Crisis política

Un ex primer ministro de Bouteflika pide su dimisión

Ahmed Ouyahia se suma a las peticiones del Ejército y la calle argelina

08.02.2020 | 22:35
Una de las protestas antigubernamentales en Argel.

Ahmed Ouyahia se suma a las peticiones del Ejército y la calle argelina

Argel - La Reagrupación Nacional Democrática (RND), socio del gobernante Frente de Liberación Nacional (FLN) y segundo partido de Argelia, pidió ayer al enfermo presidente, Abdelaziz Bouteflika, que dimita como solución a la grave crisis política que padece el país. En un comunicado la formación que dirige el ex primer ministro Ahmed Ouyahia, uno de los políticos más cercanos al dignatario, le sugiere, además, que designe un nuevo gobierno que "evite cualquier vacío o especulación en torno al poder Ejecutivo en este periodo sensible".

La declaración del RND se produce apenas 24 horas después de que el jefe del Ejército, Ahmed Gaïd Salah, otro de los hombres más fieles a Bouteflika, pidiera la aplicación del artículo 102 de la Constitución, que permite inhabilitar al mandatario por razones de salud. La propuesta fue rechaza enseguida por la oposición en pleno y por la sociedad civil, que considera que eso supone una nueva maniobra del círculo de poder que protege a Bouteflika para perpetuarse en el gobierno.

Salida de todo el Ejecutivo Los partidos exigen la renuncia del presidente, la salida de todo el Ejecutivo y la formación de un consejo presidencial dirigido por una persona que no esté manchada de corrupción, así como un gobierno de tecnócratas independientes que reforme la Ley Electoral y convoque unos nuevos comicios presidenciales. Desde el pasado 22 de febrero, Argelia es testigo de protestas populares masivas cada viernes para pedir la caída de Bouteflika y de su círculo de poder, al que acusan de corrupción y responsabilizan de la aguda crisis económica y social que desde 2015 padece Argelia.

Presionado por el clamor popular, la presidencia emitió el 11 de marzo un comunicado en el que el presidente, gravemente enfermo y discapacitado desde que en 2013 sufriera un agudo derrame cerebral, renunciaba a la reelección y aplazaba las presidenciales previstas para el 18 de abril.

El mensaje de la presidencia ordenaba, además, abrir un periodo de transición dirigido por el ministro de Interior, Noureddin Bedaui, y el excanciller Ramtam Lamamra, que no ha evitado que las manifestaciones de protesta contra el círculo de poder que rodea a Bouteflika prosigan, y vayan cada vez en aumento, por las calles del país magrebí. - Efe