'Coach' y ex enferma

Claudia Osborne: "Sufrí bulimia a los 15 años, cuando falleció mi madre"

Claudia Osborne es la hija más desconocida de Bertín y la autora del libro 'Lo mejor de ti', en el que se desnuda emocionalmente y donde cuenta cómo sufrió bulimia tras la muerte de su madre en 2004, cuando ella tenía 15 años.

03.11.2020 | 20:08
Claudia Osborne, hija de Bertín Osborne, acaba de publicar 'Lo mejor de ti.

El parecido físico con su padre es innegable. Tiene estilo, se emociona y también muestra cierta timidez a la hora de hablar. Su vida sentimental está vedada en las preguntas, pero durante las últimas semanas se han publicado fotos junto a quien se dice que es su pareja del momento, José Entrecanales, un joven empresario hijo del presidente de Acciona. Ella lo que quiere es hablar de su libro, Lo mejor de ti, a través de cuyas páginas explica cómo lidió con la bulimia, una enfermedad surgida a raíz de la muerte de su madre, Sandra Domecq, cuando ella era aún una adolescente. Dos relaciones sentimentales le llevaron a pasear por sendas depresiones de las que ha salido, según comenta, muy fortalecida. Aunque ha podido mantenerse entre las bambalinas de la vida pública de su padre, sí ha sentido el peso mediático, aunque no lo dramatiza. Dice que sobre ella se han sacado muchos temas de contexto y acerca de su padre se han dicho y escrito demasiadas mentiras.

Ha escrito un libro donde se desnuda de forma integral, ¿no siente frío?
Sí, estoy de acuerdo con esa afirmación. Fue una decisión consciente de lo que iba a suponer. Lo creía necesario y quería contar en primera persona las situaciones por las que he pasado. Creo que es un libro que puede ayudar a otras personas.

¿Y ha compensado la exposición?
Estoy tranquila dentro de lo que cabe. Siempre que hablas de ti es una exposición, no puedes huir de ella. He tenido algunos momentos en los que las emociones me han podido y otros en los que he respirado con mucha tranquilidad, pero algo tengo claro que nunca puedo huir de estar expuesta.

Sobre todo si utiliza el apellido Osborne y es hija de Bertín.
Soy consciente de ello, pero creo que ha merecido la pena.

Es usted muy joven y narra cómo ha tenido que luchar con la bulimia, la depresión, una relación tóxica, un desamor... ¿No es demasiado para tener solo 31 años?
Sí, y no sé qué decir. Pienso que a la gente joven también le afectan determinados temas que pueden tener sus consecuencias. Supongo que no soy la única persona de mi edad que ha pasado por estos trances, pero la balanza siempre se equilibra con las situaciones positivas que he vivido. Al final, todo es según lo mires y lo quieras ver. A todos nos pasan cosas que no son buenas y es cuestión de aprender a llevarlas lo mejor posible.

¿Ha bajado alguna vez la persiana para encerrar esos malos momentos?
Eso lo hace todo el mundo en algún momento de la vida. Sí, claro que he mirado hacia el otro lado muchas veces, pero lo que te ocurre permanece mientras no lo soluciones. En un principio, pasar por alto lo que te ocurre puede parecer lo más fácil, pero a la larga no lo es, sino todo lo contrario.

¿Cómo ha influido el pertenecer a una familia que ha concitado el interés mediático, sobre todo teniendo un padre archiconocido?
Son muchos los que me preguntan si el apellido pesa, pero yo lo llevo con mucho orgullo porque estoy orgullosa de mi familia, de mi padre, de mi madre, de mis hermanas... De todos ellos. Nunca he sentido mi apellido como un peso, sino todo lo contrario: me da ese altavoz que necesito para llegar a la gente y ayudarla. Estoy muy agradecida de poder unir el Osborne a mi nombre propio.

"El trastorno con la comida fue la manera que encontré para adormecer el dolor"


¿Cómo llegó a padecer bulimia?

