"Nuestra filosofía es no repetirnos nunca"

El dúo formado por Nita y Ale Costa celebra diez años de trayectoria con una gira especial. Además, trabajan ya en el que será su cuarto disco, siempre con la mirada en el flamenco y la electrónica.

18.12.2019 | 09:33
Imagen promocional del grupo Fuel Fandango.

Diez años han pasado desde que Fuel Fandango comenzase a rodar, lejos de etiquetas o propuestas convencionales. La suya ha sido una década en la que por el camino han derribado prejuicios y fronteras estilísticas, hasta eliminar definitivamente ese "¿y vosotros qué estilo hacéis?". Porque hacen música. Y punto. Así lo cuenta Ale Acosta, productor del dúo, que repasa con EL CAMALEÓN el presente y futuro del inquieto dúo, que respira flamenco y electrónica.

-Este 2019 está siendo especial para Fuel Fandango, en plena celebración de su décimo aniversario. Han sido 10 años de música, con sus tres discos Fuel Fandango (2011), Trece Lunas (2013) y Aurora (2016), sus correspondientes giras, con salto internacional incluido. Cuando uno mira el camino recorrido, ¿qué le viene a la cabeza?

-Te vienen muchos recuerdos, porque imagínate... En diez años han pasado muchas cosas, hemos hecho tres discos con sus respectivas giras, hemos visitado tantos países y tantas ciudades... Todas esas pequeñas historias del día a día que nos han pasado son con lo que uno se queda. Y también cómo ves que el público sigue ahí, que cada vez hay más público... Todo eso te reconforta mucho.

-¿Cabe, o se puede, resumir estos diez años en una sola palabra?

-Uf, creo que sería imposible. Todo lo que ha ido pasando con el grupo ha sido una continua sorpresa, porque hemos ido poquito a poquito, pero siempre un poquito más. El grupo no nació un día y de repente se puso ahí arriba, sino que hemos ido poco a poco y eso al final ha hecho que hayamos disfrutado mucho de todas las fases. Desde comenzar y tocar en salitas pequeñas para poca gente y de ahí a más y más. Si hubiese una palabra que resumiese estos diez años, diría que es evolución. Y la hemos disfrutado mucho.

-En estos diez años, además, también ha ido evolucionando la industria musical e incluso la propia forma de su consumo, tirando más hacia playlists y temas sueltos. Como banda ecléctica, ¿qué opina Fuel Fandango de las etiquetas?

-Sí, totalmente. Nosotros empezamos hace diez años colgando nuestros temas en MySpace, imagínate... Y al principio estaba ahí el rollo de esa pregunta que nos hacía todo el mundo sobre qué estilo hacéis, cómo lo podéis etiquetar... Y es verdad que se ha ido borrando, porque con todas las plataformas de streaming ahora la gente consume canciones sueltas y muchos estilos diferentes, lo cual creo que está genial porque eso ha hecho que la gente se haya abierto mucho. Como banda, nosotros hemos notado ese cambio y el pasar de tener que explicar lo que hacíamos a que ahora la gente le dé un poco igual etiquetarlo de una manera u otra, sino que simplemente le gusta o no.

-¿Se han perdido también prejuicios musicales?

-Sí. Al principio, cuando decías que mezclabas flamenco con electrónica, la gente te ponía mala cara, pero creo que ahora la gente busca precisamente la diferencia. Que sean propuestas diferentes donde ofrezcas algo más y que no suenes como el resto, poder descubrir cosas nuevas. Y para nosotros, como esa ha sido nuestra filosofía desde el principio, no es que nos hayamos apuntado a ningún carro, sino que hemos estado así desde el principio.

-Precisamente el verso "I keep learning, I m making myself" ("Continúo aprendiendo, continúo haciéndome a mí mismo") que escuchamos en Toda la vida tema perteneciente a Aurora, bien podría definir la filosofía de Fuel Fandango, como grupo que parece sentirse cómodo fuera de la zona de confort.

-Totalmente. Esa fue la filosofía con la que empezamos y la que seguimos defendiendo hoy día a rajatabla: hacemos canciones y discos para seguir investigando, para buscar nuevos caminos y no repetirnos nunca. Es la idea, porque si ya hicimos un tema de un rollo, volver a hacerlo igual sería aburrido. Así que seguimos investigando y ahora que estamos preparando el cuarto disco, nos encontramos investigando cosas nuevas que hasta ahora no habíamos tocado. Al final eso es la música: divertirse y jugar.

-Un cuarto disco que imagino que continuará contando con el flamenco y la electrónica como ejes.

-Sí, cada vez nos sentimos más cómodos con esos dos mundos. Vamos añadiendo otras pinceladas, pero el flamenco y la electrónica son los pilares de nuestras música y seguiremos esa estela.

-¿Hay fecha estimada para su publicación?

-Ahora estamos con la gira del décimo aniversario, que durará hasta septiembre y luego a partir de otoño sí que empezaremos a ir desgranando el próximo disco, que previsiblemente llegará a principios de año que viene.

-Desde esa evolución que ha experimentado el sonido y la propuesta de la banda a lo largo de estos años, ¿qué tal conviven los temas de los tres discos en el repertorio?

-La verdad que muy bien, porque lo que hemos hecho ha sido revisar todos los temas y hemos hecho remezclas de cada uno. También llevamos un formato nuevo de directo, hemos cambiado la formación, ahora llevamos dos baterías... Entonces las canciones suenan diferente a como los veníamos tocando, ya que hemos hecho arreglos especialmente para eso, para que todas tengan el mismo halo y que convivan bien en el repertorio. La verdad que estamos disfrutando mucho, sobre todo con los temas delprimer disco que hemos recuperado ahora para esta gira, porque también para nosotros al hacerles un lavado de cara nos gusta tocarlos otra vez y reencontrarnos con ellos.

-Si uno con los discos de estudio ya siente esa energía, imagino que el ritmo y la intensidad se multiplicará en directo.

-Sí, además esta gira está pensada para eso, ya que como es una gira de festivales decidimos prepararla así, con mucho baile. De hecho, también por eso llevamos dos baterías en los directos, para darle mucho ritmo.