Ciudadanos elige como socio al PP y se abre a negociar con el PSOE

Rivera se opone a Valls y Garicano y rechaza apoyar a Colau en Barcelona

09.02.2020 | 05:02
Villegas, Rivera y Arrimadas, ayer en Madrid durante la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos.Foto: Efe

Rivera se opone a Valls y Garicano y rechaza apoyar a Colau en Barcelona

bilbao - Ciudadanos cerró ayer la puerta a cualquier alianza con Vox de cara a acordar gobiernos autonómicos y municipales y eligió al PP como socio preferente para negociar pactos. La Ejecutiva del partido naranja decidió que solo donde eso no sea posible podrían hablar con el PSOE. Una opción que de momento no es extensible para la investidura de Pedro Sánchez, ya que el líder de la formación, Albert Rivera, tiene establecida esa línea roja.

Tras muchos devaneos en torno a su relación con Vox, Ciudadanos se ha decantado por quitarse de encima al partido de Santiago Abascal y apostar por tejer alianzas con el PP. Así lo explicó el secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, en rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva. Durante este encuentro, el Comité Nacional de Negociación de Gobiernos municipales y autonómicos expuso su visión a la Ejecutiva, tras lo cual aprobó los documentos con los criterios que deberán seguir los comités territoriales.

Según indicó Villegas, Ciudadanos buscará "acuerdos centrados, moderados, liberales y a dos", y por eso no va a "entrar a negociar gobiernos y acuerdos a tres donde puedan estar Podemos, Vox o nacionalistas".

En cuanto al PSOE, reiteró que solo allí donde los dirigentes socialistas "se desmarquen" de las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez, en particular en materia territorial, y acepten una serie de propuestas básicas de Cs "se podría estudiar el acuerdo con ellos". "De momento no veo ninguno que pueda hacerlo", añadió. En cualquier caso, aclaró que la opción de iniciar conversaciones con el PSOE se elegiría "excepcionalmente y de forma subsidiaria".

La Ejecutiva también aprobó las políticas que impulsará allí donde sea decisivo para la formación de gobiernos, como reforzar la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción. Asimismo, apostará por bajar los impuestos y aplicar medidas para "proteger a las familias".

No es el único frente abierto de Ciudadanos ya que en Barcelona tiene una patata caliente con el movimiento de Manuel Valls de ofrecer sus votos a Ada Colau para evitar que ERC se haga con la alcaldía de la ciudad. El exprimer ministro francés lideró la lista de la plataforma afín a Ciudadanos y logró seis concejales en las elecciones del 26-M. La mitad de ellos son de su cuerda y confianza y los otros tres alineados con la dirección del partido de Rivera, que descartan apoyar la operación de Valls de votar a la todavía alcaldesa y líder de la marca de Podemos en Catalunya.

Villegas hizo ayer oficial la posición contraria a Valls y, tras calificar a Ada Colau de "personaje populista y nacionalista", recalcó que su partido no negociará para propiciar su posible investidura, a pesar de que el cabeza de lista de Cs a la Eurocámara y peso pesado de la formación, Luis Garicano, se ha mostrado favorable a apoyar a Colau en la reelección y también el candidato de esta formación al ayuntamiento, Manuel Valls, que además de ofrecer los votos de sus ediles a la exalcaldesa, también anunció su disposición a prestárselos al candidato del PSC, Jaume Collboni. - DEIA