quinto aniversario

Sare prevé reclamar en el ámbito estatal y en el Parlamento europeo "el fin de la política penitenciaria vengativa"

Confía en que cuando se conforme el nuevo Gobierno en el Estado "esto  tome un ritmo más rápido que el que ha habido hasta ahora"

09.02.2020 | 06:14
Joseba Azkarraga (d), portavoz de Sare, la red social de apoyo a los presos de ETA, y exconsejero de Justicia del Gobierno Vasco, conversa con el juntero del PNV Xabier Ezeizabarrena (i) y el exdirigente de Ezker Batua Javier Madrazo (c) durante el acto c

Confía en que "esto  tome un ritmo más rápido que el que ha habido hasta ahora"

DONOSTIA. La Red Ciudadana Sare ha destacado que, tras haber "cerrado el  círculo de apoyo a las reivindicaciones" que ha venido haciendo por  los derechos del colectivo de presos de ETA, prevé trasladar "este  tipo de iniciativas del campo vasco al ámbito estatal y también al  Parlamento europeo". A su juicio, "las mayorías progresistas del  Parlamento español tienen que servir también para poner fin a la  política penitenciaria vengativa y a las injusticias que se cometen  en este ámbito".

Con motivo de su quinto aniversario, Sare ha celebrado un acto en  el Parque Tecnológico de Miramón, en Donostia, junto a personas  del ámbito cultural, político, sindical y de la sociedad civil entre  los que se encontraban representantes de la izquierda abertzale como  Arkaitz Rodríguez o Rufi Etxeberria; el lehendakari Carlos  Garaikoetxea; las abogadas Amaia Izko y Arantza Zulueta; la  secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu; el bertsolari y  presentador Xabier Euskitze; el exconsejero vasco y exdirigente de  Ezker Batua, Javier Madrazo, o el juntero del PNV, Xabier  Ezeizabarrena, entre otros.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz de Sare y  exconsejero vasco, Joseba Azkarraga, ha señalado que, ante "el nuevo  tiempo de esperanza que se ha abierto en el país", la red ciudadana  plantea dos campos de actuación.

El primero de ellos se centra en trabajar en el ámbito de  "terminar con la política de legislación excepcional que se aplica al  colectivo de presos vascos y a los refugiados" para que "su retorno a  sus casas sea en condiciones adecuadas".

En segundo lugar, ha incidido en la importancia de trabajar en "el ámbito de la convivencia". A su juicio, "hay que buscar espacios de  convivencia con aquellos con los cuales hemos estado confrontados en  el pasado, incluso con colectivos que han estado olvidados". "Si  queremos construir un país en paz es obvio que tenemos que hablar con  todos y el espacio de la convivencia es clave", ha añadido.

Azkarraga ha explicado que el trabajo de Sare a partir de ahora  fundamentalmente va a ser "en el campo vasco", pero también "en el  mbito del Estado y de Europa". Según ha apuntado, en las  instituciones vascas y navarras "se ha cerrado el círculo de apoyo a  las reivindicaciones que hemos venido haciendo". Por ello, el  objetivo es "trasladar este tipo de iniciativas al ámbito estatal y  también al Parlamento europeo".

A su entender, "las mayorías progresistas del parlamento español  tienen que servir también para poner fin a la política penitenciaria  vengativa, para poner fin a las injusticias que se cometen en este  mbito y vamos a trasladar a las fuerzas políticas que utilicen esas  mayorías porque tienen capacidad de legislar para poner fin al  régimen de excepcionalidad que se aplica al colectivo de presos  vascos" de ETA.

A modo de balance de estos cinco años de trabajo de Sare, para  Joseba Azkarraga este último año "se ha mostrado más que ha habido  avance y se han ido consiguiendo cosas muy despacio". De este modo,  ha confiado que en el momento en que se conforme el nuevo Gobierno en  el Estado "esto tome un ritmo más rápido que el que ha habido hasta  ahora".

"Si algo tenemos que resaltar es que hoy somos una red muchísimo  más amplia y más plural, esa pluralidad nos hace servir como elemento  de unión entre personas y asociaciones que piensan de manera  diferente y en ese campo vamos a seguir trabajando", ha subrayado.

"NUEVO CAMINO"
En el acto, los representantes de Sare han subrayado que, ante el  "nuevo ciclo", es el momento de "dar un paso más" y han definido los  objetivos para "avanzar en este nuevo camino" entre los que está  "trabajar la convivencia". "Este país tiene que empezar a prepararse  para la paz", han destacado, al tiempo que han apostado por impulsar  la creación de "nuevos espacios entre diferentes" con una base  "sólida" de "reconocimiento, respeto y empatía".

En ese sentido, la red ciudadana ha asegurado que desea hacer suyo  el ejemplo de los Artesanos de la Paz y del proceso que está llevando  este colectivo con el Estado francés para, "también aquí, con sus  diferencias, dar pasos en pro de la resolución". Además, han señalado  que seguirán "profundizando en la activación de la sociedad civil".

Finalmente, han reclamado al Gobierno español "decisión, valentía  y voluntad para convertirse en agente responsable de favorecer la paz  y la convivencia que tanto urge en este país". "Nos encontramos ante  una oportunidad que abre puertas para avanza hacia un futuro mejor,  un futuro en paz y en convivencia tras décadas de sufrimiento y  dolor. Es tiempo de desatar nudos, de avanzar, de construir desde el  derecho, el respeto y la empatía esa sociedad que tanto anhelamos",  han concluido.