Salud avisa de que "el foco está en los hábitos" y pide evitar las celebraciones

Un local hostelero de Bilbao, en seguimiento por 33 casos positivos en las últimas 72 horas

23.07.2020 | 16:47
El Gobierno vasco podría limitar el ocio nocturno para limitar contagios de coronavirus

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha asegurado que el Gobierno vasco estudia restricciones en el ocio nocturno porque "está favoreciendo la transmisión" del covid-19. Entre los casos registrados, ha citado el de un local hostelero de Bilbao, al que se está haciendo seguimiento, con 33 casos positivos en las últimas 72 horas.

Durante su comparecencia para dar a conocer los últimos datos sobre la evolución de la pandemia del coronavirus, Murga ha dicho que "es algo que estamos analizando, y que tenemos que ir viendo los datos. Todo habla a que el ocio nocturno es algo que está favoreciendo la transmisión de la enfermedad".

La consejera de Salud, Nekane Murga, este jueves dando cuenta de la evolución de los brotes en Euskadi de coronavirus . EFE


NUEVOS POSITIVOS EN BILBAO

Murga se ha referido al elevado número de casos registrado en Bilbao en los últimos días, que se explica, según ha dicho, porque hay "mucha población" y la tasa por cada 100.000 habitantes "está algo por encima de la media de los 100.000 habitantes". "Es un área en la que se mantiene el ocio nocturno y las personas que no están en la costa acuden a Bilbao o a determinados locales que pueden estar abiertos", ha señalado.

La consejera de Salud ha admitido que Bilbao, en concreto, "sí preocupa" porque "el hecho de tener tanta población es un factor que puede dificultar el control". Según ha dicho, su tasa de afectados por el covid-19 "es algo superior al del conjunto de Euskadi" aunque pueda "sorprender en números absolutos".


CORONAVIRUS EN HOSTELERÍA

Murga ha admitido que se procedió al cierre de la discoteca 'La Fuga' de Bilbao por un positivo en un trabajador. Tras realizar pruebas a todos sus contactos, se procede a realizar PCR también a quienes suelen frecuentarlo habitualmente.

Según ha dicho, en distintos puntos de Euskadi se están identificando personas que trabajan en hostelería que pueden haberse infectado fuera de su actividad laboral "pero que suponen un riesgo importante". En concreto, en Bilbao se ha identificado personas que trabajan en tres locales de hostelería y tras las pruebas se ha desinfectado los locales, sin hallar contagios en los clientes. Lo locales se han vuelto a abrir, con un solo caso positivo en cada uno de ellos, mientras se mantiene en aislamiento a los contactos estrechos.

Nekane Murga ha señalado que, sin embargo, se ha procedido a seguimiento y cierre de un local hostelero, también en Bilbao, con 33 casos positivos en las últimas 72 horas.

La consejera ha adelantado que se han realizado también 80 pruebas en un albergue de Bilbao todos los resultados han sido negativos. Estos establecimientos arrojan datos "muy favorables".


EXTREMAR LA PRUDENCIA

Murga ha llamado a ser "muy prudentes" y "extremar al máximo las medidas de seguridad" ante el incremento de casos, lo que ha obligado a reforzar los dispositivos de vigilancia y rastreo". En la última semana, se han realizado cerca de 30.000 PCR, la mayor tasa por habitante del Estado. Hasta la fecha, y desde el inicio de la crisis, ya se ha hecho una prueba de detección en torno al 14% de la población vasca.

La "estrecha vigilancia" para la detección precoz "es clave para poder mantener la nueva normalidad" pero "no la única", según Murga, que ha destacado que las medidas de protección individual y de distanciamiento "son igual de importantes para frenar la transmisión".


MASCARILLAS OBLIGATORIAS

Tras recordar que hace ya una semana que Euskadi estableció el uso obligatorio de la mascarilla, ha defendido su uso como "una medida absolutamente necesaria en este momento" porque se está "a tiempo" de evitar la transmisión comunitaria. "La mascarilla debe utilizarse en cualquier situación en la que podamos coincidir o tengamos proximidad con otras personas, por breve que pueda ser el periodo de contagio", ha afirmado.


La consejera de Salud prevé que "en varias semanas" la incidencia del covid va a estar "en unos niveles en los que las medidas deben ser restrictivas".

De forma paralela, cree que se deben mantener mas medidas habituales de distanciamiento y adoptar otras "principalmente, en el ámbito del ocio y de las reuniones familiares". Según ha recordado, las reuniones, celebraciones y agrupaciones de personas "han sido el origen de buena parte de los contagios que se han dado en las últimas semanas, especialmente en Bizkaia y Gipuzkoa".


MEDIDAS ESPECÍFICAS EN ERMUA

Por esta causa, se han debido adoptar medidas específicas "en determinadas localidades y en el ámbito de la hostelería, fundamentalmente". En este sentido ha recordado la orden por la que se ha extendido a Ermua y Bergara las restricciones en restaurantes, txokos y sociedades, con limitación del aforo al 50%, la prohibición del consumo en barra y con el cierre a las 23.30 horas. También se ha suspendido la celebración de fiestas, verbenas y eventos populares.

En ambas localidades se identifican contactos positivos en los días posteriores y existe una preocupación porque "está subiendo la edad media de los nuevos casos" identificados. "El primer día, en torno al 80% estaban entre 16 y 23 años y, en este momento, está en torno a 32-33 años", ha explicado.

Se mantienen también las medidas adoptadas el pasado 16 de julio en los municipios de Eibar, Tolosa y Zarautz y se dejarán de aplicar en Ordizia por la "evolución favorable" de los datos.


FIESTAS Y CELEBRACIONES

Murga ha aclarado que "el foco no está ni en Ermua ni en Beraga, Tolosa o Zarautz" sino en "la actitud, los hábitos, la celebración de reuniones y celebraciones, aglomeraciones y festejos" que se deben evitar por parte de "todos, a toda costa". "El virus, lejos de desaparecer sigue circulando", ha advertido. Por ello, en función de la evolución de los datos en Euskadi, el Gobierno vasco no descarta "adoptar nuevas medidas".

La consejera ha recordado, en el ámbito de la hostelería, "como medida general aplicable a toda Euskadi", que no se puede exceder de 10 el número de personas sentadas en torno a una mesa. Siempre se deberá llevar la mascarilla "correctamente puesta". No se permite el consumo colectivo o grupo de bebidas en la calle, por ser "una actitud insalubre".

Por otra parte, ha advertido de que, entre las actividades, "las que se realizan en el interior, tienen más riesgo, "pero también la proximidad y las horas que se pasen o los tiempos que estén las personas juntas".

Según ha dicho, existe la experiencia de una persona que estuvo en una comida que se alargó horas y contagió a 8 de los 13 comensales, también a los de alrededor y a los trabajadores del local. No obstante, ha admitido la posibilidad de que se produzcan contactos en la playa si existe carga viral alta.

noticias de deia