TRAS LA SENTENCIA DEL ‘PROCÉS’

Nuevas fricciones entre los socios del Govern por la respuesta a la sentencia

Crece el recelo de JxCat hacia ERC y la culpa de la ausencia de una respuesta unitaria

09.02.2020 | 19:43
Aragonès (ERC), el president Torra y Borràs (JxCat).

BILBAO - La sentencia del Tribunal Supremo contra el procés y los graves y violentos altercados en las calles de Barcelona en los últimos días han tensionado la relación entre los dos socios del Govern de Catalunya, JxCat y ERC. En este clima de tensión, los reproches y cruces de acusaciones volvieron ayer a evidenciarse, ya sea por reuniones en las que no están presentes ambos o se excluye a determinados actores independentistas o por las críticas al conseller de Interior, Miquel Buch por los dispositivos policiales. Desde el espacio posconvergente, Laura Borràs, candidata de Junts per Catalunya para las elecciones generales del 10-N, sugirió en un acto de precampaña que si no ha habido una respuesta institucional conjunta a la sentencia del alto tribunal es por culpa de Esquerra Republicana.

Borrás hizo una crítica velada a ERC al sugerir que, si no ha habido una respuesta institucional a la sentencia del Tribunal Supremo en el caso del procés, es porque "algunos no la querían", en referencia a Esquerra. "Esta es la verdad y no es justo que quien boicotea una respuesta a la sentencia se aproveche de la falta de unidad", sentenció.

Para JxCat, era "importante que fuera unitaria" esa respuesta pero "quizás había otras personas sentadas a la mesa que tenían otras prioridades", añadió Borràs en una crítica velada a ERC, aunque sin mencionar las siglas.

JxCat está molesta por la iniciativa que ha emprendido el presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), de crear un espacio junto con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y entidades de diversa índole para encontrar una solución política al conflicto catalán, una iniciativa que desconocía la formación del expresident Carles Puigdemont. Este advirtió ayer que la "deslealtad y la división intencionadas" en el espacio independentista son un obstáculo "difícil de superar", en reproche implícito a una iniciativa del presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, de Esquerra.

Torrent, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y representantes de CC.OO., UGT, Pimec, Foment del Treball, Círculo de Economía, LaFede.cat, la Taula del Tercer Sector y la FAVB se reunieron el sábado para crear un espacio de trabajo que tiene como objetivo rebajar la tensión y lograr una solución democrática al conflicto político en Catalunya. La iniciativa ha molestado a JxCat, que ha criticado que no se le informara del encuentro y de que se "vetara" a la Asamblea Nacional Catalana (ANC), por lo que ha pedido explicaciones a Torrent. - DEIA