hacia un brexit duro

La renuncia de Davidson evidencia el malestar con Boris Johnson

  • La líder de los conservadores escoceses dimitió un día después de suspender el Parlamento
  • Nunca ocultó el conflicto que siente sobre el Brexit y el liderazgo actual del partido

09.02.2020 | 13:49
Las protestas populares contra un ‘brexit’ duro se han multiplicado desde que se tomó la decisión de suspender el Parlamento británico.Editar

La respetada líder de los conservadores escoceses, Ruth Davidson, renunció ayer a su puesto, citando tanto sus diferencias sobre el rumbo que toma el Brexit con el actual primer ministro, Boris Johnson, como su deseo de lograr un equilibrio entre su vida laboral y la familiar. Su partida coincide con la suspensión del Parlamento británico durante cinco semanas solicitada por Boris Johnson, un movimiento que ha provocado numerosas críticas.

En una conferencia de prensa en Edimburgo, Davidson describió que liderar a los tories escoceses desde noviembre de 2011 hasta ahora ha sido "el privilegio" de su vida, en un adiós que supone un duro golpe no solo para el partido sino también para la causa a favor de la unión del Reino Unido.

Davidson no tuvo reparos en recordar que nunca trató de ocultar el conflicto que siente sobre el Brexit y no esconde sus preocupaciones sobre el liderazgo de Johnson, pero sí que respaldó su decisión de "cerrar" Westminster, insistiendo en que creía que en realidad, el primer ministro estaba tratando de asegurar un acuerdo con la Unión Europea.

Davidson respaldó seguir dentro del bloque como en el referéndum de la UE y se enfrentó a Johnson en un debate televisivo de la BBC en Wembley antes de esa votación, cuando acusó al líder de la campaña a favor de la salida de decir "falsedades" a los votantes.

Johnson intentó quitar hierro a sus discrepancias, agradeciendo a Davidson por su "maravilloso servicio", describiéndola como "instrumental en la reactivación de nuestras fortunas electorales en Escocia" y agregando: "Debería enorgullecerse enormemente del papel fundamental que desempeñó durante la campaña del referéndum de independencia de Escocia, donde su apoyo apasionado a nuestra Unión fue crucial en el resultado final".

Davidson, quien dio a luz a su primer hijo en octubre, confirmó que continuará como diputada por Edimburgo Central hasta 2021, pero añadió que "la amenaza de pasar cientos de horas lejos de mi hogar y mi familia ahora me llena de pavor, y esa no es forma de liderar". La política siempre había sido lo primero para Davidson los últimos ocho años, a menudo a expensas de sus compromisos con sus seres queridos, pero las cosas han cambiado con la llegada de su primer retoño.

Davidson es la primera líder abiertamente lesbiana de cualquier partido en el Reino Unido y a ella se le atribuye la transformación del partido conservador en Escocia. Después de hacerse con el liderazgo del partido allí en 2011, a la edad de 32 años, Davidson se propuso una remodelación integral del mismo, cambiando sutilmente el énfasis de las políticas y atrayendo a personas con talento que no encajaban en el esquema tradicional.

Su liderazgo estuvo marcado por el referéndum independentista, un hecho que la ayudó enormemente, como defensora feroz de que Escocia permanezca dentro del Reino Unido, ganando los votos de unionistas de otros partidos.

el apoyo 'tory' La primera ministra de Escocia y líder del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), Nicola Sturgeon, le deseó lo mejor para el futuro, mientras que la líder de los liberal demócratas, Jo Swinson, elogió su "enfoque despiadado". La exprimera ministra Theresa May hizo lo propio en redes sociales: "Gracias por todo lo que han hecho por nuestro partido y nuestra unión en los últimos ocho años. Disfrute de su merecido tiempo en familia con Jen y Finn".

Entre los amigos cercanos de Davidson está David Mundell, quien fue recientemente despedido por Johnson de su papel de secretario escocés en contra de su consejo. "Entiendo y respeto la decisión de Ruth de retirarse. La extrañaré enormemente. Como líder, transformó la fortuna de los tories escoceses y fue una voz apasionada para el partido. Nuestra política necesita voces más auténticas como las de Ruth y espero que ese sea su legado", escribió en redes sociales Mundell.

En el caso de Adam Tomkins, gran aliado de Davidson y que ha sido señalado como un posible sucesor, alabó a la que fue su jefa durante los últimos tres años, agradeciéndole ella fue "la razón por la que me uní al partido tory y el motivo por el que mucha gente me votó por tory".