Cuatro niños pierden la vida en el incendio de un hospital en la India

En la planta había 40 menores ingresados cuando comenzó el fuego, y otros siete pequeños están graves

08.11.2021 | 22:14
Una ambulancia en India.

Al menos cuatro niños han muerto y siete más están graves tras un incendio declarado en una unidad de cuidados intensivos pediátricos del Hospital Kamala Nehru de la ciudad de Bhopal, en el centro de India.

"El incendio en la planta infantil del Hospital Kamala Nehru es lamentable. Las operaciones de rescate han sido rápidas. El fuego está controlado, pero desgraciadamente no se ha podido salvar a los niños", ha explicado el ministro principal del estado de Madhya, Shivraj Singh Chouhan, en declaraciones recogidas por el diario 'The Hindustan Times'.

Chouhan ha ordenado ya una investigación para esclarecer lo ocurrido con la participación de altos cargos sanitarios.

Doce camiones de bomberos acudieron al lugar y las autoridades sanitarias iniciaron la evacuación, pero no lograron rescatar a todos los niños. En la planta había 40 menores ingresados cuando se declaró el incendio, ha explicado el secretario de Sanidad estatal, Vishwas Sarang.

Desastre químico

La ciudad de Bhopal fue escenario de uno de los desastres químicos más graves de la historia en 1984, cuando la fábrica de pesticidas de Union Carbide sufrió un escape de alrededor de 40 toneladas métricas de metilo tóxico isocianato (MIC) que se extendió por toda la ciudad.

Alrededor de medio millón de personas se vieron expuestas al escape de gas tóxico, que causó entre 7.000 y 10.000 muertos en las primeras horas, según las cifras no oficiales --apenas 3.500, según el Gobierno-- y alrededor de 20.000 muertos en los siguientes 20 años.

Se estima que el 70 por ciento de las personas que residen en las proximidades de la planta industrial sigue consumiendo agua contaminada, y 26 años después del desastre el lugar aún no ha sido descontaminado y al menos 100.000 personas siguen sufriendo secuelas en su salud sin recibir los cuidados médicos que necesitan. Los supervivientes siguen esperando las compensaciones.

noticias de deia