40 ANIVERSARIO DEL ESTATUTO DE GERNIKA

Varios pilares del Estatuto

Algunas de las competencias que fueron una prioridad en el Estatuto se han convertido en los símbolos del Autogobierno vasco y en ejemplo de la gestión cercana; el Concierto, Osakidetza o el Sistema Educativo Vasco

09.02.2020 | 20:17
La primera promoción de la Ertzaintza se formó en 1982.Foto: DEIA

todas y cada una de las competencias son importantes para construir país, para seguir avanzando. No obstante, hay algunas que podrían considerarse como pilares fundamentales dentro del autogobierno vasco. Se trata de esas competencias que, además de haber sido claves en la mejora de la calidad de vida y el día a día de las personas residentes en los tres territorios, desde un principio fueron una prioridad. No en vano, han sido y son algunos de los símbolos del autogobierno y prueba fehaciente de que Euskadi ha sabido crecer y avanzar sustentado en algunos de estos pilares. Entre otros, el Concierto Económico, Osakidetza, el Sistema Educativo Vasco, la Ertzaintza o Euskal Irrati Telebista (EITB ).

CONCIERTO ECONÓMICO
Un pilar fundamental

El elemento nuclear del autogobierno vasco

Sin duda, si algo ha contribuido a fortalecer el autogobierno vasco, ha sido el Concierto Económico. En palabras de Pedro Luis Uriarte, exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco (1980 - 1984), el Concierto "es un residuo del antiguo sistema foral", pero cabe recordar que el nuevo Gobierno vasco "inicia de nuevo la negociación del Concierto solo unos días después de su constitución, el 15 de mayo de 1980, cuando le comunico personalmente al ministro de Hacienda, Jaime García Añoveros, que, como presidente de la Comisión Negociadora Vasca que acaba de ser nombrada, deberíamos iniciar la negociación".

Fueron momentos de "una extrema dificultad que logramos superar y, por fin, conseguir la aprobación del Concierto en el Parlamento español y que este entrara en vigor, para los tres territorios vascos y la Comunidad Autónoma que las englobaba, el 1 de junio de 1981".

El Concierto es un ejemplo clarísimo de "convicción por defender nuestros derechos, de resistencia cívica y de permanente capacidad de negociación y de pactar", describe Uriarte. Por lo tanto, es un superviviente que "ha podido llegar hasta nuestros días, con más de 141 años de vigencia, gracias al esfuerzo negociador de sucesivas generaciones de vascos, una tras otra". Tras casi cuatro décadas, puede decirse que el Concierto ha posibilitado "el potente despliegue competencial del Estatuto de Gernika".

Para Uriarte, "está absolutamente claro que el Concierto es la columna vertebral del autogobierno vasco. Podemos decir con orgullo que no existe ningún estado federado, ni entidad subestatal ninguna, a quien se le reconozcan las capacidades tributarias y financieras que ostentan los tres Territorios Históricos", además de Nafarroa, en esos decisivos campos.

La influencia ha sido total, y "es una herramienta de transformación decisiva que en su momento permitió, junto con el brillante trabajo de toda la sociedad vasca, superar la situación crítica en la que nos encontrábamos en 1980". En todo este tiempo, "se ha multiplicado el PIB vasco por 11 y hoy, la economía y la sociedad vasca se encuentran en una posición de liderazgo". En este sentido, "contamos con el primer PIB per cápita entre las Comunidades Autónomas, a la altura de Madrid, la tasa de desempleo más baja, niveles de educación superior muy altos (para la población entre 30 y 34 años, del 46%) y acreditamos una de las menores tasas de pobreza de toda la Unión Europea", indica.

Por lo tanto, Euskadi, gracias a esa herramienta fundamental "se ha transformado profundamente y, paso a paso, se ha convertido, además, en una pequeña potencia en tecnología y en negocios basados en el conocimiento". Todo ello se ha logrado "manteniendo, en términos sociales, un Índice de Desarrollo Humano entre los más altos del mundo".

OSAKIDETZA
Sanidad vasca

La sanidad, la 'joya de la corona' del autogobierno

Osakidetza-Servicio Vasco de Salud se ha convertido en uno de los mayores logros del autogobierno logrado tras aprobar el Estatuto. Considerada como la joya de la corona, desde su creación en 1984 ha ido desarrollándose hasta convertirse en el servicio al que más dinero se destina. Pero hasta estar establecida en los tres territorios y ser el servicio completo e integral que es ahora, hubo que trabajar mucho.

El gasto ha alcanzado este año un total de 1.730 euros per cápita, lo que mantiene a Euskadi en las posiciones de cabeza en gasto público de todo el Estado. Según cuenta José Luis Sabas, que fue arquitecto de la Consejería de Sanidad del Gobierno vasco y director de Infraestructuras e Inversiones, "fueron años que vivimos con enorme ilusión, como un sueño cumplido". Osakidetza generó un sistema integrado de salud. "Aquello, que estaba disperso dependiendo de diferentes instituciones se agrupó", con todo lo que ello conllevó. Nacida con vocación de servicio público, universal y de calidad, "el objetivo era el de prestar atención sanitaria integral a toda la sociedad vasca".

El mismo origen de "la palabra (salud y solidaridad) deja ver la finalidad de este organismo". Sabas explica que "la fuente de inspiración para el consejero Larrañaga fue el sistema sanitario canadiense". El desarrollo fue pausado, "comenzando con las transferencias en 1985 e incorporando los entonces hospitales provinciales de Gipuzkoa, de Araba (Santiago) y de Bizkaia (Gorliz), así como los psiquiátricos de Bermeo, Zaldibar, Zamudio, etc.".