Mi trastorno comienza a los 15 años, y ocurre después de que fallece mi madre. La bulimia no fue más que un síntoma y una manera de canalizar lo que me estaba pasando. Era una forma de cicatrizar cualquier ausencia o abandono de la infancia. Sentía una gran ansiedad y la canalicé como pude. El trastorno con la comida fue la manera que encontré en su día para adormecer el dolor que sentía por la muerte de mi madre.

¿Resulta difícil salir de ese dolor?
Sí, pero el tiempo es el que va colocando las piezas en su lugar y el que te permite gestionarlas de otra manera.

Acaba con la bulimia y se sumerge en la depresión.
A los 22 años estaba en una relación tóxica y eso me puso a prueba. Fue una prueba muy difícil y salir de ella resultó muy duro, pero lo conseguí.

Algo que se repitió seis años después.
Entonces fue una ruptura sentimental, pero no era una relación tóxica. Fue al volver de Estados Unidos, cuando rompí con mi pareja de entonces a pesar de que estaba completamente enamorada. Me rompí el corazón a mí misma y también se lo rompí a él. No sabía muy bien por qué lo estaba haciendo y volví a tener un episodio depresivo.

¿Sabía su familia qué era lo que le estaba pasando?
Mi familia estaba cerca; es que ellos siempre han estado cerca de mí. Lo sabían todo, sobre todo mis hermanas.

Ahora tiene 31 años y han pasado tres desde la última vez que se sintió mal. ¿Cómo se encuentra?
Estoy más feliz que nunca y en un momento muy dulce.

¿Muy dulce sentimentalmente hablando?
Ja, ja, ja€ Sentimentalmente estoy muy bien. Estoy muy en paz conmigo misma y muy conectada, así que no puedo pedir más.

Estudió Derecho, pero nunca ejerció la carrera.
Estuve en juzgados de familia en Estados Unidos, donde trabajé unos meses, pero yo ya sabía que no iba a ejercer, era una profesión que no me llamaba. Me encantó estudiar la carrera y se me dio muy bien, pero no quise ser abogada nunca. Sabía lo que era la profesión y no me gustaba.

¿Ha sentido la presión del peso mediático?
Es difícil asumir que la prensa va a estar siempre ahí, en los mejores y también en los peores momentos de tu vida, pero es algo que hay que aceptar, que sabes que siempre va a ir contigo, aunque cuando llega el momento y ves lo que dicen o lo que publican sea difícil de digerir. Estás acostumbrada y lo vas asumiendo a pesar de que no te guste nada.

¿Se cuentan y se escriben muchas mentiras?
Muchas. De mi padre por supuesto que se han dicho mentiras, pero él es otro nivel. De mí nunca se han contado mentiras, simplemente se han sacado las cosas de contexto.

¿Es usted celosa de su intimidad?
Creo que todo el mundo lo es. Yo no gano nada contando mi vida, es algo que no me interesa para nada. Tengo que reconocer que no me gusta nada hablar de mi vida sentimental, es cosa mía.

Pero no puede evitar salir en fotos.
No, tienes razón, evitarlo no puedo, pero callándome resguardo mi vida privada. ¿Que van a hablar? Seguro.

Usted se ha criado entre mujeres, ¿marca eso mucho?
Estoy segura de ello. Creo que empatizo mucho con el lado femenino de la vida y con el resto de las mujeres.

¿Qué cree que hubiera dicho su madre de haber leído este libro?
Pienso que le habría gustado y sé que habría estado muy orgullosa de mi proceso, de cómo he ido venciendo todas las dificultades que he tenido y de cómo he enfocado mi vida poniéndola al servicio de los demás. Ella era una mujer muy generosa.

