Jukebox de Andrés Portero

'Autosuficiencia', de Parálisis Permanente

04.04.2020 | 12:33

"Encerrado en mi casa...", se oía en Autosuficiencia, un clásico del punk estatal más oscuro de los años 80 interpretado por el grupo de culto Parálisis Permanente. Allí, al frente, estaba un jovencísimo Eduardo Benavente, líder, guitarrista y cantante, que oficiaba también como batería en Alaska y Pegamoides, al igual que su compañera en el proyecto, la teclista Ana Curra.

Mientras Nacho Canut, ahora miembro de Fangoria, y el fallecido Carlos Berlanga imponían sus gustos en Pegamoides, principalmente el pop fresco y bailable con guiños a la nueva ola e, incluso, al baile más hortera de los Gibson Brothers de Cuba y el más elegante de Chic, Eduardo y Ana se sacaron de la manga a Parálisis Permanente para dar salida a una música más oscura y afterpunk poblada de letras siniestras donde se acumulan historias de cementerios, cuchillas de afeitar, sangre, sexo explícito, dominación y juegos peligrosos.

En su corta carrera, de apenas cuatro años compartidos con Pegamoides, Eduardo y Ana grabaron solo un disco, El acto, además de varios singles y EPs. En total, 24 canciones, varias de ellas versiones de clásicos como David Bowie o The Stooges. La que ha provocado que su nombre siga vivo, al igual que un malditismo que nunca les abandonará tras la muerte trágica de Eduardo en accidente de tráfico cuando solo contaba con 20 años, es Autosuficiencia, que, curiosamente, tiene letra de Canut. La canción habla de una persona que está encerrada en su casa, a la que todo lo externo le resulta prescindible y que acaba por ser lo suficientemente fuerte para no echar en falta a nadie. Era ironía, claro, como cuando cantaba que no saldría jamás. A la espera de poder conseguirlo nosotros, escuchamos un incunable de la música estatal. "Me miro en el espejo y soy feliz".

Aquí os dejamos su vídeo, en el que no aparece Ana Curra -tardó en incorporarse a la banda- pero sí el vasco Rafa Balmaseda, quien luego acompañó a la teclista en otra aventura posterior, igual de gótica y sinietra, llamada Seres Vacíos.

Esta misma semana se ha hecho público el video de homenaje del trío madrileño Venturi a la canción de Parálisis Permanente. Lleva por título Encerrado en mi casa. Queda claro ¿no? Sin apenas medios y con una gran dosis de humor, el grupo se ha currado este pedazo de vídeo para el que han contado con la inestimable colaboración de Carlos Hernández Nombela en la batería y producción musical. La edición del vídeo corre a cargo de Cortexiphan Producciones. La letra está adaptada al presente, ya que cambia el original "cintas que he grabado con mi voz" por audios. Millenial, claro.

LETRA
"Me miro en el espejo y soy feliz
y no pienso nunca en nadie mas que en mí
y no pienso nunca en nadie mas que en mí
Leo libros que no entiendo más que yo
oigo cintas que he grabado con mi voz
oigo cintas que he grabado con mi voz
Encerrado en mi casa
todo me da igual
Ya no necesito a nadie
no saldré jamás,
Y me baño en agua fría sin parar
y me corto con cuchillas de afeitar,
y me corto con cuchillas de afeitar.
Me tumbo en el suelo de mi habitación
y veo mi cuerpo en descomposición
y veo mi cuerpo en descomposición
Encerrado en mi casa
todo me da igual
Ya no necesito a nadie,
no saldré jamás.
Ahora soy independiente,
ya no necesito gente,
ya soy autosuficiente al fin.
Me miro en el espejo y soy feliz
y no pienso nunca en nadie más que en mí
y no pienso nunca en nadie más que en mí.
Leo libros que no entiendo más que yo
oigo cintas que he grabado con mi voz
oigo cintas que he grabado con mi voz.
Encerrado en mi casa
todo me da igual
Ya no necesito a nadie
no saldré jamás.
Ahora soy independiente
ya no necesito verte
ya soy autosuficiente al fin
Me miro en el espejo y soy feliz".

noticias de deia