En el 87 "se transfieren los centros de salud, ambulatorios, servicios y personal procedentes de Insalud, entre los que se distinguían Cruces, Aranzazu y Txagorritxu". Ya en 1992 el hospital de Basurto y "cuatro años más tarde el Instituto Social de la Marina". Podría decirse que "la década prodigiosa fue del 90 al 99, ya que conocíamos el medio, la demanda bien cuantificada, la respuesta a tiempo y en tiempo correcto, con calidad y seguridad clínica".

En todo este proceso, el estatuto "ha permitido un buen desarrollo liberal del ejercicio público, propiciando una educación digna, una asistencia sanitaria de calidad y un bienestar social adecuado desde diputaciones y ayuntamientos".


CREACIÓN DE LA ERTZAINTZA
Un largo camino

Expresión del autogobierno

En 1.980 nace la nueva policía autónoma del País Vasco, la Ertzaintza. Juan Mari Atutxa, consejero del Interior del Gobierno vasco (1991-1998) vivió la época de mayor expansión del cuerpo. Tal y como recuerda, antes de llegar a la consejería de Interior, "por las referencias que yo tengo, mientras se trabajaba en la configuración del Estatuto, se estaba poniendo sobre la mesa la recuperación de la Ertzaña de 1936". Por tanto, "de ninguna manera se había olvidado el que tuviéramos una policía integral propia, de Euskadi".

Para Atutxa, "con absoluto acierto, nuestra gente optó por decir, dotémonos de nuestros instrumentos, y uno de ellos era esa primera Ertzaña adecuada a la época en la que se puso en marcha". Hubo que hacer un despliegue muy importante y en este sentido, "fuimos a ritmo acelerado formando a la gente para que cuanto antes se implantara un cuerpo policial completo". En cuanto al despliegue, "podríamos decir que acabamos en el año 1995". En la actualidad, "tenemos una policía integral y consolidada que debe seguir formándose día a día".

EDUCACIÓN
El sistemaeducadivo

Clave para avanzar como país

Pedro Miguel Etxenike, primer consejero del Departamento de Educación del Gobierno vasco entre los años 1980 y 1983 vio nacer el Sistema Educativo Vasco. Según explica, hubo muchos retos a los que enfrentarse. Por un lado "poner en marcha la administración vasca, negociar el decreto de transferencias y llevar a cabo muchas acciones urgentes. Las ikastolas estaban prácticamente en quiebra, y hubo que hacer el Convenio de Ikastolas". Por otro lado, "había que ir incorporando a profesorado vascoparlante para dar recorrido a la apuesta por el euskera en la educación". Se apostó por una universidad investigadora y desde el principio "vimos que había que tener una Formación Profesional a la altura de los estudios universitarios". Se trabajó mucho para que la educación "fuese uno de los puntos fuertes de cara al futuro".

En cuanto al respeto del Estatuto por parte de Madrid, opina que "es muy importante nombrar que muchas veces se hacen lecturas abusivas del autogobierno, laminando la competencia política del parlamento vasco". No obstante, a pesar de las dificultades, "el Estatuto ha permitido establecer unas instituciones muy sólidas y con gran incidencia en la evolución de la sociedad y ha puesto en manos del país importantes resortes de intervención en ámbitos de gran importancia, tanto en el campo de las cuestiones relaciones con nuestra identidad específica (lengua, de forma muy importante) como en otras que afectan a cualquier sociedad moderna".


NACIMIENTO DE EITB
La radio y televisión vascas

El fomento y la apuesta por la cultura vasca

Cuando se aprueba el Estatuto, había muchas prioridades, entre las que estaba "el impulso de la cultura vasca y la creación de una enseñanza en euskera y de calidad", recuerda Iñaki Zarraoa, director general de Euskal Irrati Telebista entre los años 1991 y 1999. Varias de estas prioridades demandan la creación de una televisión y radio propias, que "difunda y potencie la cultura vasca, que ofrezca una programación en euskera a los euskaldunes y sobre todo a los niños para reforzar su aprendizaje y ofrecer espacios de ocio en esta lengua".

Además de ETB se optó por crear dos emisoras de radio, Euskadi Irratia en euskera, y Radio Euskadi en castellano. "Existían algunas emisoras de radio en euskera de cobertura reducida, pero se optó por una radio pública que pudiese competir con otras de ámbito estatal y en euskera". Antes de ponerla en marcha, explica, "un grupo de profesionales acudió a los estudios Hamburg en Alemania para formarse. Se tuvo que trabajar intensamente con un primer grupo reducido, y se logró hacer la primera emisión en la nochevieja de 1982, con un discurso del entonces lehendakari Carlos Garaikoetxea y regularizar las emisiones en febrero de 1983".

El nacimiento de EITB ha sido clave en el fomento de la cultura vasca, "no solamente en el desarrollo y fortalecimiento de la lengua". También ha ayudado ofreciendo oportunidades "a agentes culturales para desarrollar sus trabajos en euskera (también en castellano) y en aspectos de la cultura". Asimismo, "nos ha hecho conocer mejor nuestra geografía, conocer las peculiaridades de nuestra gente...".

En el 40 cumpleaños del Estatuto, toca quedarse pues, con lo que ha aportado a la sociedad vasca, y avanzar hacia un mayor autogobierno.

noticias de deia