Su nacimiento se produjo en un momento muy delicado en el matrimonio de sus padres. ¿Le influyó a la larga este hecho?
Supongo que sí y ha sido motivo de largas conversaciones con mi terapeuta. Para mí es un algo que influye y tiene sentido que sea así, pero no sé si lo tendrá en el futuro. Mi madre estaba entonces en un proceso de separación, y cuando yo nací se anunció el divorcio. Ella estaba muy triste cuando vine al mundo y yo siempre la recuerdo así, con una mirada triste.

"Estoy muy concienciada con todo lo referente a la sostenibilidad"


Cuando aparece una imagen suya suele crear tendencia de moda. ¿Es aficionada a la ropa, al estilismo?
Cada vez menos. Antes me gustaba más, pero poco a poco el mundo de la moda ha dejado de interesarme. Estoy muy concienciada con todo lo referente a la sostenibilidad en este sector. Pienso que tenemos que avanzar mucho en ese terreno y sí que me exijo usar marcas sostenibles, ecológicas. Creo que es necesario rectificar nuestra forma de consumo.

Está dedicada en cuerpo y alma a ser coach y a asesorar sobre el bienestar mental y físico. ¿Cómo son las personas que acuden a su consulta?
Son sobre todo mujeres. Tengo algún hombre también, pero mi clientela es fundamentalmente femenina. Son mujeres de treinta y tantos que quieren solucionar su vida y aprender a gestionar sus sentimientos, su modo de sufrir y gozar, mujeres que quieren ser felices.

Y usted, ¿es feliz?
Como todo el mundo, a ratos, pero estoy tranquila y en paz, y eso también es parte de la felicidad.

¿Ha reconocido sus problemas en su clientela?
Sí. Todos tenemos heridas de la infancia, pero claro que reconozco cosas mías en ellas y ellas en mí. Por eso vienen a mi consulta. Tengo que reconocer que las redes sociales me ayudan muchísimo. La gente que viene ya ha conectado conmigo antes a través de las redes sociales.

¿Qué es el yoga en su vida?
Es una práctica que me permite conectar con el cuerpo, porque es muy importante tener una relación consciente con él. También práctico la meditación, es lo que me ayudó en su día a ser consciente de cómo estaba por dentro y de cómo funcionaba.

Una frase suya: Toda mi vida he sentido que iba y venía en busca de algo. ¿Ha encontrado usted ese algo?
Sí, me he encontrado a mí misma. Encontrarse a sí mismo supone trabajo y tenemos que estar dispuestos al esfuerzo que supone. Hay que trabajar y buscar una buena guía que te sepa llevar hasta donde estás.

¿Nunca ha sentido tentaciones profesionales por la moda o la televisión?
Siento que mi propósito es comunicar un mensaje y ayudar a la gente. Todo lo que sea comunicación me interesa, así que no descarto nada en ningún sentido.

La televisión, ese elemento que puede ser€
Tan potente.

Y tan bueno, o tan malo.
Sí, es cierto, puede ser las dos cosas, pero es como las redes sociales. Son solo herramientas y serán buenas o malas dependiendo del enfoque que les des. Nunca puedes decir que no vas a hacer televisión u otras actividades, solo el tiempo lo dirá. 

PERSONAL
Edad: 31 años.
Lugar de nacimiento: Jerez de la Frontera (Cádiz).
Familia: Es hija de Bertín Osborne y de su primera mujer, Sandra Domecq, fallecida en 2004.
Pareja: Durante las últimas semanas se le ha relacionado con el empresario José Entrecanales, hijo del presidente de Acciona.
Formación: Es licenciada en Derecho y tiene un máster de Derecho de Familia por la Universidad de Boston.
Trayectoria: Hizo prácticas en los juzgados de familia de Boston cuando realizaba el máster. Nunca más volvió a ejercer el Derecho. Desde hace varios años tiene una consulta como coach en Madrid. Recientemente ha publicado un libro en el que explica cómo sufrió bulimia y dos depresiones, y su salida de estas situaciones. Lo mejor de ti, título del libro, es, dice, un manual para ser feliz.