Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid. Llop ya figuró en las pasadas elecciones autonómicas como número ocho en la candidatura de Gabilondo. "Las mujeres tenemos que participar en política para que el mundo no nos lo construyan otros, sino que nosotras seamos parte de este cambio y este desarrollo social", dijo entonces, mostrando su evidente carácter feminista. En su currículo consta que domina tres idiomas además del castellano (inglés, francés y alemán) y se defiende en italiano y búlgaro.

'dirigido' a vox Desde el PSOE reciben su nuevo puesto como un gesto hacia el movimiento feminista y un interno de acallar las críticas internas después de que trascendiera que el equipo Pedro Sánchez está a punto de dejar el Ministerio de Igualdad en manos de Unidas Podemos. También puede suponer todo un golpe en la línea de flotación de la ultraderecha que destila Vox en un tema tan delicado y de tanto calado social en la actualidad como la violencia de género.

Por su parte, Manuel Cruz se había visto envuelto desde el primer momento de la pasada legislatura en una polémica sobre supuestos plagios. Varias informaciones han acusado reiteradamente al catedrático de Filosofía de la Universidad de Barcelona y político del PSC de apropiarse de párrafos completos de manuales y otras obras de filósofos de reconocido prestigio sin citarlos para sus trabajos de investigación. A pesar de que tanto él, como el Gobierno de Sánchez y el PSOE han defendido siempre la integridad del dirigente negando tales acusaciones, Cruz no continuará en el cargo.

Las dos principales instituciones legislativas del Estado español pasarán de esta manera a estar dirigidas por mujeres. La presidencia del Congreso y del Senado, además de su importancia política en una legislatura con las Cortes muy fragmentadas, y en la que el PSOE ha perdido su mayoría absoluta en la Cámara Alta. - DEIA

noticias de deia