Pionero y beneficiario de la hibridación

Toyota, principal promotor de la electrificación, lleva vendidos más de 300.000 vehículos con impulsión mixta desde 2000 en el mercado español

12.09.2021 | 01:11
Nuevo Yaris Cross.

Los automóviles híbridos son hoy una realidad cotidiana. Fueron concebidos como una solución transitoria entre el adiós a los animados por motores de combustión y el hola a los plenamente eléctricos. Pero tras la decepcionante evolución tecnológica de estos modelos exclusivamente a batería parece que los de impulsión mixta han llegado para quedarse. Toyota, que apostó por ellos con tanta antelación como convicción, cosecha ahora los frutos de su visión de futuro. La marca global japonesa acumula más de 300.000 ejemplares híbridos vendidos en el mercado español desde 2000 (concretamente 306.101 hasta el pasado 1 de julio).

Y eso que los inicios no auguraban en modo alguno semejante éxito. De hecho, en el año que inauguró el siglo, Toyota únicamente logró matricular once unidades del Prius pionero. A la vista de aquel resultado, ni los más optimistas soñaron entonces rondar las cincuenta mil unidades híbridas dos decenios después. Los comienzos fueron torpes y lentos, como los pasos de un bebé. Pero la progresiva evolución de esta tecnología mestiza, que asocia un motor térmico y un bloque eléctrico para miigar consumo y emisiones contaminantes, ayudó a su difusión. Las ventas crecieron poco a poco. En 2008 explotó la demanda de modelos Toyota Electric Hybrid, duplicando holgadamente el registro precedente con 2.300 unidades, para luego acariciar las tres mil en 2009.

El otro punto de inflexión se rebasó a principios de la segunda década de este siglo, cuando la marca decide aplicar paulatinamente su solución híbrida a modelos convencionales, de línea más digerible. Aterrizan así interpretaciones de Auris y Yaris que tiran de las ventas, además del Prius+. Más determinante aún resultó la incorporación al RAV 4 de dicho sistema motriz mixto, ya que permitió a Toyota alcanzar en 2016 los 27.000 híbridos. Fue solo el principio del éxito: el ejercicio siguiente, ya con el innovador C-HR en activo, se sobrepasaron las 41.000 unidades.

El récord absoluto se registró en 2019, al conseguir 56.000 clientes de este método de propulsión termoeléctrico. El año pasado, pese al cierre temporal del mercado a causa de la pandemia, las matriculaciones de esta especialidad de Toyota ascendieron a 48.000 ejemplares. Este es el registro a superar en el ejercicio 2021, cuyos seis primeros meses han permitido a la marca entregar 28.450 híbridos.

El repertorio actual Toyota Electric Hybrid es considerablemente más variado. Se benefician del mismo Yaris, Yaris ECOVan, Corolla, Corolla Touring Sports, Corolla Sedan, Camry, Prius, Prius+, C-HR y RAV4.

noticias de deia