próximas elecciones generales

Casado echaría mano del PSOE en favor del desbloqueo político

El PP sitúa a Marimar Blanco como número uno por Araba y mantiene a Fanjul por Bizkaia

09.02.2020 | 17:40
El presidente del PP, Pablo Casado

El PP sitúa a Marimar Blanco como número uno por Araba y mantiene a Fanjul por Bizkaia

Bilbao - El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, dio ayer una nueva vuelta de tuerca al juego de alianzas que los grandes partido a nivel estatal han abierto de cara a las elecciones del 10 de noviembre. Así, y mientras Ciudadanos se ha abierto a levantar el veto al PSOE de Pedro Sánchez, Casado abrazó ayer la idea de que los próximos comicios "van de desbloqueo" del país, una situación que quiere afrontar como "fuerza más votada" para establecer pactos con "todos los partidos constitucionalistas, incluso con el PSOE".

Con estas declaraciones, Casado abrió la puerta a ser el líder del "desbloqueo" que "paraliza el país" y a contar con el PSOE si fuese necesario. Lo hizo en un encuentro en Oleiros (A Coruña) en el que los populares de Galicia dieron el pistoletazo de salida a la carrera electoral. Arropado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el líder del PP volvió a tirar de moderación. Y lo hizo con marcados guiños a los votantes de izquierda descontentos con la situación de bloqueo, hasta el punto de que les aseguró que "si el PP saca un escaño más que el PSOE, llegaremos a fórmulas de gobernabilidad con todos los partidos constitucionalistas". No en vano, el PP ptrató de demostrar "gobernabilidad" y lo hará consolidándose como "la fuerza más votada el 10 de noviembre", en unas elecciones que "nadie quería". Después de ese día, aboga por pactar pero "encabezando esa disposición" de acuerdos para "salvar a España" de un "gobierno presidido por los socialistas" que, a su juicio, llevarán a una "tercera crisis".

Listas en Euskadi Casado deshojó ayer la margarita sobre las candidaturas en la CAV del PP, al igual que en muchas numerosas comunidades del Estado. Y solventó su confección instalando a Marimar Blanco en el lugar de Javier Maroto como número uno por Araba, mientras mantiene a Bea Fanjul por Bizkaia y a Iñigo Arcauz por Gipuzkoa, que no lograron escaño en la debacle electoral popular del 28 de abril. Hermana del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco asesinado por ETA en 1997, logró el 28-A su acta al presentarse por Madrid -aunque tras la renuncia de dos de sus compañeros- y ve así reforzada su posición al designarla como aspirante en el territorio alavés, donde el PP confía en recuperar el punch electoral. Pero sobre todo resalta la constatación de la apuesta por Fanjul, que se ha mostrado partidaria de la propuesta de trasladar la propuesta España Suma a suelo vasco, una posición que el presidente en la CAV, Alfonso Alonso, no ve con tan buenos ojos.

En lo que respecta al Estado, resalta que Casado haya apostado por incluir a la expresidenta del Congreso, Ana Pastor, como número dos por Madrid, lo que lanza un guiño al expresidente y exlíder del PP, Mariano Rajoy. Además, recupera en la lista madrileña a otras exresponsables de la etapa marianista como las exministras Isabel García Tejerina y Elvira Rodríguez o la exdelegada del Gobierno en Catalunya María Llanos de Luna. - E. P. / DEIA