amenaza significativa

El huracán ‘Dorian’ se acerca a Florida con más fuerza

En los próximos días podría alcanzar categoría de ciclón mayor y provocar peligrosas marejadas e inundaciones

09.02.2020 | 13:55
La población de Miami se prepara para el huracán.

En los próximos días podría alcanzar categoría de ciclón mayor y provocar peligrosas marejadas e inundaciones

Miami - El huracán Dorian sigue ganando fuerza con vientos máximos sostenidos de 110 millas por hora (175 km/h) y podría convertirse en un ciclón de categoría mayor mientras se desplaza lentamente hacia Florida.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) informó ayer de que Dorian podría llegar a Florida convertido en un fenómeno "extremadamente peligroso" de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson (sobre un máximo de 5), es decir con vientos máximos sostenidos de 140 millas por hora (225 km/h). NHC indicó que Dorian empezó a avanzar más lentamente y en dirección noroeste.

Este huracán supone una "amenaza significativa" para Florida y el norte de Bahamas, alertó el NHC, que envió un avión caza-huracanes que confirmó que Dorian es ya un huracán de "categoría mayor", más de 3 en las escala Saffir-Simpson. El ojo de Dorian, pronostican los meteorólogos, debería estar cerca o sobre el noroeste de Bahamas mañana y aproximarse a Florida el lunes por la noche.

Estado de emergencia Florida, que declaró el estado de emergencia en todo el estado, se prepara para inundaciones, fuertes vientos, marejada ciclónica, e incluso un fenómeno conocido como King Tide (marea rey), que nada tiene que ver con el huracán pero que coincidirá con la llegada del ciclón. Una vez toque tierra en Florida como ciclón mayor, el cono de trayectoria de NHC apunta que Dorian podría dirigirse hacia el norte a través del interior de la península, donde podría perder algo de fuerza, aunque sin bajar de la categoría de huracán. Según el NHC, con sede en Miami, se esperan fuertes precipitaciones en las Bahamas y en partes del sudeste de Estados Unidos. "Esta lluvia pudiera causar inundaciones repentinas que amenazan vidas humanas", indicó la agencia.

En lo que va de la actual temporada de huracanes, que comenzó en junio, se han registrado otras cuatro tormentas tropicales, Chantal, Andrea, Erin y Barry, que se convirtió en huracán en julio poco antes de tocar tierra en Luisiana, donde dejó cuantiosas pérdidas materiales, pero ninguna víctima mortal directa.

Después de Dorian, la cuarta tormenta tropical con potencial destructor, llegará Erin, un ciclón postropical del que informó ayer el Centro Nacional de Huracanes y que se sitúa a más de 200 millas al este-noreste de Cape Hatteras, en Carolina del Norte, aunque no se espera la formación de ningún ciclón tropical más durante los próximos cinco días. - Efe/E. P.