“La extensión corta aboca a otro abismo”

La jefa del Gobierno escocés, Nicola Sturgeon, propone una prórroga larga y un referéndum

08.02.2020 | 23:38

Edimburgo - La presidenta del Gobierno de Escocia, Nicola Sturgeon, afirmó ayer que la petición de la jefa del Gobierno británico, Theresa May, para prorrogar el Brexit solo hasta el 30 de junio aboca al país a un "nuevo abismo". En un mensaje colgado en Twitter, Sturgeon señaló que lo adecuado sería solicitar una extensión más prolongada que permita celebrar un segundo referéndum sobre la salida de la Unión Europea (UE). "En lugar de una acción decisiva (solicitar un retraso prolongado para permitir que la cuestión regrese a la gente), Theresa May simplemente propone más cortoplacismo y un nuevo abismo", indicó la líder escocesa.

Sturgeon, que se reunió con May esta semana en el marco de los contactos que la primera ministra mantiene con el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, para tratar de consensuar una solución a la crisis política, defiende que cualquier pacto, si finalmente se alcanza uno, se someta a consulta de los británicos.

La también líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) criticó un mensaje publicado en Twitter del diputado conservador Jacob Rees-Mogg, en el que indicaba que, si finalmente se produce una extensión más larga que deja al Reino Unido "atrapado en la Unión Europea", el país debe posicionarse en contra de cualquier iniciativa que propongan los estados miembros.

Entre ellas citó "vetar cualquier incremento del presupuesto, obstruir al supuesto ejército de la UE y bloquear los esquemas integracionistas de (el presidente de Francia, Emmanuel) Macron". "Qué extraño, ¿no es este el mismo tipo que dijo que el Reino Unido no tenía poder para hacer ninguna de estas cosas en la Unión Europea y por eso tuvimos que irnos?", le afeó Sturgeon.

Las conversaciones "técnicas" entre representantes del Gobierno conservador británico y del Laborismo volvieron a reanudarse ayer y, en caso de que no hallen consenso, la primera ministra británica ya ha adelantado que propondrá al Parlamento una serie de alternativas, que todavía se desconocen, para que fije su postura. - Efe