Tres potencias para llegar lejos

El IONIQ5 ofrece versiones con 170, 217 y 305 CV, y promete hasta 481 km de autonomía

07.11.2021 | 00:16
La tecnología de batería a 800V permite recargas ultrarrápidas.

Hyundai dota al IONIQ5 de dos configuraciones motrices: una contempla un único bloque ubicado atrás que acciona las ruedas posteriores, y otra con un bloque en cada eje que procura tracción integral. Suministra al modelo dos baterías diferentes, una con 58 kWh y otra de 72,6. De la combinación de estas variables surgen tres versiones del modelo.

La más sencilla vincula el acumulador menor a un motor de 170 CV, obteniendo un poder para acelerar de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y una autonomía oficial de 384 km. La intermedia emplea la batería superior y un bloque eléctrico de 217 CV, composición que permite progresar hasta 100 km/h en 7,4 segundos y cubrir 481 km con una sola carga. La solución más solvente entrega 305 CV, brinca de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y garantiza 430 km de alcance. La velocidad punta está limitada en las tres variantes a 185 km/h.

La conducción de este moderno Hyundai eléctrico es sumamente sencilla. La disposición en los bajos del bloque de baterías garantiza un buen aplomo. No obstante, su manejo requiere habituarse a las inercias que genera un vehículo de casi dos toneladas y media, sobre todo cuando se va deprisa. Aunque no es un coche especialmente ágil o temperamental, permite acelerar y correr mucho; también frena eficazmente (ofrece tres grados de frenada regenerativa). Incorpora un programa con cuatro modos de conducción (Eco, Normal, Sport y Snow) que, básicamente, dosifican el ímpetu de la respuesta para garantizar el avance en distintas circunstancias. Otro detalle del coche al que hay que acostumbrarse es su amplio radio de giro al maniobrar.

El IONIQ5 emplea una tecnología de batería de 800 voltios, que permite un reabastecimiento ultrarrápido. Enchufada a uno de esos raros cargadores de 350 kW de corriente continua, es capaz de pasar del 10 al 80% de carga en solo 18 minutos. Con 5 de conexión se obtiene energía necesaria para cubrir 100 km. En un punto de 50 kW el repostaje comporta esperas de 43 a 56 minutos. Recargar en una toma trifásica requiere de 5 a 6 horas; en una monofásica estándar el tiempo de inmovilización aumenta hasta alcanzar 11 horas.

El IONIQ5 dispone de tecnología Vehicle to Load (V2L), que lo faculta para convertirse a su vez en fuente de abastecimiento de otros aparatos eléctricos, desde un ordenador a un patinete o una bicicleta, a través de la propia toma de recarga. Además, dispone en su interior de un enchufe de 220V.

División a pilas de Hyundai


IONIQ es la nueva división de vehículos a batería lanzada por Hyundai el año pasado. Adopta una nomenclatura que asigna números impares a las creaciones con connotaciones crossover como este primer IONIQ5, y pares a las que albergan alma de turismo. En 2022 se espera el IONIQ6, con envase sedán, y algo más tarde debutará un IONIQ7 con planta SUV.

noticias de deia