ÚLTIMA HORA
673 contagios en Euskadi, 358 en Bizkaia

La oficina en casa: cuatro ideas para teletrabajar

La opción del teletrabajo ha obligado a plantear una pequeña transformación dentro de muchas casas. lo que empezó siendo algo provisional parece que va a durar más tiempo, y son muchos los que han decidido habilitar una pequeña oficina en el salón o incluso en el dormitorio.

21.01.2021 | 21:07
Integrar el escritorio en el salón es una opción necesaria si se teletrabaja.

Un espacio moderno en el salón


Quien busca integrar un pequeño estudio en el salón debe atender a dos reglas básicas si quiere respetar la armonía: elegir un escritorio que siga las mismas líneas que el resto del mobiliario y mantener el orden. Tal y como se puede observar en esta imagen de Casa Shop el resultado es genial, ya que todo queda perfectamente integrado. Eso sí, para que el día a día no se apodere del espacio, y los folios, bolis y demás objetos no se acumulen por el escritorio, conviene limpiar y recoger cada día. Una mesa con cajones amplios, y cestos de mimbre en el suelo donde poder guardar cables, cargadores u otros objetos cotidianos, ayudarán a mantener todo recogido.

Un rincón con personalidad propia


Ya que es imposible esconder un escritorio dentro de otra estancia, ¿por qué no darle un toque especial y personal? Inspirándonos en esta imagen de La Redoute, la idea no es que pase desapercibido, sino todo lo contrario. ¿Y cómo darle ese protagonismo? Con un color especial en la pared, escogiendo un mueble bonito y eligiendo cuidadosamente todos los detalles y adornos. En este ejemplo, el color verde mint de la pared también se ha escogido para la alfombra, de modo que se puede dar continuidad a la decoración del resto de la sala. La mesa y la silla a juego en madera oscura lucen un diseño bonito, sencillo y especial, que sumado a los detalles colgantes de la pared –cuadros y adornos dorados– crean un conjunto muy armónico.

Visto y no visto


No siempre se dispone de sitio para colocar una mesa y destinarla a lugar de trabajo, por eso también existen soluciones tan bonitas y creativas como esta estantería de pared que se convierte en un escritorio en un abrir y cerrar de ojos. Apenas ocupa espacio si está cerrado, pero abierto puede servir perfectamente para trabajar en un momento dado. Este diseño lo firma Portobello Street y puede ser perfecto para colocar en un dormitorio, en el salón, o incluso en una zona de paso como un hall que tenga cierta amplitud. Su principal ventaja, además del poco espacio que ocupa, es que una vez se ha terminado de trabajar basta con cerrar la puerta, y todo queda oculto y recogido.


Estilo nórdico


Por sus líneas rectas y limpias, su sencillez y sus colores neutros, los muebles que siguen el estilo nórdico son los preferidos de muchas personas que buscan adecuar una zona de casa como su nueva oficina. El blanco es uno de los colores básicos, pero nunca está de más darle un toque especial con detalles de color. En este caso nos fijamos en esta imagen de Tenvinilo en la que se ha escogido una mesa blanca con mucho espacio de almacenaje y que cede todo el protagonismo a la pared decorada con un vinilo del mapamundi con efecto corcho. Esta solución puede encajar en un dormitorio o en una habitación libre, si se tiene.