Urkullu asistirá mañana a la toma de posesión de la líder del PSN

El lehendakari, que no pudo asistir en 2015 a la jura de Uxue Barkos, sí estará presente en la de María Chivite

09.02.2020 | 11:36

BILBAO - La representación del Gobierno vasco en la toma de posesión de la nueva presidenta de la Comunidad Foral será del más alto nivel y estará encabezada por el propio lehendakari. De esta forma, Iñigo Urkullu asistirá mañana martes al acto de toma de poderes de la socialista María Chivite como presidenta del Gobierno de Nafarroa, según confirmaron a Europa Press fuentes de Lehendakaritza. En esta cita, que tendrá lugar en el Parlamento navarro, estarán también presentes los ministros José Luis Ábalos, Fernando Grande-Marlaska y Luis Planas, así como numerosos representantes políticos.

La anterior presidenta de Nafarroa, Uxue Barkos, también asistió al acto de jura de Iñigo Urkullu como lehendakari en la Casa de Juntas de Gernika, el 26 de noviembre de 2016. Sin embargo, Urkullu no pudo asistir a la toma de posesión de Barkos en julio de 2015 por problemas de agenda. En esta ocasión, sin embargo, sí estará presente en el acto en el que se oficializará el comienzo del mandato del tripartito entre el PSN, Geroa Bai y Podemos.

Las relaciones entre las dos comunidades han sido estrechas en los últimos cuatro años. Euskadi y Nafarroa firmaron en mayo de 2016 un protocolo de colaboración para reforzar las relaciones entre ambos gobiernos en 18 ámbitos de actuación, entre ellos materias como los servicios sociales, la igualdad y la violencia contra las mujeres, salud y consumo, juventud y deporte, educación y cultura, o política lingüística; y también en áreas como la paz, la convivencia y los Derechos Humanos. Además, ambas comunidades autónomas comparten eurorregión con Nueva Aquitania.

De esta forma, la relación bilateral entre los gobiernos vasco y navarro se ha incrementado en gran medida durante la última legislatura, debido en parte a la sintonía entre Iñigo Urkullu y Uxue Barkos. En contraste, en el pasado el trato había sido tenso con los gobiernos de UPN.

Ahora, con la llegada de una presidenta socialista -pero respaldada por Geroa Bai- el Gobierno vasco confía en que las relaciones sigan siendo igual de fluidas y en seguir ampliando los ámbitos de colaboración. - DEIA