aberri eguna

Urkullu advierte que Euskadi "no quiere involuciones, recentralizaciones ni reconquistas", sino "más Estado vasco"

Dice que los vascos no desean "callejones sin salida, precipicios,  fracturas y salvadores", sino "construcción social y nacional"

09.02.2020 | 01:09
El PNV celebra el Aberri Eguna en la Plaza Nueva de Bilbao

BILBAO.Durante su intervención con motivo del Aberri Eguna, desarrollado  este domingo en Bilbao, Urkullu ha recordado que los jeltzales  celebran este año el día "entre dos campañas  electorales", con "cruce de acusaciones, reproches, medias verdades,  demagogia, también intolerancia y acoso". "Una carrera desenfrenada",  ha puntualizado.

Ante los numerosos simpatizantes congregados en la Plaza Nueva de la  capital vizcaina, ha propuesto "unos minutos de reflexión  constructiva" y "volver a los valores, a la esencia, al pueblo vasco  en Europa y en un mundo global".

"Esta es nuestra razón de ser y horizonte. Es nuestro hecho  diferencial. Desde hace más de cien años estamos construyendo la  nación vasca, nación cultural, nación política, nación institucional,  nación económica, nación social, nación internacional. Nación Vasca.  Nación de valores. Euskadi, nación de hombres y mujeres libres", ha  reivindicado.

Iñigo Urkullu ha apuntado que "ser patriota" y "defender y  promover Euskadi" es "trabajar cada día para ampliar y profundizar su  autogobierno reconocido, transferencia a transferencia".

Tras recordar al lehendakari, José Antonio Aguirre, ha asegurado  que "quienes sufrieron el exilio apostaron por la  institucionalización de Euskadi tal y como hoy la estamos  construyendo". "Son un modelo. Recuperación de nuestros Derechos  Históricos. Firmeza en los principios. Constancia en el compromiso.  Entrega absoluta a las aspiraciones de nuestro Pueblo", ha indicado.

CALLEJONES SIN SALIDA
El lehendakari ha advertido de que "este pueblo  no quiere callejones sin salida, ni precipicios, ni fracturas  sociales, ni salvadores", sino "construcción social y construcción  nacional". "Paso a paso, este pueblo no quiere involuciones, ni  recentralizaciones, ni reconquistas", ha puntualizado.

Según ha destacado, Euskadi desea "más empleo, innovación,  solidaridad, convivencia y autogobierno. Más Euskadi, más Estado  vasco, más Euskadi nación europea".

Urkullu ha avisado de que, en la "vorágine electoral" se dan "tres  estrategias". Los "maximalistas", que son, a su juicio, "el todo o  nada que se queda siempre en nada", mientras los "negacionistas"  constituyen "una amenaza, ahora triplicada" porque "no reconocen  nuestra realidad nacional y pretenden arrebatarnos lo construido".

Respecto a los "retrasistas", ha asegurado que son los que  "retrasan y aplazan" y "miran a Euskadi solo si nos necesitan para  gobernar", por lo que "su apuesta por este país es condicionada".

Ante estas tres estrategias, Urkullu ha defendido que "hay una  alternativa, la del PNV", con un "reconocimiento de la singularidad"  del autogobierno vasco y su historia". "Reconocimiento de la realidad  nacional de Euskadi. Nuevo modelo de relación con el Estado basado en  igualdad, bilateralidad y pacto, con un régimen de garantías. Un  modelo que, al igual que en otros países del entorno, respete la  capacidad de decidir nuestro futuro", ha manifestado.

"PATRIOTISMO CONSTITUCIONAL"
Entre las herramientas para "defender y mejorar Euskadi" ha  destacado la "lucha por el empleo", el "principal factor de cohesión  social" y ha asegurado que, aunque el paro ha bajado al 10,2% en  Euskadi, "no es suficiente".

También ha apostado por "la innovación y la mejora continua o "la  solidaridad". "Ser patriota, defender y promover Euskadi es demostrar  solidaridad. Sin alarde, con discreción, compromiso y hechos,  consolidar una sociedad abierta al mundo, sin muros, sin fronteras,  sin proteccionismos ni localismos. Eso es nacionalismo cooperativo",  ha defendido.

A su juicio, "hoy, quienes realmente son nacionalistas  hegemonistas, esconden sus vergüenzas en un término que se han  inventado: patriotismo constitucional". "Patriotismo constitucional  para esconder lo que realmente son: nacionalistas, pero nacionalistas  hegemonistas. Y nosotros somos nacionalistas humanistas,  nacionalistas solidarios, nacionalistas cooperativos", ha  manifestado.

"SIN ATAJOS"
Iñigo Urkullu ha afirmado que "ser patriota, defender y promover  Euskadi es consolidar una convivencia integrada e integradora".  "Miremos hace 30, 40 o 50 años, recordemos dónde estábamos y  dóndeestamos", ha apuntado.

También ha advertido de que "quienes tomaron los atajos" en este  camino "están desfondados, incapaces de reconocer el error y el daño  injusto que han causado". "Hace dos semanas recordamos el asesinato  de Fermín Monasterio, primera víctima civil de ETA hace 50 años. A  quienes tomaron los atajos, solo les pido que, con humildad y  respeto, escuchen a familias como esta", ha señalado.

Según el lehendakari, de esta forma "van a escuchar la voz,  sencilla y auténtica, del sufrimiento pasado y el compromiso presente  con la convivencia futura". "Es el camino. Compromiso ético y  democrático. Mirar al futuro y pensar hasta dónde podemos llegar  avanzando paso a paso, con paciencia, insistencia, inteligencia y  humildad", ha concluido.

noticias de deia